Análisis

Dolarización: Caramelo de Madera o realidad

Javier Milei insistió ayer con un proceso de dolarización mediante la previa adopción de una canasta de monedas. Cuales pueden ser las consecuencias.

Por Marcelo López Álvarez

Cuánto hay de relato en la cercanía de la dolarización y cuanto de certeza. Hay seriamente un plan para llegar a ese punto por parte de Javier Milei y su equipo o es uno de los famosos caramelos de madera de la política que se ofrecen para distraer un rato mientras se va para otro lado.

Ayer en este mismo espacio y en Radio Andina explicamos que la secuencia objetiva de hechos que el Gobierno muestra como el camino a la dolarización en realidad son un relato poco sustentable.

Por otro lado, una dolarización ordenada parece muy dificultosa. Parece imposible (aunque la vida siempre te da sorpresas) que un proyecto en ese sentido pase el tamiz parlamentario y, aún más, el judicial.

¿Entonces? Sí es cierto que Javier Milei y su equipo están seguros de implementar el proceso de dolarización cuál sería el camino. La dolarización desordena mediante la aplicación de una medida que no necesita pasar por el Congreso y es lo que planteó Patricia Bullrich en su campaña. La legalización de la economía bimonetaria o multimonetaria, la famosa Canasta de Monedas.

Ayer el presidente aseguró que este sería el camino pero, además , enviaría una ley para tratar como delito la emisión de moneda (él habló de señoreaje demostrando -una vez más- que sus conocimientos de economía son básicos) como forma de matar el peso, sin matarlo.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/todonoticias/status/1760818180677574761&partner=&hide_thread=false

Dolarización, más dolores que alegrías

Si las pocas experiencias dolarizadoras aplicadas en el mundo fueron de manera ordenada y sus resultados han sido muy malos para esas naciones qué podría pasar con una dolarización desordenada y casi a lo Pirro. La respuesta es incierta pero temida.

El ex presidente de Ecuador, Rafael Correa, popularizó en el mundo una definición muy usual el la sociedad ecuatoriana “La dolarización solo sirve para parar la inflación, nada más”. La situación actual del país latinoamericano parece reafirmar con creces esa afirmación.

Adoptar el dólar como moneda implica una renuncia definitiva a ejercer política monetaria y pero también de soberanía en las decisiones económicas, que quedan atadas indefectiblemente a lo que pase en la economía estadounidense. Es cierto que una bimonetariedad daría un poco más de margen de acción pero por poco tiempo, cuando ya nadie quiera un peso y el dólar se imponga totalmente la situación es la misma que en la dolarización ordenada.

image.png
Dolarización. ¿Tendremos los precios en dólares como en Ecuador? Un dato de color a pesar de manejarse con la moneda norteaméricana en los folletos de los supermercados siguen usando el simbolo del peso solo

Dolarización. ¿Tendremos los precios en dólares como en Ecuador? Un dato de color a pesar de manejarse con la moneda norteaméricana en los folletos de los supermercados siguen usando el simbolo del peso solo

Qué es lo que se pierde con la dolarización, el factor clave para regular la competitividad y generar condiciones propicias para las exportaciones rubro fundamental para el funcionamiento de la economía local.

Las exportaciones generan empleo y las divisas necesarias para el crecimiento de la economía y del Producto Bruto. La dolarización es una celda con barrotes de titanio que se le coloca a la economía, a su funcionamiento y a su crecimiento.

Como explicamos ayer en Radio Andina esa dolarización favorece los modelos extractivistas de materia prima sin agregado de valor poniendo en riesgo las riquezas del país y perjudicando seriamente a la industria y las pymes sustituyendo el trabajo argentino por la mano de obra extranjera ya que favorece un comercio internacional liberalizado en forma total por sobre la producción nacional. Así queda una economía basada en la exportación de commodities y los servicios, un remedo de la década del 90 casi perfecto. Cómo en aquellos años la destrucción de las Pymes y la Industria (que explican el 75% del empleo nacional) genera un escenario poco propenso para la estabilidad social.

Con la dolarización o la canasta de monedas la economía y su posible crecimiento, que abarca desde la generación de empleo hasta la posibilidad de mejorar un sueldo, quedan absolutamente atadas al endeudamiento externo o las exportaciones que al reprimarizarse quedan atadas a los vaivenes de los mercados especulativos de los commodities.

Caramelo de madera o realidad la dolarización se apodera de la agenda.

Te Puede Interesar