En la apertura de sesiones

Corpacci enfatizó la deuda heredada

La gobernadora catamarqueña, Lucía Corpacci, aseguró hoy que "la deuda provincial heredada asciende a 1.300 millones de pesos" y sostuvo que su gestión avanza "a paso firme y decidido" para enfrentar problemas que habían sido "silenciados, negados y ocultados".

Por Sección Nacionales

"Nuestra gestión avanza a paso firme y decidido; vencimos obstáculos en un camino donde en cada recodo, debajo de cada piedra, se esconden problemas viejos y nuevos, generalizados y endémicos de nuestra provincia como de nuestro pueblo, que fueron silenciados, negados y ocultados", afirmó Corpacci.
Así lo hizo en el inicio del mensaje que pronunció esta mañana, en ocasión de la inauguración de un nuevo período de sesiones ordinarias de la Legislatura catamarqueña.

Allí, aprovechó para plantear una corrección a lo que ella misma había expresado cuando asumió su mandato: "La deuda pública flotante es de 700 millones de pesos y la deuda total supera los 1.300 millones", afirmó la mandataria provincial.

En este sentido, señaló que, al iniciar su gestión, encontró "múltiples problemas" en el sistema educativo con una "complejidad" que fue "cubierta por el velo de las palabras grandilocuentes e ingeniosas".

"Esto se producía mientras se registraba la caída estrepitosa de la calidad educativa, la alteración del sistema de opción de cargos y titularizaciones, la inequidad salarial, la desigualdad de oportunidades de acceso, la subsistencia de escuelas rancho y el incumplimiento de metas de programas", aseveró Corpacci.

En este marco, afirmó que su gestión heredó también "deudas con proveedores de todo tipo de bienes y servicios, a quienes simplemente se eligió no pagarles, transfiriendo las obligaciones e intereses a esta gestión".

"Recibimos 87 obras en estado inconcluso, con el proceso de ejecución interrumpido por distintos motivos, donde un 37 por ciento corresponde a educación y un 28 por ciento a salud", detalló la gobernadora en su discurso ante la Asamblea Legislativa.

Además, manifestó que la salud pública "no puede funcionar en el marco de un sistema donde, si había infraestructura, faltaba equipamiento y donde, si había equipamiento, faltaba personal".

"La salud también fue víctima de una concepción elitista, neoliberal, que no puso en el centro a la cuestión sanitaria en sí, sino la mirada cuantitativa de la rentabilidad económica", postuló la mandataria provincial.

De heho, cuestionó las "asimetrías significativas" que existen en el acceso a la salud "por origen social y lugar de residencia de quienes la requieren".

El discurso de la gobernadora Corpacci se extendió durante unas dos horas y media, que fueron interrumpidas por los aplausos de los militantes que concurrieron a la Legislatura para presenciar la apertura del período de sesiones ordinarias.

"Las políticas para combatir la pobreza, no cumplieron sus objetivos, pues nos encontramos con sistemas de becas y programas de empleo sin ninguna transparencia, orientados al clientelismo y no a la promoción humana, y muchos comedores comunitarios tenían fraguada las listas de comensales y en muchas áreas no se rindieron en tiempo y forma fondos nacionales, por lo que, en algunos casos, perdimos esas partidas definitivamente", planteó.

En este sentido, remarcó que, sobre ese suelo, su gestión está "reconstruyendo esta provincia como un lugar que nos cobije y dé certezas a todos, pues no se puede gobernar sin decir las cosas y en este caso, el silencio no es salud".

La Asamblea Legislativa estuvo presidida por el titular del cuerpo, el vicegobernador Dalmacio Mera, junto a una comisión de recepción diputados y senadores que dieron la bienvenida a la mandataria provincial.

En su discurso, Corpacci remarcó que, en estos cinco meses que lleva de gestión, debió tomar decisiones "destinadas no sólo a remediar necesidades y demandas, sino también a cambiar la matriz política de la intervención gubernamental y a modificar la lógica de la administración para cambiar la realidad".

En ese contexto, propuso cuatro ejes ordenadores de los principales proyectos de su gestión: la falta de cohesión de nuestro territorio; la reformulación del rol del Estado en la provincia; la reconstrucción de la relación de la provincia con la Nación; y la reconstrucción de los derechos y la construcción de ciudadanía.

"A través de los años, nuestra mirada ha naturalizado las disparidades que existen entre la capital y la periferia, y el resto de las ciudades y pueblos de la provincia", postuló Corpacci, quien señaló que estas asimetrías "se han acumulado como capas geológicas".

Por otro lado, planteó que "la cooperación mutua con la Nación y la región es decididamente la herramienta para superar las condiciones de atraso estructural y falta de oportunidades para nuestro pueblo".

Además, sostuvo que la provincia fue "embarcada en una disputa estéril, sustentada en posiciones políticas ocasionales e intrascendentes, que llevó a toda a una situación de aislamiento e incertidumbre que los catamarqueños pudimos advertir y corregir el 13 de marzo de 2011", día de los comicios que la consagraron gobernadora.

"Somos concientes de que falta muchísimo", aseveró la mandataria provincial, quien reafirmó su compromiso de "trabajar duramente para lograr en estos cuatro años una mayor inclusión y una mayor equidad para todas y todos los catamarqueños".

 

Fuente: Télam

Te Puede Interesar