Inflación y escasez

Maduro ordenó la "ocupación" de una cadena de electrodomésticos por "usura"

El Gobierno de Venezuela ordenó la detención de cinco gerentes de tiendas como parte de lo que ha calificado como una "guerra económica". Mirá los videos.

Por Sección Economía

El Gobierno de Venezuela anunció el domingo la detención de cinco gerentes de tiendas como parte de lo que ha calificado como una "guerra económica" entre el Estado socialista e "inescrupulosos" empresarios, y que el presidente Nicolás Maduro ha dicho enfrentará con mayores controles económicos.

En una ofensiva realizada antes de Navidad que recuerda el estilo del fallecido Hugo Chávez, el presidente Nicolás Maduro ordenó desde el viernes a los soldados venezolanos "ocupar" varias cadenas de tiendas de electrodomésticos, en un operativo contra lo que las autoridades ven como una ola de especulación en los precios que está afectando a la economía del país.

Maduro añadió más tarde el domingo en una cadena de radio y televisión, que continuarán con las jornadas de fiscalización en tiendas de calzado, vestido, autos, alimentos, juguetes, ferretería y electrodomésticos.

"A los empresarios les hago un llamado. Ha llegado la hora de la rectificación total y profunda ¡Cero tolerancia con la especulación!", dijo el mandatario en una reunión con sus ministros, donde citó pasajes contra la usura extraídos de la Biblia, el Torá y el Corán.



Aunque el Gobierno asegura que el sector privado especuló hasta llevar la inflación a niveles interanuales de 54,3 por ciento, economistas sostienen que los controles de cambio y precios introducidos por Chávez hace una década, están colapsando.

Aún así Maduro, un antiguo sindicalista, adelantó que espera utilizar los poderes para legislar por vía expresa que solicitó ante el Legislativo, para establecer por decreto márgenes de ganancia para todos los ramos de la economía y endurecer las sanciones penales establecidas a los ilícitos cambiarios.

"Una vez que se apruebe la Ley Habilitante en la Asamblea Nacional, voy a colocar límites porcentuales a las ganancias del capital en todas las ramas de la economía, del aparato productivo nacional. Serán obligatorios", sentenció.

Miles de venezolanos han acudido en masa a las tiendas de electrodomésticos con la esperanza de sacar provecho de los nuevos "precios justos" que el Gobierno está imponiendo, los cuales a veces alcanzan la mitad del valor previo de los productos.

En el proceso, cinco gerentes de las cadenas Daka, JVG y Krash fueron detenidos y serán procesados bajo cargos de aumentar injustificadamente los precios después de importar productos con dólares obtenidos con el tipo de cambio oficial de 6,3 bolívares.

Política versus economía
Escenas de saqueo producidas el sábado en una tienda perteneciente a la ocupada cadena de electrodomésticos Daka han avergonzado a muchos venezolanos y se han transformado en combustible para una oposición que asegura que Maduro está generando el caos en lugar de defender a los más pobres.

Cinco personas acusadas de saquear una tienda Daka en la ciudad de Valencia, ubicada en el centro del país, fueron arrestadas, dijo la Fiscalía General en un comunicado.

Adicionalmente, las autoridades han solicitado a proveedores locales de internet que bloqueen portales utilizados para divulgar el precio de las divisas en el mercado paralelo, casi diez veces por encima del precio oficial, una medida que también fue invocada por Chávez en el pasado.



Sin embargo, analistas consideran que las medidas hasta ahora tomadas por el Ejecutivo para controlar la inflación rampante y la creciente escasez se han quedado en la diatriba política, sin lograr ajustar el funcionamiento de los controles.

El propio presidente Maduro ha dicho que al menos el 30 por ciento de las asignaciones de divisas a precio oficial fueron dirigidas al mercado paralelo a través de operaciones corruptas.

