miércoles 22 jun 2022
Estado de Sitio

Desigualdad, un par de propuestas para combatir el flagelo post pandemia

Por Marcelo López Álvarez.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
31 de mayo de 2022 - 09:15

El domingo, en este espacio, y ayer, en Radio Andina, contamos los datos del informe de OXFAM presentando en el marco del Foro de Davos que ponía números a la profundización de la desigualdad que trajo aparejada la pandemia y el conflicto bélico, diplomático y económico desatado a partir de la entrada de tropas rusas a territorio independentista en Ucrania.

Los datos son lo suficientemente contundentes para que los dirigentes del mundo tomen conciencia de que se deben poner en marcha políticas y estructuras que puedan reducir la profunda desigualdad y se busque un camino que pueda dejar de excluir para incluir, para avanzar -como dijo alguna vez el Papa- hacia un capitalismo de rostro humano.

El propio informe de OXFAM después de desagregar y profundizar los datos que explicamos en la columna anterior dedica la última parte a proponer algunos caminos extraordinarios y otros permanentes para comenzar a achicar las desigualdades.

El informe asegura que "Los Gobiernos tienen suficiente margen de maniobra para actuar y poner freno al crecimiento extremo de la riqueza de los milmillonarios y de los beneficios de las empresas, al mismo tiempo que abordan la crisis sin precedentes del aumento en el coste de la vida que está afectando al mundo".

La entidad que agrupa a otras 19 de todo el mundo y que trabaja en más de 90 países durante las reuniones de primavera del FMI y del Banco Mundial del 2020 ya había presentado una serie de propuestas para un plan de rescate económico en las que instaba a la toma de decisiones para evitar los daños que pudiera causar la galopante inflación y construir un mundo más sostenible.

El plan plantea que los estados deben "fortalecer la protección social, aplicar controles a los precios, cancelar la deuda de los países más postergados y, recanalizar derechos especiales de giro (DEG) a los países pobres e incrementar la ayuda y construir sistemas fiscales más justos".

Para OXFAM "La acción más urgente y estructural que deben acometer los Gobiernos de manera inmediata es aplicar medidas fiscales altamente progresivas y justas que permitan reinvertir los recursos obtenidos en otras medidas sólidas y de eficacia demostrada dirigidas a reducir las desigualdades como una protección social y una atención médica universales". La entidad propone una serie de medidas fiscales progresivas, entre las que destacan en primer lugar una serie de " Impuestos sobre los beneficios "caídos del cielo" de grandes empresas en tiempos de crisis

Y destaca que "El FMI, la OCDE y la UE han propuesto que los Gobiernos apliquen impuestos excepcionales a las compañías energéticas que están obteniendo beneficios récord "caídos del cielo" gracias al aumento vertiginoso de los precios de la energía. Los ingresos generados podrían así financiar medidas de apoyo dirigidas a las personas que se enfrentan a unas facturas energéticas cada vez más elevadas. Italia es el primer país en aplicar un impuesto excepcional de estas características"

Remarca el informe que en estos tiempos se necesita un nivel de voluntad política similar al que tuvo Francia al finalizar la Segunda Guerra Mundial cuando el gobierno francés gravó la riqueza excesiva generada durante la guerra a un tipo del 100 %.

Oxfam defiende que se aplique un impuesto temporal del 90 % a los beneficios excesivos que permita recaudar sobre los beneficios "caídos del cielo" obtenidos por grandes empresas de todos los sectores. Esta medida permitiría reducir las ganancias excesivas y generar recursos suficientes para invertirlos en otros fines.

A septiembre de 2020 Oxfam estimó que aplicar un impuesto de esas características a los beneficios extraordinarios de tan solo 32 grandes empresas durante la pandemia de la COVID-19 habría permitido recaudar 104 000 millones de dólares.

Como segundo ítem plantea algo ya aplicado en la Argentina, impuestos excepcionales y de solidaridad sobre las grandes fortunas. Oxfam pide que se apliquen impuestos de emergencia para financiar medidas de apoyo a las personas que se enfrentan al espectacular aumento de los precios de la energía y los alimentos, así como para financiar una recuperación tras la pandemia de la COVID-19 basada en la justicia de género, económica, racial y climática.

Estos impuestos de emergencia podrían consistir en un impuesto excepcional sobre la riqueza, a los aumentos temporales de los rendimientos del capital o un impuesto sobre los beneficios extraordinarios.

Como tercer punto ya con forma más permanente plantea "Impuestos recurrentes sobre la riqueza y las ganancias de capital. La aplicación de un impuesto excepcional y de solidaridad o de emergencia sobre la riqueza de las mayores fortunas debe marcar el camino para lograr una solución más justa y estructural. La imposición permanente de la riqueza para reequilibrar la tributación de las rentas del capital y del trabajo puede contribuir a reducir en gran medida las desigualdades"asegura el documento.

Y pone como ejemplo que "Un impuesto progresivo de tan solo el 2 % sobre el patrimonio neto por encima de los 5 millones de dólares, que pasase al 3 % para patrimonios por encima de los 50 millones y al 5 % por encima de los mil millones permitiría recaudar 2,52 billones de dólares en todo el mundo. Esta cantidad sería suficiente para ayudar a salir de la pobreza a 2300 millones de personas, fabricar vacunas contra la COVID-19 para todo el mundo y proporcionar servicios de salud y protección social universales a la población de los países de renta media-baja y baja (3600 millones de personas)".

Este tipo de impuesto cuenta con el apoyo de grupos como los Patriotic Millionaires, constituido por grandes fortunas de todo el mundo.

Y cierra su informe asegurando que "La desigualdad no debería matar. La solución para salir de esta crisis es más igualdad".


Te Puede Interesar