CONFLICTO

San Martín: 88 familias, 8 hectáreas y el drama por conseguir un pedazo de tierra

Esto sucede en el distrito de Chapanay. Allí una unión vecinal y un particular se debaten la titularidad de un predio donde ya hay varias personas que habitan en él.

Por Carolina Pavón carolina_pavon@sitioandino_com_ar

La pelea por porciones de tierra es una antigua lucha que comenzó hace varios siglos atrás y continúa hasta la actualidad. Hoy en día este drama lo están viviendo unas 88 familias del distrito de Chapanay, San Martín, que como los primeros pueblos de la historia, tuvieron que hacer guardia toda la noche para que no les quitaran su pedazo de tierra.

En la jornada de ayer, un oficial de la Justicia llegó a la localidad de Chapanay con una orden para desalojar a unas familias que estaban instaladas en un predio, aparentemente privado, que se ubica en la periferia del centro de ese distrito del Este.

Al llegar esta persona al lugar, observó que en vez de tres o cuatro casas, como indicaba la denuncia que dio origen a esta orden de desalojo, había unas 18 viviendas construidas “como corresponde”, es decir de material.

“Estas tierras se las donó a la unión vecinal el último heredero de Blass Bonano (el dueño de todo el terreno donde actualmente está Chapanay), llamado Luis Bonano, para que en esas hectáreas se construyeran casas”, manifestó a SITIO ANDINO, Juana Valdez, presidenta de la comisión vecinal que lleva el nombre del terrateniente benefactor.

Según Valdez, la orden judicial de desalojo los tomó por sorpresa ya que el predio “pertenece a la Unión Vecinal Bonano”. Por esto mismo, los habitantes del lugar estuvieron vigilando toda la noche, debido a que el oficial les había dicho que a última hora iban a proceder.

   
Anoche quemaron gomas para impedir el acceso ante un posible desalojo.

“Hace unos cuatro años Luis Bonano firmó en la municipalidad de San Martín unos papeles donde dejaba constancia de la donación de tierras a esta unión vecinal”, señaló la mujer.

Es por esto que en los siguientes años las familias de la zona que no tenían una casa, comenzaron a trazar sus lotes y a construir en las 8 hectáreas y medias donadas.

   
Una vecina que vive en el predio mostrando la boleta de la luz.

Sin embargo, estas personas, más el resto que tiene un lugar allí pero aún no han levantado sus casas (en total son unas 88 familias) vieron en peligro sus planes habitacionales ante el posible desalojo.

De acuerdo a la información que maneja Valdez, la orden judicial viene de una denuncia hecha por un hombre de apellido Rodríguez (no se publicará el nombre completo), quien ha estado vendiendo las tierras por “detrás de la unión vecinal porque se considera dueño de ellas”.

“Yo le estaba pagando tres lotes que me salían en total unos $4.200. A Rodríguez le entregaba $400 por mes y él me daba los recibos de los pagos, pero ahora con todo esto, no sé que va a pasar, si no son de él las tierras me tendrá que devolver la plata”, contó a este medio, Ángel Calderón, un hombre de 56 años que trabaja como contratista y que con $800 al mes tiene que mantener a sus cuatro hijos y a su esposa.

   
Ángel Calderón, uno de los afectados por la compra de lotes.

Se estima que como Calderón, hay más de 20 familias en la misma situación que son de Guaymallén , Las Heras, Godoy Cruz y del mismo distrito de Chapanay, que le han comprado a esta persona un lote. “Este hombre está estafando a la gente”, denunciaron desde la comisión.

Esta mañana, Valdez junto al resto de la unión vecinal se presentaron ante la Primera Cámara del Crimen de San Martín para dejar inactiva la orden de desalojo y presentar todos los papeles que indican que esas tierras pertenecen a la comisión.

Acompañando a los vecinos, iba la viuda de Luis Bonano, quien falleció hace unos pocos meses, para confirmar el testimonio que estos iban a brindarle a la Justicia.

Ante la consulta de por qué había progresado una denuncia sobre usurpación hecha por un hombre que no es el dueño de los terrenos, según Valdez, los representantes de la Justicia le pidieron disculpas ya que ellos “no sabían de todo esto”.

La presidenta de la unión vecinal informó a SITIO ANDINO, que Rodríguez también fue citado para concurrir a la Cámara del Crimen, pero esto no fue.

El próximo lunes, la comisión de vecinos debe presentar ante el juez la documentación propia de la unión vecinal y el expediente municipal donde Bonano hace efectiva la donación.

Una vez que las “cosas queden en claro”, la unión vecinal está pensando en denunciar a Rodríguez, ya que hay varias personas “estafadas por este hombre”.

Pedido de ayuda

Las familias que actualmente están en el predio en conflicto quieren acceder a los servicio necesarios para vivir y “como en todo barrio” pagar por ellos.

“Llevo horas sentada en la municipalidad para que me atiendan, pero no pasa nada, hay días en que me he cansado y me he ido”, comentó Valdez.

Lo más urgente que pide esta gente es la luz y el agua, tampoco tienen gas, y además piden a las autoridades municipales “apoyo para que este terreno salga a flote”.

Te Puede Interesar