viernes 23 sep 2022
Pericia clave

La bala del arma de la policía Verdugo tenía ADN de Kevin

Sitio Andino tuvo acceso a la pericia que confirma que el material genético hallado en la bala del arma de Verdugo se corresponde con el ADN de Kevin González.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Cristian Pérez Barceló 21 de septiembre de 2022 - 13:04

Se complicó la situación de la mujer policía Nadia Verdugo al dar positivo el cotejo del material genético hallado en una bala con el ADN de la víctima fatal, Kevin González. El proyectil fue encontrado seis meses después del hecho, enterrado en la vereda donde murió el joven, y ya se había probado en otra pericia que pertenecía al arma de la efectivo policial.

Esta prueba de ADN puede cambiar sustancialmente el caso ya que agravaría la acusación contra Nadia porque ya no se trataría sólo de un abuso de arma de fuego, sino que eventualmente podría modificarse la carátula a homicidio agravado, con lo que la resolución de la causa dejaría de estar en manos de un juez técnico, y quedaría bajo el veredicto de un jurado popular.

Ciertamente, el hecho ocurrido en el barrio Güemes, en Malargüe, la madrugada del 12 de febrero último, dividió las aguas en la sociedad, ya que la policía Verdugo junto a su compañero Ariel Osorio, acudieron en el móvil 3032 a una serie de llamados desesperados de vecinos que daban cuenta de un enfrentamiento de dos bandas en inmediaciones de la plaza del lugar; algunos incluso hablaban de tiros.

"Yo le pegué el tiro"

Pero desde un primer momento, la misma policía Verdugo decía a viva voz al llegar a la comisaría: ‘yo fui, yo le pegué el tiro’...”, tal como su jefe, el Subcomisario Rubio, hizo que constara en el acta de procedimiento que figura a fojas 1 y 4 del expediente.

Ahora, lo sorprendente del caso, es que el proyectil no fue encontrado en la escena del crimen esa madrugada, porque el ayudante fiscal adujo que era imposible trabajar por el ambiente que había en los alrededores tras el asesinato de Kevin.

En efecto, la bala fue hallada seis meses después, enterrada en la vereda donde terminó muriendo González. La decisión de la fiscal Andrea Lorente, quien no había intervenido en el caso hasta mediados de este año por estar de licencia médica, fue clave para el esclarecimiento del caso.

Junto al comisario Rosales, de Policía Científica volvieron a la escena del crimen, tomaron una serie de medidas, y con un rastreador de metales que comenzó a sonar fuertemente en la vereda de la casa del amigo de Kevin, comenzaron a excavar y a unos cinco centímetros hallaron el proyectil que es noticia porque contenía sangre de Kevin.

Justamente, hasta ahora no se sabía qué bala había matado al joven, porque el proyectil atravesó su cuerpo, y recién ahora de entre todos los proyectiles periciados, este es el único que contenía material genético.

Hay un disparo en dirección a la posición de Kevin

Para la defensa, sin embargo, todavía hay un largo camino por recorrer, ya que su principal alegato en las audiencias ante el juez de garantías venía transitando por el hecho de que la grabación obtenida con una cámara de un móvil policial que fue de refuerzo a la situación que se anoticiaba por frecuencia esa noche, mostró a Verdugo realizando tres disparos hacia una zona donde no estaba Kevin.

Pero en Televisión Andina se realizó un informe especial que demostró que cuando Verdugo giró luego de realizar 3 disparos hacia la calle Olascoaga, que se evidenciaban por la deflagración del arma, también efectuó un disparo cuando apuntó hacia la vereda de calle Villanueva: las imágenes ampliadas por el informe televisivo, reflejaron también que ahí también efectuó un disparo.

Sin embargo, ahora el abanico de calificaciones del hecho es todavía amplio y aún más complicado es definir qué queda probado de todo ello: desde un culposo, a un homicidio agravado, pasando por un dolo eventual o preterintencional.

Para ello, será importante determinar dos cosas: la trayectoria del proyectil y, eventualmente, si rebotó o no en algún elemento extraño.

Por lo pronto, y tal como lo reza la Ley 8008, la fiscal Lorente deberá analizar con sus superiores el eventual cambio de calificación de la causa, y si eso sucede, determinar las condiciones de prisión preventiva de Verdugo, que hasta el momento se encuentran morigeradas en la modalidad de domiciliaria.

Te Puede Interesar