sábado 26 nov 2022
Imperdible

La Mansión Stoppel recibe la muestra "Dante x Alonso"

"Dante x Alonso" reúne obras en papel del gran maestro mendocino Carlos Alonso inspiradas en Dante Alighieri. Desde el 7 de octubre en la Mansión Stoppel.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
4 de octubre de 2022 - 09:08

La Mansión Stoppel - Museo Carlos Alonso se prepara para abrir sus puertas a una exposición del artista que da nombre al mega espacio cultural. Se trata de la muestra “Dante x Alonso”, que reúne obras en papel del gran maestro mendocino Carlos Alonso inspiradas en la figura y obra de Dante Alighieri, en conmemoración del 700° aniversario del fallecimiento del gran poeta florentino.

La muestra organizada por el Ministerio de Cultura y Turismo de Mendoza, el Museo Nacional de Bellas Artes y el Instituto Italiano de Cultura de Buenos Aires, y que cuenta con curaduría de Andrés Duprat (Director del Museo Nacional de Bellas Artes) tendrá su inauguración el viernes 7 de octubre y se podrá visitar hasta el 27 del mismo mes.

“Dante x Alonso” reúne 47 obras en papel del gran maestro mendocino Carlos Alonso, inspiradas en la figura y obra de Dante Alighieri. Y las piezas que la conforman son dibujos, collages, grabados, acuarelas y tintas. Las mismas están dedicadas por Alonso al Dante, en dos periodos distantes de su trayectoria: las primeras, la mayoría realizadas en Italia en 1968, son retratos en pequeño formato y el segundo conjunto está fechado entre el 2000 y 2009.

Esta muestra ha recorrido, hasta el momento, los museos de Bahía Blanca, el Nacional de Bellas Artes de Neuquén, de la Patagonia de Bariloche y el de Arte Contemporáneo de Unquillo (Córdoba).

El curador relata que: “Estas obras conectan dos épocas lejanas y nos demuestran que los horrores siguen replicándose y alimentando las imaginaciones actuales”. Las obras exhibidas en la muestra provienen de la colección personal de Carlos Alonso, del acervo del Museo Carlos Alonso de Mendoza y de colecciones particulares.

Dante x Alonso obra muestra.jpg
Obra de Carlos Alonso perteneciente a la muestra

Obra de Carlos Alonso perteneciente a la muestra "Dante x Alonso" que se instala en la Mansión Stoppel.

Dante x Alonso

La exposición Dante x Alonso, organizada por el Museo Nacional de Bellas Artes y el Instituto Italiano de Cultura de Buenos Aires, reúne una serie de trabajos del maestro argentino inspirados en la obra del gran poeta florentino. Esta iniciativa se enmarca en la conmemoración del 700° aniversario del fallecimiento de Dante Alighieri (1265-1321).

Hace siete siglos un exiliado de las luchas internas que afectaban al reino de Florencia terminaba de escribir en dialecto toscano —la base del italiano moderno— el mayor poema teológico de la cristiandad.

La Comedia diseñaba el esquema clásico donde las comarcas del trasmundo aguardan a los muertos. Merced al poema, Infierno, Purgatorio y Paraíso se volverían los tópicos que demarcarían penas y compensaciones a los pecadores.

El canto al amor profano —Paolo y Francesca, amantes trágicos, condenados a estar juntos en el Infierno, y la búsqueda de Beatriz, la amada muerta, a la que Dante encuentra en la cima del Paraíso— y la vindicta de los injustos de su época, a los que coloca en la infernal montaña invertida, son momentos que serán tematizados por las artes a lo largo de los siglos. El artista Carlos Alonso (Mendoza, 1929) se basó en el último de esos ejes para realizar una crítica de nuestra época.

En marzo de 1968, Carlos Alonso viajó a Florencia, y residió allí durante seis meses con el propósito de llevar a cabo una experiencia inmersiva en el universo de Dante que le permitiera realizar una serie de trabajos inspirados en su figura y su obra.

Su indagación se centró en replicar la vivencia del poeta reponiendo su figura en la vida cotidiana. La pregunta acerca de qué vería Dante hoy, cuál sería su mirada sobre el mundo contemporáneo, lo llevó a la realización de más de 250 obras, entre dibujos y collages, con las que se inscribió en la larga y prestigiosa lista de artistas que se interesaron e inspiraron en el gran poema universal, como Sandro Botticelli, Gustave Doré, Auguste Rodin, Edgar Degas, Giorgio de Chirico, Eugène Delacroix y Salvador Dalí.

Alonso coloca a Dante, al igual que sucede en la Divina Comedia, como testigo de situaciones críticas, cruzadas por la estética pop y la efervescencia que en esos años se vivía en Europa —por el Mayo francés—, plena de reclamos, consignas y protestas. Realizadas en pequeño formato, las obras presentan múltiples versiones del retrato del poeta florentino replicado por medio de diversas técnicas, así como escenas inspiradas en diferentes pasajes del poema, traídos al presente como prueba de que esos horrores siguen ocurriendo bajo nuevas apariencias y formatos.

Si bien la idea original de Alonso contemplaba que estos trabajos ilustraran una nueva edición en español de la Divina Comedia, el proyecto no pudo ser concretado.

Cuando el artista regresó a la Argentina, la empresa Olivetti adquirió varios de esos trabajos. Fueron divididos en las series El Dante y La divina comedia e impresos en publicaciones numeradas de edición limitada, con prólogo del escritor Ernesto Sabato.

Con esas obras, Alonso realizó en 1969 una exposición en Art Gallery de Buenos Aires. El montaje de la muestra era singular, ya que se trataba de una gran instalación en forma de un laberinto que recorría el Infierno y el Purgatorio, hasta llegar al Paraíso. En 1971, el artista mostró las series en la galería Giulia de Roma y, en 1972, en la galería Eidos de Milán.

El interés por Dante y la Divina Comedia siguió acompañando al artista a través de los años. En 2004 inició una serie de obras sobre papel que denominó Carlos Alonso en el infierno, varias de las cuales forman parte de esta exposición, y en 2008 realizó un grupo de obras tridimensionales en torno al rostro del poeta.

En la serie Carlos Alonso en el infierno vuelve a reinterpretar distintos momentos del poema para señalar lo ominoso, lo siniestro, la violencia y los prejuicios que nos habitan. Algunas de estas piezas presentan escenas apocalípticas, multitudinarias y complejas, al estilo del Bosco, en las que en ocasiones está presente el propio Dante.

Pero hay sin duda mayor énfasis en su crítica al presente. Pues entre aquel momento inicial, pleno de esperanza emancipatoria, y el nuevo contexto de crisis, ha sucedido la tragedia de la dictadura en la Argentina, de la que Alonso fue víctima y por la cual, como Dante, conoció el exilio, que sin duda tensó y resignificó su visión de los infiernos contemporáneos. De ese modo, sus obras conectan dos épocas lejanas y nos demuestran que los horrores siguen replicándose y alimentando las imaginaciones actuales. Al igual que en otros momentos de su producción, Carlos Alonso opera sobre un clásico para desplegar su descarnada mirada crítica, dando visibilidad a las múltiples problemáticas e injusticias que ocurren en nuestros días.

Andrés Duprat (texto curatorial. Fuente sitio oficial del Museo Nacional de Bellas Artes).

El viernes 7, a las 20, la muestra Dante x Alonso se inaugurará en el museo de Emilio Civit 348, de Ciudad. Esta exposición está organizada por el Ministerio de Cultura y Turismo de Mendoza, el Museo Nacional de Bellas Artes y el Instituto Italiano de Cultura de Buenos Aires.

Te Puede Interesar