martes 22 nov 2022
Análisis

Distribución de la riqueza, los números que explican el conflicto político

La distribución de la riqueza que genera la economía explica la situación de la economía diaria pero también los conflictos políticos del oficialismo.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Marcelo López Álvarez 8 de noviembre de 2022 - 09:00

Los patrones de distribución de la riqueza que produce nuestra economía siguen empeorando, lo que es (quizás) la más fuerte contradicción que tiene este gobierno.

La discusión acerca del bono de fin de año o de aumento de suma fija para los trabajadores registrados es una muestra de ello y de las tensiones que se generan en un Ejecutivo cuya promesa central fue la recuperación del salario y del poder adquisitivo.

Aquella famosa frase “Entre los bancos y los jubilados siempre voy a elegir a los jubilados” resuena permanentemente. Los jubilados como máxima expresión de quienes habían perdido fuertemente la capacidad adquisitiva de sus salarios, eran la simbolización de los trabajadores y de la sociedad y a casi tres años de aquella definición la situación general no cambió. La excusa de la pandemia queda chica ante una economía que se recupera en los números macro pero no logra revertir la concentración sino que más bien se estancó y hasta en algunos casos se profundizó.

Bien lo resume el último informe del CEPA en base a los datos del INDEC; “El panorama actual muestra una fuerte recuperación del empleo, pero a la par, un magro desempeño en materia salarial, sin recuperación de los puntos de poder adquisitivo perdidos. Al mismo tiempo, los balances de las principales empresas de nuestro país dan cuenta de fuertes incrementos de rentabilidad operativa. Este proceso sugiere una transferencia de ingresos de los primeros a los segundos”.

El informe destaca que “los datos recientemente publicados dan cuenta de una fuerte caída de participación de las y los asalariados en el ingreso entre el primer semestre 2016 y el primer semestre de 2022. La caída asciende a 6,9 puntos porcentuales. El análisis, de todas formas, da cuenta de que la mayor parte de ese retroceso se evidencia entre el primer semestre de 2016 y el primer semestre de 2019, donde el guarismo retrocede en 4,8 puntos, es decir, el 70% del retroceso total. El resto (2,1 puntos) se reducen entre 2019 y 2022.

Si se comparan los valores de los segundos trimestres, los datos dan cuenta de un proceso similar: -4,5 entre el segundo trimestre de 2016 y el segundo trimestre de 2019; y -2,2 entre este último y el segundo trimestre de 2022”.

La cuenta final da que la participación de los trabajadores en el Valor Agregado Bruto ha caído al 41.7% en el segundo trimestre del 2022 de los 52 puntos que rondaba en el primer trimestre de 2016 o que ratifica que este gobierno no pudo revertir la tendencia iniciada en la gestión anterior.

Si se excluye el sector público, que es la cuenta más correcta ya que el sector público no acumula capital la participación de los asalariados es aún más desigual ya que desciende de los 45 puntos del primer trimestre del 2016 a apenas 33% en el segundo semestre de 2022.

image.png
El grafico muestra el deterioro en la distribución de la riqueza que produce nuestra economía

El grafico muestra el deterioro en la distribución de la riqueza que produce nuestra economía

El informe del Centro de Economía Política Argentina con los números oficiales del INDEC destaca que “En lo referido a la participación del capital en el ingreso – que se denomina Excedente de Explotación Bruto-, se observa que, entre el primer semestre 2016 y el primer semestre de 2022, la participación se incrementó en 5,3 puntos porcentuales. A la inversa del caso anterior, en la subetapa que corre desde el primer semestre de 2019 al primer semestre de 2022 es donde se produce el mayor incremento: 3,5 p.p. (65%).El resto (1,8 puntos) corresponde al período primer semestre de 2016 y el primer semestre de 2019”.

Los números finales muestran que de un 35 por ciento en el primer trimestre del 2016 saltó casi 15 puntos, a una participación del 49.2% en el segundo trimestre de este año.

Si se realiza el mismo procedimiento anterior de retirar el sector público la apropiación de renta salta de 42 puntos a principios de 2016 a 56.6 % al segundo trimestre del 22.

image.png

El informe también cuantifica una realidad cotidiana el incremento de la economía familiar y cuentapropista que excluido el sector público aumentó su participación en 1.8 puntos porcentuales en el mismo periodo, lo que ratifica la explosión de ese sector y la degradación de las condiciones laborales y de sustento de una enorme parte de la sociedad.

Cuando se analizan estos números que por lo general no se publican masivamente y mucho menos entran en la agenda de los grandes medios no solo se entiende rápidamente la situación de la micro economía sino que también dan sustento a los conflictos políticos del oficialismo.

Te Puede Interesar