Caso José López: avanza la investigación sobre la madre superiora

El juez federal Daniel Rafecas ordenó hoy que se le realicen nuevos estudios médicos de la monja.

Por Sección Nacionales

El juez federal Daniel Rafecas ordenó hoy que se le realicen nuevos estudios médicos a la madre superiora del convento en el que fue detenido el ex secretario de Obras Públicas José López, a la cual también le fue secuestrado un teléfono celular.

Rafecas y el fiscal Federico Delgado intentarán reconstruir el vínculo entre López y la madre Alba Día de España Martínez quien, por sus 95 años y su débil estado de salud, podría quedar afuera del proceso judicial.

La madre Alba, superiora del monasterio Nuestra Señora del Rosario de Fátima de General Rodríguez, fue señalada por dos hermanas de clausura como la responsable del vínculo con el ex funcionario kirchnerista y con su mujer Amalia Díaz, quien será indagada el lunes 1 de agosto.

Las hermanas María y Marcela coincidieron la semana pasada al señalar ante el juez Rafecas que fue ella quien les avisó que José López iba ir al convento la noche en la que fue detenido con nueve millones de dólares y un arma en su poder.

El juez Rafecas solicitó hoy que se le realice a la madre Alba un "psicodiagnóstico" y "un examen neurocognitivo" tras recibir el informe médico que dio cuenta de su débil estado de salud, informaron a Télam fuentes judiciales.

La superiora del convento de General Rodríguez tiene un "descenso cognitivo que la compromete psíquicamente a la hora de enfrentar un proceso penal”, sostuvo el médico forense de la justicia nacional Leandro Ghioldi en el informe que recibió Rafecas.

Por otra parte, ayer la justicia federal realizó un allanamiento al convento de General Rodríguez en el cual fue secuestrado un celular perteneciente a la madre Alba y que, de acuerdo a fuentes judiciales, habría pertenecido al fallecido monseñor Rubén Di Monte.

El operativo fue realizado por pedido del fiscal Delgado quien lleva adelante la parte de la investigación en la cual se analizan los contactos telefónicos entre las monjas que vivían en el convento y el ex funcionario kirchnerista.

Los aparatos secuestrados –ambos analógicos, uno de marca Samsung- se suman a otros 9 que el fiscal Delgado mandó a analizar por el cuerpo de investigadores judiciales de la Policía Judicial del ministerio Público Fiscal de la Ciudad.

Hasta ahora, Delgado pudo saber que la noche en la que fue detenido López un celular de su mujer tomó contacto en al menos once oportunidades con un celular perteneciente a la madre Alba.

"Del listado de llamados entrantes y salientes de la línea de Madre Alba surge que, entre la noche del día 13 de junio y la madrugada del 14 de junio de 2016, se comunica con María Amalia Díaz en once oportunidades", sostuvo el fiscal en uno de sus dictámenes.

"Las monjas no se limitaron a monitorear la llegada de López al convento, también lo recibieron y ayudaron a ingresar el dinero a la casa. Se manejaron con mucha tranquilidad teniendo en cuenta que a centímetros de la puerta había un fusil apoyado en el piso de la galería", agregó.

Fuente: Télam


Te Puede Interesar