Pocho Sosa habló sobre su inédita y valiosa experiencia en el Festival de Cosquín

Por Walter Gazzo

Pocho Sosa es uno de los artistas mendocinos más reconocidos a nivel nacional e internacional. Parte fundamental de la Cuyanía, Pocho tuvo un desempeño excepcional en la 62ª edición del Festival Nacional de Folclore de Cosquín ya que fue uno de los jurados en música en el Pre Cosquín, el certamen que cumplió 50 ediciones y que este año rompió su propio récord en cantidad de sedes, participantes y días de realización.

El Pre Cosquín tiene un largo camino que comienza en las sedes de sus propias o cercanas ciudades y pueblos para finalmente estar en el festival con más historia de la música argentina. Este año, los jurados en música fueron Charo Bogarín, Hugo Casas y Pocho Sosa.

Debido a esto, el cantor contó su experiencia en El Buen Salvaje, programa que se emite de lunes a viernes, desde las 20, por Radio Andina.

"Estar ahí, escuchando y evaluando a los nuevo del folclore argentino fue una gran experiencia. Pero estoy muy enojado con los mendocinos porque no se presentaron, sólo un ballet de Junín. No hay nada que los motive" destacó Pocho en parte de la charla.

Más adelante, dijo: "Siempre digo que el folclore cuyano está muy vapuleado. En varios lugares nos han dicho 'no canten tonadas porque nos tiran el festival abajo' y eso es algo inadmisible".

Este año, sin ir más lejos, el folclore cuyano estuvo casi afuera del Festival de Cosquín. Solo Los Hermanos Videla, de San Juan, pisaron el escenario mayor. Esta situación es reiterada porque pasan los años y los representantes de Cuyo en el mayor festival folclórico del país son muy pocos, desnudando una realidad que afecta a este sector del la cultura.

"Tenemos voces magníficas, autores muy interpretados en otras provincias... Falta esa gente que tiene derecho a ser escuchada en vivo y no sé por qué no la llaman. Y me da bronca..." agregó Sosa.

Acá está la charla completa con el artista mendocino:

Te Puede Interesar