jueves 30 jun 2022
CRIMEN SIN RESOLVER

Impotencia y desesperación embargan a la familia de la anciana asesinada hace más de un año en Junín

No hay ningún avance en la investigación y la causa puede cerrarse en estos días por falta de pruebas. En tanto, el Ministerio de Seguridad no cumplió con un compromiso que había asumido ante la familia de la víctima, se quejó el hijo de la anciana.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Carolina Pavón carolina_pavon@sitioandino_com_ar 3 de julio de 2011 - 21:29

“No debe faltar mucho tiempo”, manifestó dolido Edgardo Muñoz, al referirse sobre el cierre de la causa por el crimen de su madre, Ángela Hermoso, que fue asesinada brutalmente el 20 de enero de 2010, en su casa del barrio Santa Rita de La Colonia, Junín.

A días de que se cumpliera un año del crimen de la anciana de 78 años, se conoció, a través de los familiares la noticia de que a mediados de este año la causa iba a cerrarse por la falta de pruebas.

A “Porota”, como la llamaban a Ángela en el barrio, la mató un grupo de delincuentes que entró a su casa para robarle sus pertenencias. La mujer, que vivía sola, fue golpeada con un martillo y luego degollada.

“Se perdieron pruebas fundamentales para poder resolver el caso”, dijo Muñoz. “Estamos desesperados y con impotencia porque uno sabe bien quien fue y nadie hace nada”, agregó.

El día en que se cumplió un año, los dos hijos de la víctima, expusieron en una conferencia de prensa todas las irregularidades ocurridas en la investigación desde un primer momento, como la putrefacción de pruebas esenciales para poder identificar a los sujetos que habían asesinado a la anciana.

En esa reunión estuvieron presentes, el intendente de Junín, Mario Abed; Alejandro Gil, de Participación Comunitaria; Emilio Caram, de Apoyo a la Comunidad; y Luis Parrilli, subsecretario de Seguridad.

Las autoridades del Poder Judicial involucradas en el caso fueron invitadas pero ninguna asistió.

Allí los funcionarios de Seguridad, se comprometieron a pedir una audiencia con la Suprema Corte de Justicia y con el Procurador General de la Corte, para que la familia exponga el cuestionable trabajo que ha desempeñado el juez que lleva la causa, Ricardo Shultz.

De este compromiso hasta el momento no hay novedades. “Lo que dijeron no se ha cumplido, no se ha realizado nada”, aseguró el hijo de la víctima.

Con respecto al último avance que parecía haber tenido el caso, la declaración de una testigo de identidad reservada, de acuerdo a lo expuesto por Muñoz, no alcanzó para culpar a los autores del hecho.

“Acá hay intereses de por medio para que no se resuelva el crimen. No tenemos justicia en este país, pero seguiremos trabajando”, concluyó el hijo mayor de Ángela.

Te Puede Interesar