AUTOS

Ford mejorar la seguridad y la ecología

La marca del óvalo refleja el desarrollo en su sistema de limitador de velocidad y en el dispositivo auto start-stop, no sólo para resguardar a los ocupantes sino también para preservar el medio ambiente.

Ford por medio de sus mecanismos como el limitador de velocidad y el auto start-stop sigue en la búsqueda de mejorar la seguridad y el cuidado de la ecología.

En lo que respecta al limitador de velocidad, la firma del óvalo ha comenzado a incorporar este dispositivo en la mayoría de los productos que se comercializan en el viejo continente.

Por medio de un botón, el conductor selecciona la velocidad deseada (entre 15 km/h y 170 km/h), y de esta manera se evitan las multas por exceso como así también las miradas constantes al velocímetro. Si el automóvil aumenta su ligereza debido a una bajada, el mecanismo acciona una alerta visual y sonora. Además, si se debe sobrepasar a otro vehículo el dispositivo se desconecta momentáneamente pisando el acelerador.

En el mercado local, uno de los modelos que emplean este sistema es el Ford Mondeo Titanium EcoBoost con el motor 2.0 litros de 240 caballos de potencia.

Por otro lado, Ford expone otro de sus mecanismos denominado auto start-stop. El mismo consiste en apagar el motor evitando el consumo de combustible y la generación de emisiones cuando se arriba a una señal de detención. Cuando el semáforo de luz verde, el conductor retira su pie del freno y el propulsor se enciende nuevamente para continuar con la marcha.

Esta característica (equipada en los vehículos híbridos), ahora se extiende a los modelos con motores de combustión como el Ford Fusion 2013 presentado en el pasado salón de Detroit.

Gracias a estas tecnologías, Ford sigue apostando por la seguridad y el cuidado de la ecología.

Te Puede Interesar