Tipo de cambio y divisas

Massa frenó el "dólar Malbec": los porqué de una medida anunciada

Aunque se anunció por 40 días, finalmente quedó en suspenso. Cuánto influye la tensión cambiaria sobre el dólar Malbec. Qué piensan los exportadores.

Por Miguel Ángel Flores

De los 2 requisitos anunciados a comienzos de noviembre por el ministro de Economía Sergio Massa en Mendoza al menos una (formalizar contratos) era de incierto cumplimiento. Pero a casi 20 días de anunciarlo con el paquete de medidas de asistencia por las heladas tardías, finalmente el tipo de cambio diferencial para exportadores vitivinícolas, llamado "dólar vino" o "dólar Malbec" quedó en stand-by hasta nuevo aviso.

"La idea es que se empiece a liquidar (el dólar Malbec). Y que a ese beneficio acceda la bodega que pueda hacerlo", había señalado entre semana un funcionario nacional vinculado a la industria que tras participar de las gestiones en el Ministerio de Economía para activarlo. Y antes de que se confirmara que quedaría en suspenso.

Lo hizo con la convicción de una implementación inminente no llegó. Claro que la tensión sobre las reservas del Banco Central ante la corrida cambiaria y la disparada del dólar blue terminaron por inclinar la balanza en contra del dólar diferencial para el vino.

Las otras dos medidas coyunturales anunciadas por Sergio Massa el 7 de noviembre si están en marcha. Por un lado, ANR (Aportes No Reintegrables) por $1.500 millones a repartir entre las 7 provincias afectadas como Mendoza (recibirá casi 50%). Y por otro las líneas de crédito ($5.000 millones), con subsidios de tasa del Fondep (hasta 44%), para asistir a productores afectados por heladas que confirmó en Mendoza la ex ministra de Economía y actual titular del Banco Nación, Silvina Batakis.

Cambio de condiciones: menos costos, un dólar unificado

Todo empezó a definirse en el seno del gabinete económico entre el mediodía del jueves 24 y la mañana del viernes 25. No solamente pasaron 18 días desde el anuncio en Mendoza, sino también una estampida del dólar blue hasta $320, con una brecha del 93% frente al tipo de cambio oficial que pone al Central en posición de vender reservas (que venían recuperándose gracias al dólar soja) para mantener todo bajo control.

Justamente en los días previos y a partir del parentesco entre el dólar Malbec con su primo hemano, había que definir el valor (¿$200? ¿$220?). Pero también el período de vigencia y, en definitiva, pulir condiciones a cumplir por los exportadores para acceder a ese tipo de liquidación.

Desde la Secretaría de Producción que funciona dentro del Ministerio de Economía, la mendocina Gabriela Lizana, atribuyó a varias causas la demora en la implementación del dólar Malbec. Entre ellas, el hecho de que fuera por sólo 40 días, como lo observara tras el anuncio de Massa su par de Mendoza, Enrique Vaquié, aunque no sin señalar ciertas dificultades para concretarlo.

Dándole de algún modo la razón a Vaquié, según Lizana"muchos se manifestaron en contra de que fueran sólo 40 días. Como el tipo de cambio trasciende la coyuntura de las heladas y requiere más tiempo, en principio sería sin plazo. La decisión no es fácil, porque cambia la perspectiva de números ante a la escasez de dólares y la presión por la inflación".

Pero, con la decisión ya consumada de "pisar" el dólar Malbec hasta que la turbulencia que atraviesa la macroeconomía se disipe, la funcionaria mendocina reconoció que se estudian otro tipo de medidas.

"Por ahora se están ponderando otras medidas para sostener las exportaciones", anticipó Lizana sin dar precisiones. Y si bien reconoció que la idea del dólar diferencial para el vino "no está caída", aseguró que en los próximos días se convocará a una Mesa Vitivinícola nacional en Mendoza "para empezar a profundizar esos temas".

Mientras desde Economía mantienen un canal abierto con CAME (Cámara Argentina de la Mediana Empresa) "para lograr una ley que ayude a bajar costos", señalan un plan a futuro que en este momento parece bastante lejano: unificar el tipo de cambio, y al contrario de lo que piden los exportadores, terminar con los 17 dólares distintos que maneja la economía argentina.

Qué opinan los exportadores

Desde el anuncio de Massa a inicios de mes venían acumulándose objeciones desde la industria a las dos condiciones estipuladas inicialmente para poder liquidar ese tipo de dólar. Fundamentalmente, contra la obligatoriedad de "formalizar" contratos de compraventa entre bodegas y productores, ya que la restante ha tenido cumplimiento parcial: sólo dos firmas participan con sus productos del programa Precios Justos.

"Aunque es difícil lograr un cambio de condiciones en la industria vitivinícola, venimos insistiendo en que hay que estudiar a toda la cadena y los costos de cada eslabón. En cuanto a un contrato, puede ser verbal o escrito, pero lo que no debe haber es comercio desleal, haciéndolo debajo de los costos. El mundo va por otro lado", acotó al respecto Lizana.

Así y todo, a la industria la decisión de no implementar por ahora el dólar Malbec la toma por sorpresa. Es que algunos esperan y otros desesperan por el cambio. Y asumen la necesidad de ajustar condiciones ante la inflación y el movimiento cambiario, dos factores que pesan en la decisión de adoptar un dólar Malbec o vino.

Luego de participar de la principal feria de vinos a granel del mundo en Amsterdam, el titular de la Cámara de Exportadores de Vino a Granel, José Bartolucci había hecho saber al equipo de Sergio Massa que Argentina "ya está afuera del mercado internacional", y que en las actuales condiciones "no se puede exportar".

"Se necesita bajar los costos o mejorar el tipo de cambio", remarcó Bartolucci.

Si se activa ¿alcanzaría con un dólar a $200? Para varios exportadores ese valor es exiguo, y la estampida de los últimos días obliga a pensar en un valor al menos un 40% mayor.

Para Juan Ángel Rodríguez, gerente general de Fecovita "esperamos poder ingresar operaciones más cortas, sobre todo en mercados limítrofes que son los que más perdieron. Cumplimos con las dos condiciones. La expectativa es mucha".

Actualmente, la firma está presente en Precios Justos con su marca Arizu. Y también tiene para mostrar el modelo de contratos que ejecuta con las cooperativas que la integran.

Claro que no son pocos los exportadores que, más allá de la vigencia del nuevo tipo de dólar, creen que las circunstancias se modificarán. Sobre todo porque la misma coyuntura (menor oferta por las heladas y consecuente suba de precios en el mercado interno) puede forzar o poner al límite el cumplimiento de alguno de los requisitos.

Te Puede Interesar