miércoles 23 nov 2022
turismo

Puente del Inca: más de $3.000 millones para recuperar un destino impactante

El Gobierno llamará a licitación para la refuncionalización integral de Puente del Inca, que incluirá el acceso peatonal hasta el atractivo. Buscan dotar de servicios.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Cecilia Zabala 6 de noviembre de 2022 - 11:57

El Gobierno invertirá más de $3.000 millones para revalorizar uno de los atractivos más impactantes que ofrece Mendoza: Puente del Inca. El objetivo de las obras y el reordenamiento del espacio es generar un polo turístico sustentable con gastronomía, visitas culturales, comercio y esparcimiento.

Se trata de una refuncionalización integral de este sitio que fue declarado Patrimonio Mundial por la Unesco. Esta obra está en carpeta desde hace unos años, luego de que se elaborara un diagnóstico de las necesidades que requieren los destinos turísticos de la alta montaña mendocina. Fue durante el gobierno de Alfredo Cornejo, con Gabriela Testa como presidenta del Ente Mendoza Turismo, que se estudiaron las necesidades y potencialidades de las villas de la alta montaña. A partir de esto se elaboraron propuestas de especialistas, que el gobernador Rodolfo Suarez decidió implementar.

A pesar de ubicación estratégica que tiene Puente del Inca y de la magnitud del destino, los servicios son casi nulos. De ello puede dar cuenta cualquier visitante que haya ido hasta cualquiera de las villas cordilleranas del Corredor Internacional Ruta 7 (como Las Cuevas, Aconcagua, Punta de Vacas, Polvaredas, Puente del Inca y Penitentes) y haya querido pasar la noche, o algo más simple, tomar un chocolate caliente. Las opciones son escasas, cuando las hay.

VILLAS CORDILLERANAS.png

Por eso, en la búsqueda de revitalizar estos destinos con atractivos naturales y culturales es que se propusieron diversas acciones. Se empezó con la expropiación del centro de esquí Penitentes bajo la premisa de que se busca que esté abierto todo el año, pero la licitación por una concesión a 50 años -que generó polémica- quedó desierta y hay una nueva en camino. Ahora el ministro de Infraestructura, Mario Isgró, anunció el llamado a licitación del proyecto integral de refuncionalización de Puente del Inca que, entre otras cosas, incluye el acceso peatonal al atractivo.

La obra tiene un presupuesto estimado de $3.028.302.631, que será financiado por la Provincia y el plazo estimado de ejecución es de un año. La apertura de sobres con las ofertas técnicas y económicas será el 16 de diciembre. La obra implicará la relocalización de los actuales habitantes, que se llevará cerca del 30% del presupuesto, para lo cual se construirán cerca de 30 viviendas.

La primera etapa incluirá el nuevo acceso vial y playa de estacionamiento, sistema peatonal de espacio públicos y construcción de nuevos locales comerciales. La segunda la construcción de un edificio gastronómico y la tercera el soterramiento eléctrico, un nuevo sistema de provisión de agua, construcción de sistema de tratamiento de efluentes cloacales, construcción de un puente nuevo hacia margen sur, la refuncionalización de los edificios ferroviarios actuales en casas temáticas, con fines culturales.

renders puente del inca.png

De acuerdo a los objetivos planteados para la obra, se encuentran "garantizar igualdad de oportunidades a los habitantes locales en términos de crecimiento económico fomentando la formalización de las fuentes de trabajo", "mejorar la calidad de vida de la Villa con un sistema vial seguro de acceso y egreso con infraestructura adecuado", "planificar el desarrollo urbano y arquitectónico de la Villa para garantizar un aumento de la cantidad de visitantes pregonando un turismo sostenible que integre a los habitantes locales en el tejido social" y "generar un sistema de accesibilidad universal e inclusivo a los espacios públicos resguardando el patrimonio cultural y natural del sector a intervenir".

