Las actividades más beneficiadas

¿Cómo impacta la suba del mínimo no imponible de Ganancias entre los asalariados mendocinos?

Por Miguel Ángel Flores

El cambio en el mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias es un hecho. Y del 1,2 millón de asalariados que a nivel nacional quedan afuera del cobro del tributo, unos 60 mil están en Mendoza: son los que se desempeñan mayormente en el sector bancario, petrolero y del transporte, donde gran parte de los haberes en bruto superan el nuevo piso de $175 mil. 

"Se trata básicamente de un ajuste pos PASO a modo de salvataje, para fortalecer el poder adquisitivo de los contribuyentes, consolidar la demanda en el mercado interno  y evitar que durante 2021 más personas queden alcanzadas por el tributo por de la suba de salarios nominales. Habrá que ver cómo será la próxima modificación prevista para enero del 2022", analiza Mayra Agüero, del departamento Sueldos de la consultora local TGA, en relación al 10% de los trabajadores que según el Gobierno seguirá alcanzado por Ganancias.

El DNU 620/2021  fija un marco general, según el cual el nuevo piso para el cobro del impuesto pasa de $150.000 a $175.000, además de ponderarse el promedio salarial del segundo semestre del 2021 para que el SAC (Sueldo Anual Complementario) en diciembre quede exceptuado. Pero además modifica el tramo establecido en el decreto 336 de abril, cuando se modificó la ley de Ganancias, para la deducción especial, cuyo umbral, que era de $173.000 y desde ahora sube a $203.000.

Con $167.868,40 como la suma de ganancia no imponible para la deducción general, ahora resta que Afip defina los importes de la deducción especial por tramos, que a partir de los $173 mil se dividen de 100 en 100. Al respecto, Agüero explica que "el criterio es que los incrementos van de menos a más de un tramo al otro". 

Alcance por sectores

Entre los rubros que lideran el esquema de salarios en el sector privado está el de los bancarios. Son 2.300 que se desempeñan entre 150 sucursales en distintos puntos de la geografía mendocina, con salarios iniciales que oscilan entre los $110 mil y $120 mil.

Del total, gracias a la suba del mínimo no imponible, algo más de 600 desde ahora "zafan" de tributar Ganancias. "Por supuesto que son cálculos personales, teniendo en cuenta que varía si se trata de grupos familiares o solteros. Además casi la mitad pagará menos, y un 23% mantendrá su esquema actual", precisa Sergio Giménez, secretario general de La Bancaria en Mendoza.

¿A quienes a priori no les mueve la aguja el cambio?. Básicamente un selecto grupo de 150 puestos gerenciales, con sueldos que superan los $500 mil. Otros 1.150 empleados bancarios (los que ganan por debajo de ese nivel y hasta $175 mil) verán un alivio en el bono a fin de mes

Mientras tanto, el impacto por sectores es variable. Un caso paradigmático es el de los transportistas, que en ciertos momentos se encontraban en la disyuntiva de autoimponerse o no un tope en la cantidad de viajes cuando la escala de ganancias permanecía demasiado tiempo sin actualizarse. "Era prácticamente destinar uno a pagar Ganancias", recuerda un chofer experto.

El Sindicato de Choferes de Camiones de Mendoza nuclea a casi 19.000 en actividad. Su secretario gremial, Ricardo Letard, confirma que el porcentaje que se suma los exceptuados al pago del impuesto gracias a la nueva actualización roza el 11%, "unos 2 mil, aproximadamente un 20% más que cuando se modificó la ley de Ganancias en abril". 

 Otro reflejo lo da la actividad petrolera, compuesta por los operarios de yacimientos y destilería, y el personal jerárquico: justamente, esta porción, la de los responsables de equipos, por efecto de la pandemia se quedó con 1.110 asalariados con el mayor nivel de retribución. 

"Considerando que el bono de sueldo tienen muchos ítems no remunerativos es difícil de comprobar. Pero calculamos que el cambio beneficia a un 40% de los trabajadores", considera el secretario del gremio que los nuclea, Julián Matamala.

  Con todo, por su parte Giménez destaca que "desde 2010 venimos reclamando la derogación de la 4ta categoría de Ganancias, e incluso hicimos 14 huelgas a gobiernos anteriores como el de Cristina Fernández.  Siempre insistimos con el mismo argumento: el salario no es ganancia".  

Te Puede Interesar