lunes 26 sep 2022
lucha antigranizo

Cómo y porqué la lucha antigranizo 2022 inicia 15 días antes

Aunque oficialmente es en octubre, el Gobierno decidió arrancar antes la lucha antigranizo. Convocan a pilotos, radaristas y meteorólogos a Mendoza y San Rafael

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Miguel Ángel Flores 11 de septiembre de 2022 - 06:57

Cada año, históricamente, la campaña en Mendoza inicia el 1 de octubre, de la mano del comienzo de la temporada en que se incrementa el riesgo de tormentas. Pero esta vez, el Gobierno, a través de la Dirección de Contingencia Climáticas, decidió que el ciclo 2022-23 de lucha antigranizo ponga primera dos semanas antes.

El 15 de setiembre es la fecha fijada por la DCC para que los aviones destinados a la siembra de nubes con ioduro de plata, el método utilizado en la provincia, estén prestos a despegar en caso de ocurrir esa contingencia climática. Con ese fin, ya se lanzó la convocatoria al personal comprometido en la campaña.

"Para la tarea de prevención, control y combate se determina que todo el personal involucrado en el funcionamiento del programa de Lucha Antigranizo se encuentre a disposición para afrontar la presente temporada a comenzar", dispuso la Dirección, al citar concretamente a radaristas, pilotos, mecánicos, meteorólogos, personal de apoyo "y todo aquel abocado a las Bases de Mendoza como San Rafael", se encuentren "preparados para prestar tareas diligentemente".

El responsable de la DCC, Julio Eluani confirmó que luego de asegurarse la provisión de insumos (cartuchos y bengalas de ioduro de plata) el programa ya tiene el stock suficiente para que los aviones comiencen en los próximos días los vuelos de siembra si las condiciones meteorológicas así lo requieren.

Cómo y por qué

image.png
Cartuchos de ioduro de plata, parte del arsenal pirotécnico utilizado para la siempra de nubes graniceras en Mendoza

Cartuchos de ioduro de plata, parte del arsenal pirotécnico utilizado para la siempra de nubes graniceras en Mendoza

Según Eluani "estadísticamente sabemos que han habido tormentas de no gran magnitud en setiembre, y dado que tampoco implica costos adicionales, se trata sólo de precaucación. Por eso es mejor estar listos desde el (jueves) 15, para lo cual se han puesto a punto 3 de los aviones. El cuarto estará listo un par de semanas después".

Para eso, la Dirección de Contingencias prepara una campaña antigranizo con más bengalas que cartuchos y los 4 Piper Cheyenne en condiciones para octubre. Aseguran que las bengalas aseguran mayor eficacia a la hora de sembrar las nubes para "desarmar" los núcleos del meteoro.

Así, de acuerdo a la previsión de la firma búlgara Stroy Project (se adjudicó la provisión de insumos por 4 temporada consecutiva), habrá arsenal suficiente. Por un lado, el Gobierno calcula contar con 17 mil bengalas en total y tiene un stock en los dos hangares de 8.500 cartuchos, aunque Stroy podría reforzar esas existencias, de ser necesario, desde su fábrica ubicada en Lavalle.

"Hay 5 mil unidades de bengalas en el hangar y 12 mil por recibir, a un ritmo de 2 o 3 mil por mes hasta enero. Está previsto reforzar ese stock con una licitación más para llegar al final de la campaña (en abril de 2023), aunque es relativo y dependerá de qué tan exigente sea la temporada en cuanto a tormentas", detalló al respecto Eluani, para quien el presupuesto global "se ajustó acorde a la inflación" interanual en relación al ciclo 2021-22, que estuvo cerca de los $400 millones.

Por lo dicho, no parece haber tanto afán por asegurarse el abastecimiento de cartuchos de ioduro. De hecho, la "herencia recibida" de la temporada 2021-22 muestra un remanente bastante cercano a los 10 mil que los aviones disparan en un año considerado "normal" en cuanto al azote de la piedra sobre los cultivos en Mendoza.

Por estos días, la puesta a punto incluyó modernizar las cabinas de los Piper (2 estarán en el hangar de la Fuerza Aérea, junto al Aeropuerto El Plumerillo y los restantes en San Rafael), pero no fue necesario el habitual "overhaul" o mantenimiento/renovación de turbinas que se aplica cada dos o tres años.

Te Puede Interesar