"La economía en un río rebelde y no se doblegará ante los discursos o las acciones políticas", escribió el economista Luis Vicente León de la encuestadora Datanálisis, en el sitio Prodavinci.com

Siete meses después de que Maduro derrotó al líder opositor Henrique Capriles en las elecciones presidenciales para sustituir a Chávez, las divisiones políticas en Venezuela se están incrementando de cara a unas elecciones municipales programadas para el próximo mes.

Capriles, gobernador del estado de Miranda, y otros líderes de la oposición están instando a los venezolanos a castigar a los candidatos a alcaldes de Maduro el 8 de diciembre.

"Cada día queda más claro que Maduro es un fracasado títere del Gobierno cubano", dijo Capriles el domingo.

"Cada vez que Maduro abre la boca aumenta la desconfianza y aleja todas las inversiones que generan empleo", agregó.

Ocupación
El presidente de Venezuela ordenó el viernes la "ocupación" de una cadena de tiendas de electrodomésticos acusada del presunto delito de usura, como parte de una campaña para combatir "la especulación y el acaparamiento" que según el mandatario Nicolás Maduro serían la cara visible de una "silenciosa guerra económica" contra su gobierno.

"He ordenado la ocupación de esa red de tiendas y sacar los productos a la venta del pueblo a precio justo, que no quede nada en los anaqueles, que no quede nada en los almacenes", dijo Maduro durante una visita al estado oriental de Anzoátegui.

Maduro agregó que los gerentes de las tiendas de electrodomésticos Daka "ya están detenidos" y que la ocupación se realizará con el apoyo de los militares y miembros del organismo estatal de protección al consumidor Indepabis.



"Todo aquel empresario que esté violando las leyes y robando al pueblo, más temprano que tarde, en los próximos días, le llegará la Ley, el Estado, el gobierno, el pueblo", aseveró.

Las acciones fueron tomadas dos días después que Maduro anunció la decisión de reordenar y ajustar todos los organismos y mecanismos del estado que administran los controles de divisas y precios vigente desde hace más de 10 años.

Dijo que la ocupación de la cadena de tiendas y la próxima fiscalización de otras tienen como propósito "proteger el salario de los venezolanos y sus aguinaldos".

Afirmó que "el porcentaje de sobreprecio... de sobrefacturación, de robo, llega a 1.000% de los precios de los productos", respecto a la estructura de costos de importadores.

Venezuela enfrenta una inflación galopante y dificultades graves de abastecimiento de algunos alimentos y productos básicos como el papel higiénico, que incluso han sido reconocidas por el Banco Central de Venezuela. Este registró un índice de escasez en octubre de 22,4%, una de las tasas más altas que se ha alcanzado desde que se comenzó a difundir el indicador en 1990.

En octubre, Venezuela registró una inflación de 5,1% y en los últimos 12 meses lleva un acumulado de 54,3%, una de las tasas más altas en más de una década, de acuerdo a cifras oficiales.

En los primeros 10 meses del año se ha acumulado una tasa de 45,8%, 32,4 puntos porcentuales más que los registrado entre enero y octubre del año pasado.

El mandatario venezolano prometió intensificar sus esfuerzos para fiscalizar las empresas y sancionar a aquellos empresarios que especulan con los precios de los productos y las divisas, según él, para desestabilizar su gobierno.

Los dirigentes empresariales han rechazado esos señalamientos y han planteado que las fallas en el abastecimiento son consecuencia de la reducción de la entrega de las divisas oficiales, que han afectado la importación de materias primas, equipos y repuestos, así como por las distorsiones generadas por una década de controles de precios y de cambio que han hecho caer la producción.

Venezuela mantiene desde febrero de 2003 un control sobre los precios y sobre el tipo de cambio. La tasa oficial de cambio es de 6,30 bolívares por dólar, pero en el mercado paralelo el dólar se cotiza cerca de nueve veces más.

Venezuela cerró el año pasado con una inflación de 20,1%. Fuente: Reuters y AP

Te Puede Interesar