miércoles 22 jun 2022

Materiales con pasado y futuro

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Sección Fotografía 8 de junio de 2022 - 00:00

Levantada con ladrillo amarillo, que gana con el paso del tiempo, esta vivienda nueva está ubicada en un vecindario de los años sesenta al oeste de Copenhague. Una elección que conecta la casa con la historia de su entorno.

Construida con un ladrillo amarillo que se puso de moda en los años sesenta, la casa junto al lago Damhussøen es sólida y a la vez aireada. Respira por ventanas, patios y terrazas. Un olivo marca el comedor de verano

Durante los años sesenta, muchas de las viviendas junto al lago Damhussøen, al oeste de Copenhague, se construyeron con ladrillos amarillos. Como el resto de las casas del vecindario, la vivienda de los Andersen se levantó con ese tipo de material, pero en el interior la conexión es inalámbrica. Con cubierta plana y vegetal, salpicada de patios y lucernarios, y levantada con materiales que envejecen bien y no representan una época determinada, se diría que esta casa lleva años junto al lago.
Mads Mogensen

En el sótano está el cuarto de juegos. La pizarra con forma de casa fue una petición de la madre, que es enfermera, y está convencida de que los niños dibujan y escriben lo que anhelan, disfrutan o temen.


Mads Mogensen

Salvo algunas paredes oscuras que contrastan, la casa está amueblada con tonos naturales y madera de roble. El comedor, el salón y la cocina comparten la planta baja. La mesa es un diseño del arquitecto Jeppe Utzon. Las sillas, de Arne Jacobsen, las produce la empresa Fritz Hansen. La lámpara de techo es de la marca danesa Amour. El carrito-camarera lo diseñó Børge Mogensen. Y el sofá lo produce la empresa Eilersen. Mads Mogensen

Madera de roble, paredes pintadas de gris y acabados de cobre: la cocina fue diseñada por Jeppe Utzon y los arquitectos de su estudio. Las cerámicas son de la danesa Tina Marie. La lámpara de techo es de Amour, y los taburetes son el modelo Hven de la danesa Skagerak.

Más ancha en la base que en el piso superior, la casa está rodeada de pequeños patios y terrazas que atrapan todas las horas de sol, mantienen la intimidad y multiplican las zonas de estar cuando llega el buen tiempo.
Mads Mogensen

La escalera de roble que conecta ambos pisos actúa de lucernario y oculta una serie de armariosalmacenes blancos. Mads Mogensen

El dormitorio principal mezcla el roble -del suelo y el cabezal, afín a la barandilla de la escalera y al zócalo de los dormitorios- con el color verde claro de las mesillas y las paredes. Los cojines son de Society y Arket. Y la alfombra, de H&M Home. Mads Mogensen

El informático David Andersen comparte la vivienda con su mujer, Rie Kristiansen, que es enfermera, y sus dos hijos, Thomas y Magnus. Mads Mogensen

Te Puede Interesar