viernes 5 ago 2022
Caos vs naturaleza

Caracas, la ciudad de los colibríes

Caracas alberga distintas especies de colibríes que llegan en enormes bandadas y se desplazan a entre 50 y 120 km/h

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
3 de agosto de 2022 - 06:36
image.png

Caracas alberga a por lo menos 26 de las 35 especies de las aves que arriban a la ciudad en enormes bandadas. Foto AFP

image.png

Un colibrí (Amazilia tobaci erythronotus) descansa en una rama en un jardín de Caracas el 21 de julio de 2022. (Foto de Federico PARRA / AFP)

image.png

De niña, Enma Pescador se sentaba con su abuela a contemplar los colibríes que chupaban flores en el patio de su casa en el interior de Venezuela. Ahora recibe a cientos en su jardín en Caracas, considerada un "edén" para estas aves. (Foto de Federico PARRA / AFP)

image.png

Ella ha visto al menos 26 de las 35 especies identificadas en Caracas y sus adyacencias desde que comenzó a poner bebederos hace unos 10 años, inspirada en aquellas tardes con su abuela. (Foto de Federico PARRA / AFP)

image.png

La escena es surrealista: bandadas de colibríes, que se desplazan a entre 50 y 120 km/h, se apoderan del espacio. Son tantos que el zumbido que emiten al batir las alas se escucha nítido. (Foto de Federico PARRA / AFP)

image.png

Los bebederos se llenan de veloces aleteos azulados, violeta, verde, naranja, cobrizos, fucsia, rojizos… Sus tonalidades varían según la luz que reciben. (Foto de Federico PARRA / AFP)

image.png

Suelen darse feroces peleas entre estos pequeñines territoriales cuyos desafiantes movimientos los asemejan a diminutos aviones caza. (Foto de Federico PARRA / AFP)

image.png

Unas 100 especies han sido documentadas en Venezuela, según el naturalista Alberto Blanco Dávila, de los jardines ecológicos Topotepuy, donde estudian su comportamiento y los reciben en bebederos. (Foto de Federico PARRA / AFP)

image.png

Pescador, que se inició en la fotografía con una cámara de su hijo, ha captado momentos tan íntimos como una madre alimentando a su cría, que comparte en su cuenta en Instagram con más de 12.000 seguidores. (Foto de Federico PARRA / AFP)

image.png

En promedio, destina unos tres kilos de azúcar por día que mezcla con agua y deposita en múltiples bebederos. De un kilo obtiene cinco litros de néctar y en los meses de migraciones, que van de mayo a julio, duplica la cantidad. (Foto de Federico PARRA / AFP)

image.png

Los mantiene limpios para evitar la proliferación de hongos nocivos, y es cuidadosa en la preparación del néctar, del que necesitan tomar tanto como puedan sobretodo en la tarde, el momento de mayor frenesí. (Foto de Federico PARRA / AFP)

image.png

Con un metabolismo 77 veces superior al de un humano promedio, gastan tanta energía durante el día, que por la noche entran en un estado de «sueño profundo» o «entorpecimiento», semejante a una hibernación de «muy corta duración», detalla Blanco Dávila. (Foto de Federico PARRA / AFP)

image.png

Pescador, una ama de casa que se dedicó al jardín cuando sus hijos emigraron, ha rechazado su oferta de llevarla fuera de Venezuela. «Esto no lo tendré en ningún otro lugar», dice sonriente. (Foto de Federico PARRA / AFP)

image.png

Es ensordecedor el bullicio de la ciudad que irrumpe en el apartamento de Tomás Fernández, pero no impide que los colibríes lleguen a los bebederos que dispuso en el balcón y las ventanas de la cocina y su habitación. (Foto de Federico PARRA / AFP)

image.png

Fernández, un chef de 55 años que recibe unos 20 ejemplares por día de cuatro especies, describe Caracas como un «la ciudad de los colibríes». (Foto de Federico PARRA / AFP)

image.png

Blanco Dávila explica que Caracas es «una de las ciudades más biodiversas del mundo», pese al caos y el ruido. (Foto de Federico PARRA / AFP)

image.png

De hecho, en Topotepuy, un jardín privado de 554 hectáreas, que conserva la última «isla» de bosque nublado al sureste de Caracas, han sido documentadas 22 especies. (Foto de Federico PARRA / AFP)

image.png

La colocación de bebederos, no obstante, divide opiniones, pues algunos ornitólogos advierten que puede modificar los hábitos de los colibríes y afectar su rol polinizador. (Photo by Juan BARRETO / AFP)

image.png

Los colibríes son conocidos por su capacidad de flotar en el aire batiendo rápidamente sus alas, entre 15 y 80 veces por segundo, dependiendo del tamaño del ave. (Foto de Luis ACOSTA / AFP)

image.png

Junto con Venezuela, Colombia es el país con la mayor diversidad de aves del mundo, ya que alberga unas 1.934 especies de aves diferentes, una quinta parte del total conocido. (Foto de Juan BARRETO / AFP)

image.png

Un colibrí Cyanotus es fotografiado durante un recorrido de observación de aves en el cerro de Monserrate en Bogotá. Colombia es el país con la mayor diversidad de aves del mundo, ya que alberga unas 1.934 especies de aves diferentes, una quinta parte del total conocido. (Foto de Juan BARRETO / AFP)

image.png

Un colibrí Coleigena helianthea es fotografiado durante un recorrido de observación de aves en el cerro de Monserrate. (Foto de Juan BARRETO / AFP)

image.png

«Un colibrí puede visitar en el bosque normal entre 1.000 a 2.000 flores diarias para alimentarse», apunta Blanco Dávila, que considera que los bebederos representan «solo un complemento más» a una dieta que incluye ciertos insectos. (Foto de Juan BARRETO / AFP)

image.png
image.png

Con un metabolismo 77 veces superior al de un humano promedio, gastan tanta energía durante el día, que por la noche entran en un estado de «sueño profundo» o «entorpecimiento», semejante a una hibernación de «muy corta duración» . (Photo by Juan BARRETO / AFP)

image.png

Colores de colibríes sobrepasan a los del resto de aves. (Photo by Juan BARRETO / AFP)

image.png

Los colores en el plumaje de los colibríes sobrepasan a los del resto de las especies de aves en su conjunto. (Photo by Juan BARRETO / AFP)

image.png

Sabíamos sobre su amplia variedad de tonalidades, pero nunca imaginamos que rivalizarían con la de todos los pájaros juntos, aseveró el líder del equipo, Richard Prum, profesor de Ornitología de Ecología y Biología Evolutiva en la universidad de Yale. (Photo by Juan BARRETO / AFP)

image.png

Los colores de los colibríes revelados incluyen azules saturados, verdes azulados y morados profundos que son más variables en la corona y la garganta de los animales, los cuales muestran de manera prominente durante las exhibiciones de apareamiento y las interacciones sociales, describieron los autores. (Photo by Juan BARRETO / AFP)

image.png

Los colibríes tienen un tamaño que oscila entre 9,5 y 15 centímetros, un peso de 4,8 a 8,5 gramos y sus especies más reconocidas habitan en Norte, Centro y Sudamérica (Canadá, Estados Unidos, México, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Argentina, Bolivia, Colombia, entre otros).

Fuente: Clarín

Te Puede Interesar