Para coleccionar

"Arte en tus manos", afiches de arte contemporáneo argentino

Con la idea de fomentar el encuentro de artistas argentinos con el público masivo, se lanzó una línea de pósters con imágenes de obras de Dino Bruzzone, Martín Di Girolamo, Karina El Azem, León Ferrari y Estanislao Florido.

Por Sección Cultura
La emblemática pieza de Roberto Jacoby, con la cara del Che Guevara y la leyenda "Un guerrillero no muere para que se lo cuelgue en la pared", o "El pago de la deuda externa argentina a Andy Warhol con maíz, el oro latinoamericano" y la visión de Marta Minujin y el padre del pop art sentados sobre cientos de choclos son algunos de las imágenes.



Se trata de una iniciativa dirigida por Soledad Stagnaro y curada por Ana Martínez Quijano, bajo el título Proyecto Polemos Ars, que resultó ganador de la cuarta edición del Programa de Apoyo a la competitividad PYME (de la Subsecretaría de Desarrollo Económico) en la categoría Innovación.



"El objetivo del emprendimiento es propiciar el encuentro de nuestros artistas con el público masivo, apelando al poder multiplicador que brinda la reproducción gráfica”, en palabras de Stagnaro sobre los afiches que miden 50 x 70 centímetros, impresos en papel ilustración, que se consiguen en la Tienda del Malba (Figueroa Alcorta 3415).



Para enmarcar y colgar, para pegar con cinta adhesiva en el cuarto, con chinches, o sobre la plancha de corchos, el póster, objeto fetiche si los hay, pone al alcance de quien lo adquiere, obras de arte que en el caso de los originales, resultan costosas e inaccesibles para la mayoría del público.



"La idea es democratizar la obra de estos artistas contemporáneos, que la gente los conozca -a los que aun no-, que los pueda llevar, que no sea algo inaccesible como es el arte, donde los originales son inaccesibles. Como para que una persona que pasa y dice `que lindo`, se lo puede llevar sin pensarlo dos veces”, cuenta a Télam Ana Martínez Quijano.



La editorial Polemos -especializada en publicaciones científicas y médicas- ya concretó la producción de mil afiches con las obras de los primeros 16 artistas participantes donde también se encuentran Edgardo Giménez, Carlos Herrera, Marcos López, Leopoldo Maler, Jorge Miño, Mondongo, Hernán Salvo, Rosana Schoijett y Diego Vergara.



Decenas de papelitos caen y banderas celestes y blancas se agitan en la obra “Argentina 78” de Dino Bruzzone, mientras que “La civilización occidental y cristiana” la emblemática pieza de 1966 de León Ferrari, muestra la escultura de Cristo Crucificado sobre un avión bombardero estadounidense, que cobra un nuevo significado cada vez.



Resulta hipnotizante el laberinto de Edgardo Giménez, realizado en verde y entre árboles que asoman a cada rincón, o la cantina italiana “Il Piccollo Vapore” con la lente inconfundible de Marcos López donde no faltan los fideos con tuco, el bandoneón y un personaje igualito a Carlos Gardel o la máquina de escribir en llamas, de Leopoldo Maler.



Impacta, como siempre, la obra del colectivo de artistas Mondongo, una calavera en plastilina de colores, y resulta surrealista el bosque de Diego Vergara, con una fruta inmensa sobre la que caen los lánguidos árboles.



Las obras seleccionadas ganarán visibilidad ante un público amplio y diverso: niños, adolescentes y adultos de todos los sectores sociales. Un público que, sin pensarlo demasiado, descubrirá la posibilidad de llevar a su casa esa imagen que lo cautiva”.



Fuente: Télam

Te Puede Interesar