crimen de ezequiel salas

Pidieron prisión perpetua para el Gato Araya por un crimen en el Barrio La Gloria

El requerimiento recayó también sobre el Hueso Morales, supuesto autor material del crimen. La defensa solicitó la absolución. El miércoles que viene, la sentencia.

Por Pablo Segura

La suerte del Gato Araya parece estar echada. Luego de varios días de debate y de un sinfín de pedidos de ambas partes, esta tarde se escucharon los alegatos, donde la fiscalía de Cámara pidió para el sospechoso la pena de prisión perpetua.

La máxima pena que establece el Código Penal también recayó sobre el otro imputado que tiene la causa, Héctor “El Hueso” Morales, supuesto autor material del crimen de Ezequiel Salas (Araya sería el autor intelectual).

Para la Fiscalía de Cámara, representada por Javier Pascua y la fiscal especial Claudia Ríos, los sospechosos son autores del delito de homicidio agravado por la premeditación de dos o más personas, en concurso real con tentativa de homicidio agravado por el uso de arma de fuego (por Leonardo Cornejo, joven que fue baleado en el mismo hecho).

Por su parte, la defensa de los imputados, a cargo de Alejandro Acosta, pidió la absolución de ambos, al entender que no están claras las actuaciones de ambos en el crimen.

En un alegato que duró casi dos horas, tanto Pascua como Ríos hicieron hincapié en las escuchas telefónicas que se ventilaron en el debate, como así también defendieron la tarea de los policías que participaron de la instrucción.

Estos uniformados fueron el blanco de algunas objeciones por parte de la defensa, que también planteó que las escuchas no estaban bien realizadas.

Además, los abogados del Gato Araya cuestionaron a las autoridades del Ministerio de Seguridad, lo que ocasionó que la fiscalía de Cámara utilizara en más de una ocasión el derecho a réplica para destacar el “buen accionar de los uniformados”, según exclamó Pascua.

Falso testimonio y pedido de investigación

Durante la jornada, el Ministerio Público también solicitó tres compulsas por falso testimonio para testigos que comparecieron en el debate.

Estos fueron para la madre de Morales, quien se presentó espontáneamente en el juicio y aseguró que su hijo no era el auto; Rodrigo Moyano, un amigo del Gayo Araya; y para el policía de Inteligencia Criminal Franco Cartofield, quien en las escuchas apareció hablando con Araya y dando información para acceder a un expediente dentro de una Unidad Fiscal.

Pero además, tanto Pascua como Ríos pidieron que se investigue al Gato Araya como líder una supuesta asociación ilícita, que es cuando una banda de tres o más personas se dedican a cometer delitos.

El tribunal de la Quinta Cámara del Crimen, presidido por Gonzalo Guiñazú, pasó a un cuarto intermedio hasta el próximo miércoles, día en el que dará a conocer la sentencia.  

Te Puede Interesar