Los imprescindibles de Mendoza: hoy, Mariano Cacace

Por Walter Gazzo

Hay hombres y mujeres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles" (Bertolt Brecht).

El imprescindible de hoy es... Mariano Cacace.

El 19 de agosto de 1943 nace en San Rafael, Mariano Ernesto Cacace, cantor, guitarrista, compositor y autor. Uno de los integrantes fundadores del dúo Cacace-Aliaga, junto a su cuñado Eduardo Aliaga.

Desde su tierra y merced a una dilatada trayectoria, llevó la música de Cuyo a Buenos Aires, en programas radiales, televisivos y a los principales festivales folclóricos argentinos; consiguiendo el reconocimiento de todo el país.

Su destino estaba marcado a convertirse en un emblema del canto y el folclore de nuestra región, el que difundió de una manera incesante durante toda su vida, con una extensa trayectoria hasta convertirse en representante del canto cuyano con gran reconocimiento en todo el país.

Abrazó distintas artes como la pintura, el dibujo, las danzas folclóricas, y hasta trabajó en un circo haciendo malabarismo. A los 6 años comenzó a tocar la guitarra luego de recibirla como regalo de reyes por sus padres: Ana Elvira y Simeón Eladio. Él de oficio tomero, guitarrero y cantor, fue quien le enseñó los primeros acordes.

A los 13 años integró el conjunto "Los cantores de Pampa y Cielo" con los Hermanos Alcaya, con quienes recorrieron toda la provincia como así también Rosario y Capital Federal donde fueron apadrinados por el productor Cholo Aguirre. Gracias a ese contacto realizaron algunas grabaciones para el sello Odeón.

Mariano se destacaba en el grupo por su simpatía y su talento siendo además un buen zapateador de malambo, donde se lucía con un juego de punta y taco con los palillos del bombo, provocando siempre efusivos aplausos de la gente.

Uno de sus principales referentes e influyentes en su carrera artística fue Pedro Cladera, más conocido como Chacho Santa Cruz con quién compartió imborrables momentos, sintiendo una profunda admiración por su maestro al que seguía y solía acompañar en algunas peñas de las noches sanrafaelinas. Mariano siempre defendió la gran obra de Chacho y luego con los años, con el dúo fueron los encargados de tomar la posta de este cultor.

Luego de la desvinculación de Mariano de Los Cantores de Pampa y Cielo, integró el Conjunto Alborada por corto tiempo y permaneció diez años alejado de la música, dedicándose a la etapa de formar una familia con la llegada de sus hijos.

Una de sus hermanas -Natividad- se casó con Eduardo Aliaga y con él inicia una verdadera y eterna amistad, hasta que en 1980 decidieron unirse para darle vida al dúo Cacace-Aliaga, debutando artísticamente en el casino de la provincia de San Juan.

En el año 1993 se sumó Fabiana Cacace, incentivada por su papá, para darle juventud, belleza y aportar ese nuevo sonido que anhelaban, que los diferenció y caracterizó.

Innumerable cantidad de premios, reconocimientos y distinciones avalan la gran trayectoria, siendo la coronación de toda la labor realizada recibida en abril del 2014 en el Congreso de la Nación, el último homenaje en vida con Mariano.

La Fiesta Nacional de la Vendimia 2014 los tuvo como protagonistas, donde cumplieron el sueño de ser acompañados con una sublime orquestación en vivo con los clásicos del folclore cuyano.

Mariano Cacace murió en San Rafael el día 15 de noviembre de 2014. Tenía 69 años. Por disposición del gobierno municipal el escenario del Teatro Roma lleva su nombre.

A partir del 2016, fue proclamado por ley de la Provincia de Mendoza "El Día del Cantor Cuyano" en conmemoración de su nacimiento cada 19 de agosto, con el espíritu de celebrar la vida y el canto de todos los cultores de la música folclórica de Cuyo, a los grandes referentes que precedieron a los vigentes y las futuras generaciones. 

Te Puede Interesar