Análisis

La pobreza indigna y no condice con los datos de la economía

Los indices de pobreza informados por el INDEC preocupan por su magnitud y por su poca concordancia con los datos macro economicos

Por Marcelo López Álvarez

Cómo compatibilizar los duros datos del INDEC del crecimiento de la pobreza con una economía cuyos indicadores muestran reactivación industrial, indices de inversión positivos y recuperación del empleo entre otros.

La respuesta parece simple pero a la vez de gran complejidad; inflación y redistribución de los ingresos son los factores fundamentales en los cuales el Ejecutivo no ha acertado la políticas y lo ha transformado en apenas un cuerpo de bomberos que intenta apagar un incendio.

Es cierto que el periodo que le toco gobernar a Alberto Fernández es de una excepcionalidad increible, desde la pandemia, la guerra o ahora la sequia, todos elementos que no puede manejar el Ejecutivo, se acumularon año a año. Pero no es menos cierto que tampoco demostro demasiada voluntad de ser disruptivo con la situación y buscar la forma de poner en caja los intereses particulares para supeditarlos a los colectivos. La politica de la zanahoria, a la que fue siempre afecto el presidente, no ha dado resultados, ni seguramente dará, en un país y en un mundo donde la concentración de intereses y riquezas es materia común.

No hay demasiados secreto en las causas y consecuencias del aumento de la pobreza, si parece haberlos (o no) en como combatirlo. Lo que es claro que si la política pasa una vez más por alinearse a los factores de poder sin utilizar a favor las necesidades y complejidades del mundo y los acreedores no parece haber solución a la vista.

La pobreza trepando al 39.2 al final del 2022 sin considerar aún los factores inflacionarios del primer trimestre de 2023 que cerrara con un numero cercano al 20 por ciento en solo tres meses.

Un informe del CEPA publicado esta madrugada coincide desde lo tecnico con lo politico en las causas del aumento de la pobreza.

Por un lado los elevados niveles de inflación de alimentos en el segundo semestre fueron, de todas formas, equivalentes a los del primero. A partir de enero de 2022 se produce un incremento en los niveles de inflación de alimentos, ubicándose en valores superiores a la inflación general. Los datos promedio muestran que, durante el segundo semestre de 2022, la inflación de alimentos ascendió a 5,7%, similar a la del primer semestre que había sido de 5,8%. Respecto al semestre equivalente del año anterior, el incremento es significativo: de 2,9% a 5,7%. Como el precio de los alimentos determina los niveles de la canasta alimentaria y, en buena medida, de la canasta total, una inflación de alimentos por encima de la general implica presiones al alza de la tasa de incidencia de indigencia y, en parte, de la de pobreza.

Por otro lado los ingresos de los trabajadores dado que los hogares de menores ingresos presentan mayores tasas de informalidad, los datos de salario de trabajadores no registrados y el SMVM resultan útiles para analizar los efectos sobre la pobreza/indigencia.

¿Qué pasó en el segundo semestre de 2022? Si se considera la evolución del salario del empleo no registrado, este se redujo 3,5% respeto del primer semestre (producto de bonos abonados en este último período), mientras que, si se analiza la evolución del SMVM, se percibe un incremento de su poder adquisitivo de casi 1%.

unnamed.png
Los datos de pobreza son alarmantes sobre todo en un contexto de datos de la macroeconomía que se presentan como positivos.

Los datos de pobreza son alarmantes sobre todo en un contexto de datos de la macroeconomía que se presentan como positivos.

Respecto al período equivalente de 2021, el salario de las y los trabajadoras/es no registrados se redujo 1,2%, mientras que en el SMVM se percibe un incremento de 6,4% considerando los bonos mencionados. Complementariamente en los trabajadores registrados en el segundo semestre de 2022 se muestra una desmejora en términos reales de 3,8% respecto al primer semestre del año y de 3,5% respecto al período equivalente del año anterior.

El fenomeno de trabajadores pobres se muestra cada vez con más fuerza. La relación de la mediana de salarios (el punto donde la cantidad de asalariados registrados se divide en mitades) respecto de la Canasta Básica Total se redujo sensiblemente: pasó, entre finales de 2017 y hasta finales de 2019, de superar a la CBT en 12,2% a quedar por debajo de la misma en 12% (una retracción de casi 25 puntos).

Por ahora el gobierno parece solo concentrado en las reservas y la macro. El anuncio de Sergio Massa del dolar agro unificado refuerza esa idea. Sin embargo parece no encontrar registro para encarar el más basico y principal item de su contrato electoral, la recuperación de los ingresos. Este gobierno ha logrado dos tristes hechos ineditos. Trabajadores registrados que ganan por debajo de la linea de pobrezas y crecimiento de la actividad económica con aumento de la pobreza.

Te Puede Interesar