Ingresos versus inflación

La CGT oficialista desconfía de los acuerdos de precios y no aceptará topes

Los gremialistas más afines al Gobierno sostienen que "la CGT no va a aceptar ninguna pauta salarial"; y subrayaron que los alimentos no cuestan "ahora lo mismo que hace dos meses".

Por Sección Economía
La CGT oficialista que conduce Antonio Caló manifestó su desconfianza hacia el inminente acuerdo de precios que lanzará el Gobierno nacional y advirtió que no aceptará la imposición de una pauta salarial para negociar en las paritarias del próximo año.

 Autoridades de la entidad enfatizaron este martes que "la CGT no va a aceptar ninguna pauta salarial", al tiempo que subrayaron que los alimentos no cuestan "ahora lo mismo que hace dos meses", en referencia al nuevo congelamiento de precios que impulsa la administración central.

De cara a unas negociaciones salariales que se vislumbran complicadas para el año próximo, la CGT más cercana al Gobierno se pronunció de esta forma tras una reunión de la denominada "mesa chica" de la central obrera.

Ese encuentro se realizó para debatir internamente los resultados de la audiencia que las autoridades de la entidad mantuvieron con el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, quien les pidió "moderar" los reclamos salariales tras el acuerdo de precios que se pondrá en marcha.

Tras la reunión con Capitanich, la CGT de Caló expresó una postura algo más dura hacia la Casa Rosada y deslizó cierto malestar por la intención del Gobierno de contener las demandas salariales luego de la remarcación de precios registradas en las góndolas en los últimos meses.

"La CGT no va a aceptar ninguna pauta salarial", planteó sin rodeos el titular del gremio de empleados de comercio, Armando Cavalieri, quien además representa al grupo de "Los Gordos", el sector de esta central que mantiene una postura más alejada del oficialismo.   

En tanto, Caló y otros dirigentes de la central más cercanos al kirchnerismo buscaron poner paños fríos, pero compartieron la idea de que "las paritarias son libres", en alusión a un rechazo a una cifra testigo que se busque establecer para todos los gremios.

"¿El acuerdo de precios se va hacer con los precios de ahora o con los de hace un mes? La azúcar no vale ahora lo mismo que hace dos meses. Hubo una remarcación", advirtió Caló en declaraciones a la prensa, al manifestar su poco convencimiento sobre el mecanismo que quiere implementar la Rosada para contener la inflación y los salarios.

A su vez, Caló desalentó posibles acuerdos salariales por un lapso mayor a un año, como también un eventual adelantamiento de paritarias: "Se van a hacer cuando corresponda a cada gremio", sostuvo sobre esto último.

La reunión de mesa chica se realizó por la tarde en la sede porteña del sindicato de estatales UPCN y contó con el regreso del dirigente de Sanidad, Héctor Daer, quien hacía varios meses que no formaba parte de estos encuentros luego de las críticas que recibió de sus colegas de esta central por candidatearse para diputado por la lista del Frente Renovador de Sergio Massa.

Además de Caló, Cavalieri y Daer, participaron también Andrés Rodríguez (UPCN), Omar Viviani (Taxis), Sergio Romero (SMATA), Gerardo Martínez (UOCRA) y Jorge Lobais (Textiles), entre otros.

Para el próximo jueves a las 10.00, la cúpula de esta CGT oficialista convocó a una reunión de Consejo Directivo que se realizará en la sede de Peones de Taxis.  Fuente: NA

Te Puede Interesar