Diario de Campaña

Elecciones 2023, en busca de los últimos votos

Con las campañas cerradas para estas elecciones 2023 los equipos se centran en buscar los últimos votos. Duda sobre la reacción de los ciudadanos ante el efecto hartazgo.

Por Marcelo López Álvarez

Después de acumular días y días de tensión, chicanas, operaciones, alguna que otra idea coherente y promesas de Dorados económicos que nunca llegan, cierra esta primera etapa de las elecciones 2023.

Queda por resolver si será en final o simplemente la primera escala rumbo a la contienda final del 19 de noviembre.

Los últimos dos días hábiles mantuvieron la volatilidad y la tensión económica. Con muchos fórceps y notables despliegues de personal estatal, reforzando los controles, que hasta ahora eran inexistentes, el Gobierno logró generar una sensación de calma que su continuidad, o no, estará atada indisolublemente a la reacción de los ciudadanos ante lo que dictaminen las urnas.

La sensación de qué ciudadanos, mercados y dirigentes, a horas de la elección, siguen buscando una brújula o un mapa que pueda marcar mínimamente un camino se hace fuerte.

elecciones-urnas-justicia-electoral-urna-boleta-votacionjpg.webp
Las urnas listas para el momento definitivo de las elecciones 2023.

Las urnas listas para el momento definitivo de las elecciones 2023.

Estas elecciones tienen la particularidad de un final abierto entre tres candidatos y cualquier cosa puede pasar. Un hecho inédito en la democracia argentina que llega en un momento particular, donde las variables económicas muestran disociaciones también inéditas en la historia de nuestro país, como la particularidad de que los trabajadores registrados tienen un ingreso promedio que apenas empata la línea de pobreza.

La última gran duda que recorre los tres centros de campaña es cómo reaccionará en estas escasas horas el electorado ante dos hechos claves. Uno el hartazgo de la cantidad de veces que se fue a votar en el año y de la interminable y mediocre campaña electoral y dos la reacción ante la catarata de dislates del círculo de uno de los presidenciables. Ayer, para cerrar la campaña, el hijo de quien propusiera romper relaciones con el Vaticano y cerrar todas las embajadas, aseguro que una buena idea sería privatizar o concesionar en Mar Argentino en parcelas para así preservar las especies.

En los centros de campaña creen que el hartazgo de la ciudadanía ante la cantidad de actos electorales y permanente campaña puede generar un efecto “Está bien ya. Terminemos con esto” que agrega más incógnitas aún al resultado.

En dos de los tres equipos las encuestas alientan la idea que el resultado de este domingo ya está cerrado, sin embargo, la precisión de analistas y encuestadores no es de los activos que más pagan en los últimos años en los procesos electorales argentinos, por lo tanto, bien harían en no creer demasiado y esperar pasadas las 22 para tener alguna certeza.

Argentina se topa en estos 40 años de democracia por primera vez con un proceso electoral donde más de dos candidatos tienen posibilidades de ser presidente y uno de ellos parece renegar precisamente del proceso democrático que tanto costó construir en la Argentina.

Los propios ciudadanos y ciudadanas serán quienes decidan que camino y futuro de la democracia argentina.

Te Puede Interesar