lunes 28 nov 2022
Opinión

"El pasante de moda": ¿modas que pasan?

Según le dice a su joven "patrona": «estoy aquí para aprender de tu mundo y para ayudar así que...»

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Eduardo Press 10 de julio de 2022 - 08:06

Esta historia, protagonizada porRobert De Niro, tiene como personaje principal a un hombre jubilado que empieza a sentir que algo le falta, en sus mismas palabras: “Al principio disfruté de esa situación, pero al final del día estaba solo. Viajé, hice cursos, créanme he intentado de todo. Visito a mi hijo y mis nietos, son mi familia, no me siento desdichado pero hay un vacío en mi vida, y necesito llenarlo pronto.”

Un día ve un cartel en la calle de una empresa que diseña y vende ropa por internet que buscaban pasantes mayores. Para presentarse había que hacer un video en youtube y enviarlo en un formato determinado. Esto ya presentó un primer obstáculo y todo lo tuvo que aprender desde cero. Para lograrlo, se asesoró con su nieto de 9 años quién le contó todos los trucos para descifrar las cuestiones técnicas cibernéticas.

Su puesto sería el de asistente personal de la joven fundadora directora del emprendimiento interpretado por Anne Hathaway, quién tenía ciertos prejuicios y creencias sobre las personas mayores, lo cual le generó un primer rechazo a la propuesta. Aunque sea ficción, esto también se percibe en las empresas modernas, en algunos casos llegamos a escuchar apodos muy despectivos: dinosaurios, cavernícolas, burócratas, etc.

El primer tiempo el protagonista parecía y se sentía como “sapo de otro pozo” en un mundo “moderno” con un par de cientos de jóvenes cada uno en su laptop y manejando un lenguaje al que no estaba acostumbrado. Así y todo entra con una gran empatía, y al ver que las cosas no iban a funcionar en ese camino, toma la decisión de solo escuchar y ofrecer su apoyo con el trabajo, o con algunas palabras de sabiduría. Según le dice a su joven “patrona”: «estoy aquí para aprender de tu mundo y para ayudar así que…»

Los adultos mayores en las empresas

A lo largo de estos años publicamos diversas notas en las que destacamos los beneficios para las empresas de contar con el talento de los adultos mayores. Si bien un “veterano” puede conocer la empresa de punta a punta, puede quedar desfasado de las diferencias entre lo que alguna vez fue y dar paso a lo que viene y será.

Esto lo podemos ver en Robert De Niro cuando nota que nadie de la oficina lleva traje, algo que en su época casi ni se veía.

Los adultos mayores no solo deben ser reconocidos en sus talentos sino que también tienen que comprometerse para mantenerse al día y ser verdaderamente útiles a sus organizaciones.

Entonces, ¿cuáles son las responsabilidades del adulto mayor en las empresas?

El personaje de la película, además de mostrar gran entusiasmo, se dispuso a “aggiornarse”. para estar a tono en una empresa de jóvenes que funciona básicamente con computadoras y conexión wifi con todos los accesorios tecnológicos necesarios: laptops, celulares, cada vez más equipados y con nuevas funciones.

Recomendaciones

Encontrar motivos para hacer su trabajo es la mejor motivación, hacer de su trabajo algo que sienta que vale la pena. Para eso recomendamos estar abiertos a nuevos aprendizajes y a la exploración de las herramientas necesarias para poder seguirle el paso a la tecnología y las nuevas ideas.

Una actitud de escucha es fundamental, si bien la experiencia puede ser enorme debe complementarse con una estrategia innovadora y flexible, ya que el mundo avanza con gran rapidez.

De todos modos, como comentamos normalmente, es preciso que haya una empresa capaz y dispuesta a que el aporte transgeneracional sea posible. Para esto es importante que la estructura víncular y sus valores apunten a la inclusión y a la gestión de talentos, pudiendo aprovechar al máximo los conocimientos de cada colaborador independientemente de su edad.

Prepararse, capacitarse, mejorarse, innovarse no es una moda que pasa, es una actitud para aquellos que aspiran a un crecimiento en su empresa, cualquiera sea la edad

Amigo lector: Tenga la edad que tenga, ¿está siendo el “Robert de Niro” de su empresa?

*En colaboración con la Lic. Sofía Florín, especialistas en Psicología Organizacional, Emprendedores y Empresas Familiares.

Te Puede Interesar