Reconocimiento

Eleonora Cassano fue distinguida como Huésped de Honor

La prestigiosa bailarina recibió la distinción en la legislatura provincial, luego de su visita con motivo de seleccionar bailarines locales.

Por Sección Cultura

Eleonora Cassano pasó por la provincia donde recibió,en la legislatura provincial y por iniciativa del senador Gustavo Cairo, la distinción de Huésped de Honor por su trayectoria en la danza y su pronta despedida de los escenarios.

 “Llevo 40 años vinculada a la danza y estoy a punto de hacer el cierre de mi etapa de bailarina clásica, este es mi momento y hay que saber decir hasta cuándo llegar” remarcó Eleonora, con respecto a su retiro definitivo, ya que se encuentra realizando su gira despedida y preparando su función final  para el 22 de diciembre en el Obelisco de la Ciudad de Buenos Aires, con entrada libre y gratuita.

La visita de la distinguida bailarina no solo tuvo como objeto recibir el mencionado reconocimiento, sino que uno de los motivos principales fue la selección de bailarines para formar parte del Ballet Cascanueces, con quien prepara su función final para diciembre.

Cassano señaló que viene realizando selecciones en distintas provincias, en el caso de Mendoza las afortunadas fueron dos jóvenes, de 12 y 15 años de las cuales no trascendió su identidad, pero si su nivel de excelencia, ya que fueron seleccionadas entre más de 40 aspirantes en la audición abierta del estudio de Marta Lértora para formar parte del prestigioso ballet.

Cassano, que ha sido distinguida en el mundo de la danza a nivel nacional e internacional, sostuvo “este tipo de reconocimiento me hace sentir muy halagada, son muchos los años de esfuerzo, para mi es recoger lo que fui sembrando, que me tomen como ejemplo para mi es una responsabilidad muy grande, es un inmenso placer, estoy recogiendo mucha gratitud, estas menciones son un regalo, me siento inmensamente honrada”.

Además, la artista aconsejo a las generaciones venideras, “hay que dedicarle mucha pasión, mucho amor a la danza, es importante ser conscientes de que todo lo que se ve en el escenario es lo que ustedes viven, la perfección no es solo técnica, tienen que saber transmitir algo, el que los ve tiene que sentir algo con su danza”, y agregó “hoy me paro en el escenario y solo pienso en disfrutar”.

A su vez, se mostro preocupada por el creciente fenómeno de bulimia y anorexia en el ambiente y llamo a tener cuidado con la obsesión por el cuerpo perfecto y la delgadez, ello no es lo más importante, sino alimentarse bien teniendo de esta forma la fuerza necesaria para la preparación física y la exigencia de la danza.

Por último, la bailarina llegó a emocionarse hasta las lágrimas agradeciendo la distinción y a su familia por el amor y la compañía durante tantos años.

Te Puede Interesar