La guerra en Libia

Por Sección Fotografía

 EL PAÍS accede a la línea de frente controlada por las fuerzas libias leales al Gobierno apoyado por la ONU

Mientras la mayoría de efectivos atacan con artillería y blindados una zona del Aeropuerto Internacional de Trípoli, un francotirador y un observador buscan objetivos a través de la ventana de una vivienda cercana a las pistas. Saben que el enemigo tiene otro tirador en uno de los flancos desde hace días, pero no consiguen localizar el punto exacto desde el que dispara.

La operación lanzada por los leales al primer ministro Fayed El Serraj que comenzó abril se llama Volcán de ira y ha conseguido hacer retroceder las líneas del ejército rebelde hasta el aeropuerto. Al principio de esta guerra, las tropas de Hafter llegaron a algunos barrios de la capital libia.

La guerra no sólo depende de lo que sucede en terreno libio, sino también del apoyo de los aliados extranjeros. Mientras que Egipto y Emiratos Árabes Unidos apoyan al Jalifa Hafter, Turquía y Qatar es el principal aliado del Gobierno de Unidad. En la imagen, varios soldados en un puesto de observación en el frente.

Un miembro de las brigadas del Gobierno de Unidad lanza un proyectil contra la zona del aeropuerto que más tarde tomarán, los antiguos edificios de la zona internacional.

Cohetes, proyectiles de mortero y de otras piezas de artillería dejan el Aeropuerto Internacional de Trípoli envuelto en humo. Después de dos horas de combate, las tropas leales al Gobierno de Unidad controlan varios edificios del complejo.

La mayoría de los vehículos con los que cuentan las tropas del Gobierno de Unidad (GNA, por sus siglas en inglés) son vehículos civiles transformados en blindados y con armamento pesado. En la fotografía los combatientes se preparan para la batalla a las 9.30 de este sábado.

Una vivienda separada del enemigo por unos 500 metros sirve de puesto de observación. Como esta, numerosas viviendas han sido ocupadas como refugios, puntos de observación o puntos de avituallamiento. Los 10 kilómetros entre un 'check point' militar y la línea de frente son terreno vacío, sin vida, una zona de seguridad en la que los civiles no pueden entrar y que obliga a muchos libios a desplazarse a otras zonas del país o a centros de acogida.

Varios vehículos armados lanzan proyectiles sobre el aeropuerto de Trípoli. Los vehículos han sido pintados con una "x" de color rojo para que los aviones leales al GNA no les ataquen. Los combatientes llevan unos lazos rojos para que los francotiradores del mismo bando no les confundan con el enemigo.

Un miembro de las brigadas leales al Gobierno de Unidad usa una ametralladora desde un tejado para dar fuego de cobertura durante el ataque al Aeropuerto Internacional de Trípoli.

Un miembro de las brigadas de Trípoli muestra la entrada de un misil lanzado por las tropas del mariscal Hafter a una mezquita próxima al frente.

Te Puede Interesar