martes 27 sep 2022
Opinión

Ha muerto un líder mundial de la paz

Los rusos de generaciones anteriores, aquellos que ahora son personas de mayor edad, ven a Gorbachov como el responsable de haber provocado la caída de la Unión Soviética.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Sergio Bruni 4 de septiembre de 2022 - 08:25

El legado de Gorbachov, el ex líder soviético seguirá generando polémicas, tanto dentro como fuera de Rusia, incluso después de su muerte, ocurrida el pasado 30 de agosto.

Los rusos de generaciones anteriores, aquellos que ahora son personas de mayor edad, ven a Gorbachov como el responsable de haber provocado la caída de la Unión Soviética.

Eso llevó a la pérdida del estatus de la gran potencia que era la URSS, de la que se sentían orgullosos de pertencer.

Por otra parte, los jóvenes de entonces veían a Gorbachov con otros ojos, bien distintos a los de los mayores. Para ellos fue el dirigente que les permitió disfrutar de la libertad y del acceso a las distintas oportunidades que tienen los habitantes del resto de Europa.

Gorbachov, para el mundo, significó el final de la Guerra Fría y el desmantelamiento de la amenaza de destrucción nuclear, incluso, más de 30 años después de su dimisión al frente del Estado soviético.

Sorprendió por su valentía al implemetar con sus reformas, un tránsito pacífico hacia un Estado democrático y la impensada reunificación de alemania. Razones por las cuales recibió el Premio Nobel de la Paz en octubre de 1990.

En Rusia, sin embargo, como suele suceder ¡No fue profeta!. Cuando se presentó a las elecciones presidenciales en 1996 solo recibió el 5% de los votos.

Según algunos analistas, su error consistió en pensar que podía reformar y, a la vez, mantener la Unión Soviética tal y como estaba.

El mismo Gorbachov analizaba así su papel en la caída del bloque soviético: “A pesar de todos los males y miserias actuales, los rusos, y en general la gran mayoría de los ciudadanos de los países de la ex órbita soviética, prefieren vivir en una sociedad libre y democrática, como la que hoy disfrutan, a la situación que vivían bajo el comunismo. Ese es el marco en el que puedo encuadrar mi responsabilidad en mi etapa como exmandatario de la Unión Soviética".

Perestroika y Glasnost

Una vez llegó al poder, Gorbachov lanzó dos estrategias para tratar de impedir el colapso de la Unión Soviética, que parecía inminente.

Según el líder, el país necesitaba una perestroika o reestructuración económica.

"Se están quedando rezagados tras el resto de la economía. Sus productos de mala calidad son una desgracia", les dijo a los líderes del Partido Comunista.

La otra estrategia, la llamada Glasnost, que se traduce como la apertura o transparencia del Estado Sovíetico, luego de décadas de aislamiento y de la nula información que no fuera la oficial del partido comunista.

En efecto, bajo su mandato aumentaron la tolerancia de credo y pensamiento y la divulgación de noticias nacionales e internacionales. La libertad de expresión comenzaba a ser un hecho desconocido hasta su llegada al poder.

Emprendió además una campaña para democratizar el Partido Comunista y permitir el pluripartidismo.

En cuanto a la política exterior, Gorbachov se centró en poner fin a años de Guerra Fría y firmó varios acuerdos con los gobiernos estadounidenses de Ronald Reagan y de George Bush para el control de armas nucleares.

El mandatario también puso fin a la ocupación soviética de Afganistán, regularizó las relaciones diplomáticas con China, e incluso se alió con Estados Unidos durante la Guerra del Golfo en 1991.

A finales de la década de los 80, Gorbachov enfrentó su más dura prueba: la Unión Soviética comenzaba a resquebrajarse.

En Polonia, Lech Walesa asumió el poder y, en septiembre, Hungría abrió sus fronteras hacia occidente sin respuesta alguna de las tropas soviéticas.

En noviembre de ese mismo año, el curso de la historia europea cambió para siempre: el muro de Berlín cayó y, poco después, Alemania se reunificó, con todo lo que ello significó para la nueva configuracion de la realidad europea.

GORBACHOV, SERÁ RECORDADO COMO EL LIDER QUE CAMBIÓ EL MUNDO.

Te Puede Interesar