Anuario

2014: el año en el que la cultura obtuvo el rango de Ministerio

En mayo el área se jerarquizó y pasó a ser dirigida por la folklorista Teresa Parodi.

Por Sección Cultura

La creación del Ministerio de Cultura de la Nación en mayo último, y el nombramiento de la folclorista Teresa Parodi (Foto) como su titular, marcaron este año la jerarquización de un área que el gobierno busca democratizar con polí­ticas de refuerzo a las identidades regionales, que tuvieron su máxima expresión en la discusión de la futura ley Federal de Culturas.

La creación del Instituto Nacional de la Música para regular y promover la actividad a nivel federal y el lanzamiento del Fondo Argentino de Desarrollo Cultural (FADC) por 15 millones de pesos para financiar actividades fueron algunas de las acciones que dieron muestra de la nueva dimensión que adquiría el área.

Muestra de la intensión de federalizar y ampliar el acceso popular a la cultura -declamada en el decreto 641 que creó al ministerio- fueron la donación de colecciones de arte contemporáneo a museos de Salta, Rosario, Córdoba, Mendoza, Resistencia, Tucumán, Corrientes, La Plata, San Juan y Neuquén; o el desdoblamiento de la Feria del Libro Infantil, por primera vez en su historia, entre Tecnópolis con entrada gratuita y Capital Federal.

Desde los curas villeros de Barracas hasta la Misa Criolla ofrecida al Papa Francisco en el Vaticano, pasando por comunidades indígenas a fiestas folclóricas de norte a sur del país, la actividad de la nueva cartera se hizo notar en el año de su creación.

El Boletín Oficial del 7 de mayo sorprendió al país con la renuncia de Jorge Coscia a la entonces Secretaría de Cultura nacional y el decreto que hablaba de una "urgencia" que hacía "imposible seguir los trámites ordinarios" para crear el nuevo ministerio que tendría a Parodi como la cuarta mujer en integrar el gabinete de ministros.

Más allá del amplio reconocimiento que le merecían cerca de 40 años de comprometida carrera como cantautora, Parodi llegó a la función ministerial desde la dirección del Espacio Cultural Nuestros Hijos (Ecunhi), perteneciente a la organización Madres de Plaza de Mayo, con la idea de ampliar el acceso de la población a los bienes culturales argentinos.

Parte de esta intensión se hizo visible en inesperada primera aparición publica de Parodi, en la inauguración de las Jornadas de la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (Conabip) de la Feria del Libro de Buenos Aires, donde bibliotecarios autónomos de todo el país adquirían libros a mitad de precio.

La voluntad política de afianzar lazos con la región y entender la cultura de producción nacional -responsable de 3,78 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI)- se evidenció con la elección del Mercado de Industrias Culturales del Sur (Micsur) como escenario de su primera presentación, ante sus pares de Chile, Ecuador, Venezuela, Bolivia, Colombia, Paraguay, Uruguay, Perú y Brasil.

Testimonio de la diversidad de expresiones promovidas desde el Ministerio fueron la apertura del Museo Malvinas e Islas del Atlántico Sur en la ex Esma, la recuperación de salas expositivas como las del el Museo Histórico Nacional; y anuncios de apertura en 2015 del Centro Cultural Néstor Kirchner en el histórico edificio del Correo Central así como del primer piso del Museo Nacional de Bellas Artes.

El ministerio quedó compuesto por un gabinete a cargo de Verónica Fiorito, ex directora del canal estatal infantil Pakapaka; y por cuatro secretarí­as creadas mediante el decreto 837 del 4 de junio, con sede en Alvear 1690 y en Alsina 1169.

La Secretaría de Coordinación y Control de Gestión, a cargo de Graciela Cazamajou; Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional, dirigida por Ricardo Forster; Polí­ticas Socioculturales, encabezada por Franco Vitali; y Gestión Cultural, a cargo de Sebastián Schonfeld.

Fuente: Télam

Te Puede Interesar