Llega "Mariquita", una novela de María Luz Malamud

Por Redacción de SITIO ANDINO

Este jueves 23 de diciembre a las 20.30, la escritora mendocina María Luz Malamud presentará su nuevo libro, "Mariquita", su primera novela, publicada por Ediciones del Retortuño. Será en La Bancaria (España 1234, Ciudad).

"Mariquita" cuenta la historia de Martín, un niño de seis años apenas escolarizado que vive en la pobreza, desde donde interpreta el mundo, un mundo que cambia ante sus ojos a demasiada velocidad, un mundo adulto que dictamina por él si come o no, si debe trabajar o ir a la escuela. Un mundo al que le oculta su deseo de usar los zapatos de tacos altos de su mamá.

Esta novela, si bien marca un cambio en la producción literaria de Malamud, claramente refuerza el compromiso de la autora con las infancias.

En diálogo con ella, contó detalles de la producción, algunas cosas sobre el personaje y las expectativas con este nuevo título.

-¿Cómo nació Mariquita?

-Trabajé ocho años en una escuela urbano-marginal dando el taller de escritura, en las jornadas extendidas, y ahí tuve de alumno a "Mariquita". Ahí, aunque yo intentaba llevarlos para el lado de la fantasía, los chicos y las chicas terminaban contándome cosas de sus vidas. Y a mí me gustaba mucho la manera en que este chico me contaba las cosas que le pasaban, porque me contaba las cosas más tremendas, pero de una manera que no sonaban tan tremendas. A mí me gustaba mucho escucharlo y él ya se había dado cuenta, entonces por ahí venía y me preguntaba "querés que te cuente algo". Bueno, todo eso yo lo transformé en una ficción pero que partió de ahí. Y lo que sí le copié fue su voz, la forma que él tenía de hablar, porque me parecía muy linda.

-Está claro que de la realidad a la ficción hay un gran cambio desde ese "Mariquita" que fue tu alumno y este Martín que es el protagonista de la novela. ¿Cómo definirías a Martín?

-Creo que es un personaje muy tierno y muy ingenuo para el contexto en el que vive, que tiene mucho humor y a la vez bastante gracia y es muy buena persona, como que tiene mucho amor, muchos sueños, es muy creativo también, y algo que me parece importante es que es un personaje muy valiente porque se anima a atravesar todos los cambios que va viviendo, no sólo el de la identidad de género, sino también el todos los demás.

-¿Cómo fue este paso de escribir fantasía a este realismo en el que se enmarca "Mariquita"?

-A mí me gusta escribir de todo, me gusta sobre todo cuando interpela de alguna manera a las infancias, ya sea desde la fantasía o del humor, desde el absurdo, desde el realismo, desde donde sea, que haya ese diálogo con el lector infantil o juvenil porque creo que es también una edad que a mí es la que me interesa como público lector, me importan mucho a mí la infancia y la juventud como tiempo y desde el compromiso de lo que una sabe hacer y sabe dar, y lo quiero dar ahí, más allá del género. Y aunque a veces escribo cosas absurdas, trato de que haya algo más que yo esté dando, ya sea provocando la reflexión o la risa, del modo que sea, pero que haya una reflexión.

-Antes decías que le habías copiado la voz a tu exalumno, ¿de ahí la elección de la primera persona para el relato?

-Sí. Es más, es un texto que he trabajado un montón, porque lo empecé a escribir hace mucho tiempo, como en el 2010, y lo ido dejando y retomando, y lo he probado en tercera persona y no, no me gustó.

-Definitivamente, tiene otra fuerza la primera voz, especialmente en ese niño que mira el mundo de escaseces en el que le toca vivir.

-Claro, y me gustaba eso. Y si lo hacía en tercera persona, ya tenía que echar mano a otros recursos literarios, y me parecía que con eso se perdía toda la magia de la forma de decir de él, que habla también de su lugar y de sus condiciones de vida.

-Una última pregunta. ¿Cuáles son tus expectativas respecto de "Mariquita"?

-Que se encuentre con un montón de lectores y que esos lectores puedan pensar y reflexionar acerca de estos temas, que son temas muy actuales y necesarios, como la marginalidad, la identidad de género, la discriminación, montón de cosas que tiene el texto que me parece que está bueno ponerlas en diálogo con la juventud. Me gustaría que pudiera suceder ese encuentro. 

Te Puede Interesar