paso a chile

Cristo Redentor: las obras que prometen fluidez pero demorarán varios años

En febrero iniciaron los trabajos que se demorarán años. Implicará activar el túnel Caracoles con dos carriles y la refuncionalización del Cristo Redentor.

Por Cecilia Zabala

En las últimas semanas las críticas por las demoras para cruzar a Chile por el Paso Cristo Redentor fueron muchas, y estallaron por la gran cantidad de gente que decidió viajar al vecino país durante el fin de semana largo pero tuvo esperar durante varias horas para poder cruzar la frontera. Esto incluyó a colectivos, vehículos particulares y camiones. En el medio, la Nación lleva a cabo obras en el complejo fronterizo, que derivarán en más fluidez en el tránsito, aunque se demorarán varios años.

Se llevará a cabo una megaobra de ambos lados de la Cordillera, que verá la luz recién dentro de algunos años. Del lado argentino, se trata de la refuncionalización del túnel internacional Cristo Redentor, que comprende en la primera etapa la ampliación del túnel Caracoles, un antiguo cruce ferroviario y que actualmente se encuentra inhabilitada para el paso de vehículos y la refuncionalización del Cristo Redentor.

La licitación se concretó durante el final del gobierno de Mauricio Macri, los trabajos iniciaron durante la presidencia de Alberto Fernández y la obra culminará en la próxima gestión, si los tiempos se cumplen tal cual están estipulados. En total implicará una inversión de US$750 millones que serán financiados por el Banco Interamericano de Desarrollo y la Nación, a través de la Dirección Nacional de Vialidad. La primera etapa fue iniciada en febrero de este año.

Si bien desde el Gobierno Nacional adjudican las demoras que suelen producirse a cuestiones climáticas y decisiones de las autoridades chilenas, desligándolas de problemas de infraestructura; esta obra hará su aporte ya que apunta a mejorar la circulación del transporte de carga, brindando algunas soluciones logísticas al transporte comercial y turístico entre los países del Mercosur y la Alianza del Pacífico, apuntando a duplicar la capacidad de tránsito que el sistema puede soportar, lo que se traducirá en mayor agilidad.

La utilización plena del túnel Caracoles, ampliándolo para permitir la circulación vial en dos carriles, con tráfico unidireccional, significará un ahorro de tiempo para los camiones comerciales, lo que implica una reducción de costos, además de un aumento de la seguridad vial.

Una vez finalizadas las obras, el Túnel Cristo Redentor permitirá la circulación vial de Argentina hacia Chile con dos carriles, mientras que el Túnel Caracoles se destinará al tráfico desde Chile hacia Argentina, también en dos carriles.

image.png
Las obras apuntan a mejorar la circulación del transporte de carga por el Cristo Redentor.

Las obras apuntan a mejorar la circulación del transporte de carga por el Cristo Redentor.

"Es una obra de seguridad vial imprescindible. El túnel que hoy está funcionando fue planificado para un volumen de carga y determinadas dimensiones de los camiones, que hay que adecuar", explicó Guillermo Amstutz, Jefe del 4to Distrito Mendoza de Vialidad Nacional.

Para enmarcar la situación, hay que decir que Argentina y Chile se conectan a través de más de 40 pasos cordilleranos pero sólo 7 están pavimentados y el más transitado es el Cristo Redentor, por el que pasan más de 3.000 vehículos diarios y el más importante para el transporte de carga con Chile. "Es un Corredor estratégico para Sudamérica, no solo para Mendoza o el país, sino para la región", agregó Amstutz.

Las obras

La etapa 1, del lado argentino, tiene un plazo previsto para la ejecución de los trabajos de 27 meses, por lo que la finalización está prevista para el mes de mayo de 2024. En tanto, del lado chileno, las obras correspondientes a esta fase aún no inician.

Se trata de la ampliación del túnel Caracoles, un antiguo cruce ferroviario que en la actualidad está en desuso, y que está previsto como un paso de vehículos particulares en caso de congestión del túnel Cristo Redentor. Este túnel correspondía a la línea del Ferrocarril Transandino y discurre entre Los Andes (Chile) y Mendoza (Argentina). Fue inaugurado en 1910.

El Caracoles tiene una longitud total de 3.143 m de los cuales 1.460 m se encuentran en Chile y 1.683 m en Argentina. El Ferrocarril Trasandino dejó de prestar servicios en los años ´80 y en los ´90 fue reacondicionado como túnel auxiliar, aunque no está unido con el del Cristo Redentor.

El objetivo del proyecto es incrementar la capacidad del túnel para convertirlo en un paso para todo tipo de vehículos. Las dimensiones del túnel Caracoles pasarán de los actuales 4,9 metros de ancho y 5,46 de alto a 10,6 metros de ancho y 8,3 metros de alto, casi duplicando la capacidad. El túnel, que hoy en día cuenta con un único carril para el paso de vehículos, pasará a tener dos carriles equipados con sus respectivas aceras y banquinas.

https://twitter.com/gkatopodis/status/1519347561328529408

El proyecto incluye la construcción de cinco galerías de interconexión entre el Caracoles y el Cristo Redentor, que del lado argentinos se encuentran separados por una distancia aproximada de 325 metros. Tres de las cinco galerías estarán destinadas al paso de peatones mientras que las dos restantes estarán habilitadas para el paso de vehículos y peatones en caso de emergencias.

Luego vendrá la ampliación y modernización del paso internacional Cristo Redentor, cuya construcción data de 1980 y se encuentra ubicado a 3.186 metros sobre el nivel del mar en la Cordillera de los Andes. Este último dato permite dimensionar las dificultades climáticas y geológicas que presenta.

La ampliación de éste se realizará en dos etapas -en las que se ejecutarán obras en ambos lados de la cordillera- y serán licitadas de manera independiente por Argentina y Chile. Será para el mejoramiento integral, incluidos los sistemas de seguridad, la actualización de los actuales Centros de Control y la unificación de la operación y explotación conjunta de ambos túneles.

Te Puede Interesar