miércoles 22 jun 2022

Bitcoin no encuentra piso: tras un fin de semana negro abrió la semana con nuevas caídas

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
13 de junio de 2022 - 09:15

Después del fuerte derrumbe que sufrieron durante el último fin de semana, el Bitcoin y las principales criptomonedas continúan cotizando a la baja siguiendo una tendencia negativa que comenzó hace ya algún tiempo y afectando también a las llamadas DeFi, o finanzas descentralizadas.

En la madrugada de este lunes en la Argentina, el Bitcoin se conseguía a unos 24.000 dólares, mientras que Ethereum había perforado los USD 1.300, en tanto que otras más estables como Cardano y XRP se vendían a 0,45 y 0,31 dólares, respectivamente.

La criptomoneda más importante pierde 12.39% en las últimas 24 horas y 23.47% en la última semana.

La capitalización bursátil de las criptodivisas cayó alrededor de un 12% en las últimas 24 horas, hasta casi 970.000 millones de dólares en la mañana del lunes, según datos de CoinMarketCap. Ese valor no caía por debajo del billón desde enero de 2021.

Fin de semana negro

De esta manera, se siguen desplomando las monedas digitales más utilizadas, luego del sábado negro que se vivió hace dos días, que significó una nueva manifestación de la crisis de confianza en el sistema cripto que se fue instalando a partir del aumento de las tasas de interés y de la caída de las bolsas mundiales.

La situación ayer domingo, cuando a las 8 de la mañana argentina el Bitcoin cotizaba en torno de los USD 27.400 y su capitalización caía por debajo de los USD 523.000 millones, perdiendo más de 5% en 24 horas y 7,40% en los últimos 7 días anteriores, y habiendo registrado bajas en 10 de las últimas 11 semanas.

En el caso de Ethereum, la segunda cripto de mayor capitalización, el derrumbe fue aún más pronunciado: 7,5% en 24 horas y 18% en 7 días, cotizando a menos de USD 1.458 y una capitalización inferior a USD 177.000 millones.

La crisis en el sector se profundizó a mediados de mayo pasado tras el derrumbe de la stablecoin algorítimica Terra/Luna, que en menos de 48 horas perdió prácticamente todo su valor, pasando de una capitalización cercana a los USD 40.000 millones a una de casi cero.

Empezó así un denominado "criptoinvierno", en el que los precios caen sorpresivamente y no se ve o pronostica ninguna mejoría en el próximo semestre. Este último episodio fue impulsado por varios elementos: la inflación en el mundo y la propuesta de prohibir el uso y la extracción de estas en Rusia, actualmente en conflicto con Ucrania, según publica Infobae.

Desde entonces, hace ya un mes, Bitcoin, cuyo precio había rozado los USD 70.000 en noviembre de 2021, osciló en torno de los USD 30.000, logró por momentos acercarse a los USD 32.000 y posteriormente continuó en caída hasta este lunes, que llegó a valer poco más de 27 mil dólares.

La evolución del Bitcoin ha sido a su vez muy similar a las del Nasdaq 100, que terminó la semana pasada con una pérdida de 5,6 por ciento. En general, los mercados financieros y bursátiles han sido víctimas de la inflación y el aumento de las tasas de interés, pero las criptomonedas y las acciones de las empresas "tecnológicas" han sufrido proporcionalmente más, pues en la etapa anterior habían sido las más dependientes de la propulsión del dinero abundante provisto por los bancos centrales y los déficits de las principales tesorerías del mundo.

A raíz de la caída de las cotizaciones y en particular del colapso de Terra/Luna, últimamente se intensificó la demanda en varios países por una mayor regulación de las criptomonedas, en particular de las llamadas stablecoin, supuestamente de valor fijo respecto de algún otro activo, como el dólar, a través de las cuales se realizan la mayoría de las transacciones criptográficas.

Te Puede Interesar