viernes 9 dic 2022
Las imprescindibles de Mendoza

Galina Tolmacheva, la gran maestra del teatro

Llegó de Rusia e inmediatamente Galina Tolmacheva adoptó nuestro país como el suyo. En Mendoza encontró su lugar y desde aquí formó miles de artistas.

Por Walter Gazzo 24 de septiembre de 2022 - 08:32

Galina Tolmacheva fue una actriz, traductora y directora teatral rusa naturalizada argentina de amplia trayectoria artística.

Galina había nacido en Ucrania (por entonces parte de Rusia), el 15 de febrero de 1895. De familia de actores, se inició en el teatro desde los cinco años. Luego partió rumbo a San Petersburgo para realizar estudios secundarios y, ya de adolescente, viajó a Moscú, donde estudió Filosofía y Letras. Pero el arte de las tablas pudo más que todo e ingresó al Teatro de Arte de aquella localidad, dirigido nada más ni nada menos que por Konstantín Stanislavski (creador de un sistema de formación actoral que dio base, entre otras grandes escuelas del mundo, al Actors Studio de Lee Strasberg). Allí permaneció solamente por seis meses y al no coincidir con algunas técnicas escénicas del maestro, se incorporó después al estudio-escuela de Theodore Komisarjevsky.

En 1917 los jóvenes rusos vivían momentos dramáticos al iniciarse la revolución comunista. Simpatizante de la monarquía, Galina formó parte de los movimientos antirrevolucionarios y participó del Ejército Blanco, en donde luchó durante dos años hasta que estas tropas fueron vencidas por los soviéticos. Fue entonces que emigró hacia Belgrado (Yugoslavia), donde el teatro no tenía gran repercusión y se replanteó la idea de seguir en ese país. Meses después, la ucraniana, partió junto a su hermano a un lugar en el continente sudamericano llamado Argentina.

En 1925, a sus treinta años, la artista llegó al puerto de Buenos Aires e inmediatamente comenzó con su tarea docente. Tiempo después descubrió el amor a través de un joven pianista de origen ruso, Konstantín Von Shultz. Ambos contrajeron matrimonio y en 1927, Galina obtuvo la ciudadanía argentina. Alejada de las tablas, trabajó como directora del periódico “El Ruso en la Argentina”.

En 1949, debido al impulso de Juan Oscar Ponferrada (poeta y dramaturgo) y por disposición del Rector de la UNCuyo, Dr. Irineo Cruz, se creó la Escuela Superior de Arte Escénico en Mendoza. La primera directora fue la profesora Galina Tolmacheva. A partir de 1950, con los alumnos de 1ª y 2ª año se realizaron las primeras representaciones. Un año después egresaron los primeros actores que conformaron el elenco con la denominación de “Teatro de Cuyo”.

La creación de la Escuela Superior de Teatro de la UNCuyo y la consolidación de los grupos independientes confluyen en una forma de trabajo común, basada fundamentalmente en la ética de Stanislavski -fuertemente impartida por Tolmacheva-, heredada de lo que fue el movimiento de teatro independiente fundado por Leónidas Barletta, en Buenos Aires, en la década de 1930.

Una vez instalada en Mendoza, Galina se radicó, junto con su marido Konstantin, en Chacras de Coria, Luján de Cuyo. Aquí su hogar fue la casa denominada “Jardín de los Cerezos” (en homenaje a la obra teatral de Anton Chejov), en la calle Pablo Casale, desde la cual continuó con su labor intelectual y teatral. Su actividad fue fecunda: realizó traducciones de Chejov junto con Fernando Lorenzo, del Teatro Completo de Pushkin y de los Cuentos de León Tolstoi. Tradujo “Memorias de un peregrino ruso” y “San Serafín” de Sarov. Además es autora de “Ética y creación del actor” (1953), una obra en la que revisa el método teatral de Stanislavsky, “Historia del Teatro Moderno”; “Creadores del teatro moderno”; “Los grandes directores del teatro moderno” y “Ética y Creación del autor”.

Galina-y-su-esposo-2-1.jpg
Galina se radicó, junto con su marido Konstantin, en Chacras de Coria, Luján de Cuyo.

Galina se radicó, junto con su marido Konstantin, en Chacras de Coria, Luján de Cuyo.

Una tragedia provocó su fallecimiento. Esto ocurrió el 16 de febrero de 1987, un día después de su cumpleaños número 93, Konstantín Von Shultz le disparó con su revólver en la cabeza. Luego trató de suicidarse pero no pudo, ya que un infarto lo derrumbó cuando oprimía el gatillo y el proyectil le rozó el cráneo. Tolmacheva tenía 93 años de edad, y en los últimos años de vida se encontraba con serios problemas de salud por una paraplejia que le afectó el habla y la movilidad. Su marido la atendía en todo el momento hasta el día del fatal desenlace en la casa que habitaban ambos en la pequeña calle que sale a Besares, detrás de Fabril Casale. El hecho quedó caratulado como un pacto suicida.

Hay hombres y mujeres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles" (Bertolt Brecht).

Fuentes: Correveille, diario Los Andes, Marina Sarale (Becaria Doctoral CONICET) y Alternativa Teatral.

BookTrailer: Creadores del teatro moderno, de Galina Talmacheva

Te Puede Interesar