Letras

"Educar es formar para ser libre y poder elegir

La frase es el filósofo español Fernando Savater quien ha publicado un reciente ensayo "Figuraciones mías". Un conjunto de reflexiones sobre política, la educación, el rol de la filosofía, la creación artística y la función de los medios de comunicación.

Por Sección Cultura

Polémico y mordaz, el filósofo español Fernando Savater condensa en "Figuraciones mías" un conjunto de reflexiones sobre cuestiones cruciales en su agenda ensayística: la política, la educación, el rol de la filosofía, la creación artística y la función de los medios de comunicación.

"Educar no es sólo preparar empleados. Educar es formar para ser libre y poder elegir”, dispara el autor de "Etica de urgencia" y "La tarea del héroe" en esta nueva obra que vincula al intelectual con el divulgador didáctico y coloquial preocupado por el rumbo de políticas educativas que "potencian lo racional y olvidan lo razonable".
 
Desde el prólogo, Savater delinea sus preocupaciones centrales, entre ellas el futuro del artículo periodístico, al que observa ingresando a una fase crepuscular, "acosado e incluso sustituido por blogs y otras fórmulas propiciadas por Internet que amenazan su propósito.
 
"Trate lo que trate, el artículo de periódico siempre cumple una función política, es decir, se debe a la polis y a las obligaciones de nuestra comunidad”, apunta el autor de más cincuenta obras entre ensayos y libros de ficción.
 
Savater cuestiona la tendencia de las sociedades actuales a ponderar todo en función de la eficacia y la rentabilidad, categorías que han sustituido el rol del saber, la cultura y el arte como parámetros para medir el grado de satisfacción de una comunidad.
 
El cómic, el uso de internet, el tema de la piratería o la defensa de la propiedad intelectual se llevan también varias de las páginas de “Figuraciones Mías. Sobre el gozo de leer y el riesgo de pensar”, obra recién editada por Ariel en la que fija posición sobre la importancia de la formación: "Aquello que vagamente se llama cultura no debería ser tanto una herramienta para vivir mejor, sino de encontrar fines para la vida”, apunta.
 
El texto está segmentado en tres partes: "Admiraciones", dedicada a sus preferencias de lectura; "La dificultad de educar" sobre los conflictos que atraviesa la escuela y "Envueltos en la red", una descripción sobre el funcionamiento del ciberespionaje y la propiedad intelectual.
 
"El título de la obra es una expresión que suele referirse a algo muy personal, a los caprichos de la imaginación. De la libertad de la imaginación eliges gustos, admiraciones por autores, por trayectorias intelectuales... pero también hay figuraciones sobre temas que se han convertido en obsesiones, como la educación o la filosofía en el mundo moderno", explicó Savater en una entrevista concedida al periódico El País.
 
En "Figuraciones mías", el autor de "Etica para Amador" se explaya sobre el rol de la literatura ("un buen escritor de artículos es un acelerador de partículas imaginativas y racionales, lo cual excluye el mero capricho autocomplaciente") y asegura que la lectura "es ante todo placer, se contagia, no se impone” y alerta a los medios de comunicación sobre los peligros de colonizar el pensamiento.
 
La estrategia para generar nuevos lectores, según Savater, no está en transformar a la lectura en una obligación académica ("La idea es que el niño y el joven entren por cualquier parte al libro”) y aportar al largo plazo, ya que a veces "los pedagogos están obsesionados con logros pasajeros".
 
En esa línea, Savater sostiene que los medios "no deben competir con la irresponsabilidad de internet", aunque aclara que no hay que tiranizar a los soportes: "Debemos desmitificar el libro de papel o los periódicos impresos. No hay que obsesionarse con eso”, indica.
 
“No tengo blog ni Twitter, sigo escribiendo igual en el periódico, y creo que los que lo hacemos así tenemos un elemento de responsabilidad y autocontrol que no se tienen en esos medios de Internet”, alega más adelante el pensador.
 
Justamente, las preocupaciones del escritor en el campo virtual están relacionadas con la piratería y la ausencia de regulación firme para controlarla: "Es una amenaza indudable, lo cual requiere aplicar leyes. Sancionar tanto al que fomenta esa práctica como al usuario normal, pero de manera proporcional. Hay que buscar un mecanismo. No debe haber impunidad”, arenga.
 
"Las cosas van cambiando, y no creo que mucha gente piense que esto es inocuo para la cultura. Pero es increíble la impunidad. Yo perseguiría penalmente no solo a los de las grandes páginas o empresas, sino a todo el que se descargue algo. Hay que regularlo de una manera moderna porque la ley es mala", sostiene en el libro.
 
Savater ha publicado obras de ensayo político, literario y filosófico como "La vida eterna", "La aventura de pensar", "El valor de educar" y novelas como "El jardín de las dudas" (finalista del Premio Planeta, 1993) y "La hermandad de la buena suerte" (Premio Planeta, 2008).

Fuente: Telam

Te Puede Interesar