Los imprescindibles de Mendoza: hoy, Santiago Bertiz

Por Walter Gazzo

"Hay hombres y mujeres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles" (Bertolt Brecht).

Santiago Dionisio Bertiz nació el 8 de abril de 1919, hijo de Santiago Bertiz y Mercedes Mesa. Su infancia fue en la zona de Benegas, Godoy Cruz, y su escuela primaria fue la Bombal, ubicada en Ciudad. Sus hermanos fueron Toto y Beba.

Folclorista cuyano de pura cepa, Bertiz desarrolló una exitosa y trascendente trayectoria que lo convirtió en una leyenda de la música popular argentina.

Bertiz comenzó a tocar la guitarra a los diez años. Enseguida mostró talento y entre los 18 y los 20 ya se lo podía escuchar en Radio Aconcagua (actual Radio Nacional) donde acompañó a grandes cantores de Buenos Aires que venían a actuar a la provincia, gente de la talla de Edmundo Rivero y Argentino Ledesma.

Heredó de sus padres el amor por los acordes de la guitarra, y a los 25 años se convirtió en uno de los integrantes de la primera formación de Los Trovadores de Cuyo, acompañado por su compadre Hilario Cuadros.

Bertiz y su guitarra acompañando a Antonio Tormo. 

Se fue a vivir a Buenos Aires porque luego de Los Trovadores de Cuyo se transformó en guitarrista de Antonio Tormo. "Estuve 10 años trabajando con Tormo. Hacíamos muchas giras, recorrimos todo el país. Después me volví porque ya estaba cansado de tantas giras y, además, mi señora se quería venir a Mendoza", contó el guitarrista cuyano en una entrevista.

También tocó junto a grandes baluartes de la música como Tito Francia y Félix Dardo Palorma, entre otros. Fue fundador del "Conjunto de las 5 guitarras" y de "Cantares de la Cañadita".

Amante de la música y de los silencios, de las reuniones entre amigos y las guitarreadas en su casa, cada uno de sus cumpleaños fue un motivo de celebración entre sus pares, amigos y familiares.

De grande supo cosechar otro reconocimiento, el de ser un respetado luthier, dándoles forma y vida a guitarras, guitarrones y requintos. Con esos instrumentos, luego otros músicos eran los que creaban melodías para el recuerdo, como aquellas que supo tocar él, deleitando a expertos y aficionados de la música tradicional de Cuyo.

Su virtuosa pasión lo hizo merecedor de importantes reconocimientos. En 1997, la Legislatura Provincial le entregó la Distinción Sanmartiniana, y en 2001 fue declarado Ciudadano Ilustre por la Municipalidad de Guaymallén. Además, el Congreso de la Nación le otorgó la máxima distinción del cuerpo "Mención de Honor Senador Domingo Faustino Sarmiento". Ese día actuaron Juanjo Domínguez, Los Cantores de Quilla Huasi, Lisandro Bertín, Montuelle Dúo, Bostion Trío, Enrique Espinosa, Las Voces Blancas, Luis Salinas, Mónica Abraham, Cacace-Aliaga, Jorge Marziali, Los Andariegos, Carmen Guzmán, Jorge Viñas, Víctor Heredia y el Coro del Banco Provincia, dirigido por el maestro Damián Sánchez.

También fue nombrado Académico de Honor por la Academia del Folclore de Cuyo y fue distinguido por la Academia Nacional de Folclore.

De la unión de la pareja formada por Santiago y Zulema Zapata nacieron Coco, Titi, Laura, Luli, Pepete y Chichi; sus nietos son Nora, Rubén, Omar, Sandra, Fabio, Carla, Claudia y Alejandra; y tiene 27 bisnietos.

Santiago Bértiz falleció en la mañana del miércoles 28 de octubre de 2015, a los 96 años.

La Municipalidad de Guaymallén designó con su nombre al Espacio Verde construido en el Barrio Solares de Urquiza II, de Guaymallén.

Fuente: Lamelesca.com.ar 

Te Puede Interesar