“Es un trabajo muy importante que materializa lo que venimos haciendo desde la planificación del Ministerio. En esta obra hay una sinergia de varias disciplinas donde se vincula al urbanismo con la temática de vivienda, comercio, turismo, cultura y espacios públicos. De esta forma, habrá un nuevo orden urbano”, recalcó el ministro Isgro.

Por su parte, el Subsecretario de Obras Públicas, Jorge Simoni, remarcó que previamente hubo un arduo trabajo interdisciplinario que concluyó con el inicio del llamado a licitación. “Es una obra de gran impacto, no sólo por la inversión que significa para el Estado Provincial sino también por la multiplicidad de disciplinas que involucra su planificación. Contempla obras viales, ferroviarias, de saneamiento, redes, espacio público, patrimonio, comercio y vivienda. Todo esto en su conjunto permitirá poner en valor un sitio histórico, cultural y turístico de nivel internacional", enfatizó el funcionario.

En tanto, la ministra de Cultura y Turismo, Nora Vicario, resaltó que se está trabajando para llevar a cabo un desarrollo integral sin precedentes en Puente del Inca. “Queremos potenciar el lugar como un polo para las actividades turísticas y comerciales. Por un lado, se ordenarán y mejorarán sustancialmente las actividades y la calidad de vida de los habitantes pero además, se impulsarán servicios y nuevas experiencias en alta montaña. Es un nodo revitalizado para el desarrollo económico en Mendoza”, aseguró Vicario.

Valor cultural e histórico

Puente del Inca no es un destino más. Sino que es uno de los pocos considerados Patrimonio de la Humanidad de Argentina dentro del Qhapaq Ñan, como Parque Nacional Los Glaciares, en Santa Cruz; las Misiones Jesuíticas Guaraníes, en Misiones; el Parque Nacional Iguazú, en Misiones; la Cueva de las Manos, en Río Pinturas, Santa Cruz; Península Valdés, en Chubut; Parque Ischigualasto, San Juan; y Parque Talampaya, La Rioja; Parque Nacional Los Alerces, Chubut; Manzana y Estancias Jesuíticas, Córdoba; Quebrada de Humahuaca, Jujuy; Obra arquitectónica de Le Corbusier, en La Plata.

El Qhapaq Ñan fue declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO en 2014. Se trata del sistema vial andino que se extiende a lo largo de más de 30.000 kilómetros por seis países latinoamericanos y siete provincias argentinas, entre ellas Mendoza. Es el primer sitio trasnacional con esta declaración.

Mendoza está incluida en el sistema vial andino con Puente del Inca, el famoso paraje cordillerano ubicado sobre el cauce del río Las Cuevas, a metros del ingreso al Parque Provincial Aconcagua.

El Qhapaq Ñan fue la columna vertebral del poder político y económico del Tawantinsuyo, el Estado Inca y se constituyó como una red de caminos de alrededor de 30.000 kilómetros de largo que conectaba centros de producción administrativos y ceremoniales, cubriendo una extensa área geográfica, que va desde el centro oeste de Argentina y Chile hasta el sur occidente de Colombia.

A lo largo de la historia, esta red caminera que atraviesa la cordillera de los Andes fue utilizada para el traslado de pueblos, de ejércitos de más de 40.000 personas así como el tránsito de caravanas de llamas para el transporte de mercancías y materias primas. Su magnitud vinculaba las tierras bajas cálidas desiertas del Pacífico con las húmedas de la Amazonia, y con las zonas medias y el frío altiplano andino. Este sistema vial, que revela una gran tecnología de 2.000 años de historia, es una herencia concreta del patrimonio cultural inmaterial, el traslado de personas, el transporte de bienes y recursos; los conocimientos, las ideas y los dioses.

En Argentina, donde se conservan 119 kilómetros, atraviesa siete provincias. En esta región los incas construyeron entre 2.500 y 3.000 kilómetros de carreteras que cruzaban el altiplano, valles y desiertos para llegar al territorio chileno, a través de las montañas.

Te Puede Interesar