Lo dieron por muerto de coronavirus pero "milagrosamente" volvió a la vida

Por Sección Nacionales

Muchas personas que atraviesan el Covid-19 aseguran sentir un miedo extremo y desesperación por ver a otras personas que fallecen a su lado por falta de aire y paros cardiorrespiratorios al no funcionar sus órganos a causa de las consecuencias la enfermedad. La incertidumbre de no saber si se podrá sobrevivir al coronavirus es muchas veces tan letal como la propia enfermedad, por lo que gran cantidad de personas mueren.

Esto le pasó a Norberto Di Natale, un hombre de 64 años que vive en la localidad de Pergamino y que, según aseguró, estuvo muerto unos minutos, y luego revivió milagrosamente y gracias de las acciones de reanimación de los médicos.

Norberto se contagió en octubre de 2020, al parecer en su taller mecánico. Rápidamente el Covid-19 le provocó una neumonía bilateral y fue internado por 35 días en una clínica local y luego permaneció con internación hospitalaria durante dos meses.

"Yo me cuidé con barbijo y todas las medidas, pero me contagié igual y estoy seguro que fue acá en mi taller, no iba a otro lado", relató Norberto en aRadio2 de Rosario.

Primero estuvo internado en una sala común, luego mejoró bastante y los médicos decidieron darle el alta. Sin embargo, Norberto sufrió a los pocos días una "fiebre tremenda", por lo que lo tuvieron que volver a internar y le pasaron plasma.

"Un viernes me pasaron plasma, a mí y a mi compañera de habitación pero ella murió a las pocas horas. Al día siguiente, me inyectaron plasma de nuevo y a otra compañera más pero a la hora también falleció. Fallecieron dos personas al lado mío. Yo solo pensaba que me podía tocar a mi", explicó.

Ese tratamiento a Norberto no le dio el efecto esperado. Por lo que en un momento los médicos decidieron ponerlo en coma faracológico para intubarlo y hacer que el oxígeno en la sangre vuelva a sus valores normales, hasta que sus pulmones sanen de las heridas provocadas por el coronavirus.

Desde ese instante, Norberto contó que no recuerda más nada sobre lo ocurrido, salvo por una cuestión: "Vi la luz al final del túnel. Yo a eso lo escuchaba en la televisión o en otras personas y dudaba, pero yo lo viví y realmente es así. Es impactante", manifestó.

Ya recuperado, casi de milagro, volvió a su casa tras recibir el alta definitiva. Norberto le había ganado la batalla a la poderosa y letal Covid-19.

A pesar de eso, las secuelas y consecuencias no tardaron en llegar. Cuando él volvió a su casa, había bajado 20 kilos. "Yo pesaba 82 y luego de estar internado pesaba 60, no tenía movilidad", dijo.

Según contaron, Norberto fue el primer paciente de Pergamino que fue intubado por coronavirus. "Sólo Dios puede saber por qué me salvé. Va más allá de un milagro, no tengo explicación", sostuvo.

El cansancio y la debilidad que le causó esta enfermedad fue terrible: "Mi pulmones andan un 60% y tengo que estar con una pastilla en la boca para no toser, no puedo hacer trabajos pesados porque no me da el cuerpo. Llego y me acuesto a dormir hasta que esté la cena hecha", concluyó.

"Yo veo a gente que piensa que este virus no existe y me parece una barbaridad. Si no nos cuidamos en sociedad vamos a estar en un serio problema". "Depende de nosotros", destacó.



Te Puede Interesar