Arranca el Distrito del Vino: CABA atrae a bodegas mendocinas con hasta 70% menos impuestos

Por Miguel Ángel Flores

A menos de un mes de que la Legislatura porteña aprobara la ley que crea el "Distrito del Vino" en una zona que abarca parte de los barrios de Villa Devoto, Villa del Parque y La Paternal, algunas bodegas de Mendoza ya estudian instalarse allí. El "gancho" no es menor, porque el Gobierno de CABA les promete una quita de impuestos de entre 50% y 70% sobre la inversión que realicen.

Para esta semana está prevista la presentación oficial de la cual promete participar el gobernador Rodolfo Suarez, que en marzo había anticipado el proyecto para potenciar la actividad de la industria vitivinícola en Buenos Aires, junto al anfitrión Horacio Rodríguez Larreta. Un área geográfica en la cual viven alrededor de 400 mil personas y potenciales consumidores. 

Una vez en marcha las primeras 15 firmas inscriptas gozarán de la mayor desgravación, del 70% del monto invertido en el desarrollo de espacios dentro del distrito, como pago a cuenta sobre Ingresos Brutos hasta el 31 de enero del 2035. Desde una cabecera de una vinoteca y un edificio corporativo, hasta un "wine-bar", museos o cavas y depósitos para distribución de vinos, todo forma parte del universo de inversiones para lo que contarán con créditos del Banco Ciudad .   

Desde el Gobierno saben que se necesita la suficiente "masa crítica" para sostener la iniciativa en el tiempo, para la cual no descartan que se le dé cabida incluso a las pymes si se asocian para compartir gastos y beneficios. Por eso, se entusiasman con el nivel de respuesta a la convocatoria inicial realizada desde la Coviar, que derivó en el Emetur (Ente Mendoza Turismo).

En base a ese interés, el ente organizó una misión con los interesados para conocer el futuro Distrito y sus posibilidades. La integraron, entre otras, Norton, Santa Julia, Salentein, Peñaflor, Dante Robino, Fecovita, Rosell Boher y el clúster encabezado en San Rafael por Bianchi

Donde y cómo

De acuerdo a la nueva norma, el Distrito del Vino comprenderá una parte de los barrios de Villa Devoto, La Paternal y Villa del Parque. Y concretamente delimitado por las calles 12 de Octubre, Espinosa, Biarritz, Avenida San Martín, Carlos Antonio López, Avenida General Paz, Cervantes, Tinogasta, Emilio Lamarca, Ricardo Gutiérrez, Alfredo Bufano y Terrero.  

"Es una jugada fuerte para lograr que gente de otras partes de Buenos Aires se concentre ahí, en la apertura de restaurantes, etc. Incluso se habló de trasladar la Casa de Mendoza. Aunque no para cualquier tipo de empresa, es un esquema interesante, pero en la medida que se sumen muchas también las más pequeñas van a poder acceder porque es una zona accesible en cuanto a alquileres de locales", consideró el gerente de la Unión Vitivinícola Argentina, Sergio Villanueva.

Desde la Subsecretaría de Bienestar Ciudadano y Desarrollo Gastronómico que conduce Héctor Gatto confirmaron a Sitio Andino que "las acciones de promoción del Distrito aún están planificándose". Es uno más de los espacios temáticos que impulsa la gestión de Rodríguez Larreta, como el Distrito Tecnológico de Parque Patricios, entre otros.

"Se está terminando la reglamentación, lo que incluye parámetros de inversión por tipo de proyecto. Lo importante es que se otorga el beneficio, calculado sobre aquellas inversiones acreditadas en desarrollos inmobiliarios destinados específicamente a la industria vitivinícola, y los montos se actualizan", precisó Dante Marin, jefe de Contenidos del Ministerio de Desarrollo Económico de CABA. 

La historia y la inversión proyectada  

Aunque desde la oposición advirtieron que puede convertirse en un negocio inmobiliario por el repunte en el valor de las propiedades, el autor del proyecto, Facundo Del Gaiso, rescató que la "lógica" de la ley que crea el Distrito del vino es "diferente a las anteriores", ya que en este caso, los beneficios son sobre la inversión, mientras que en los otros, fue sobre la facturación.

Así, se calcula que de parte del Gobierno habrá una "reasignación de ingresos" estimado en $1800 millones. Esto en base a 30 proyectos de inversión que representen $100 millones anuales en Ingresos Brutos y una inversión neta de $1200 millones.

¿Porqué la elección de esa zona para el Distrito? Hay una razón histórica: en 1887 se inauguró la Estación Chacarita "Paternal", a la cual comenzaría a llegar vino a granel en vagones tanque. Con el tiempo se instalaron la envasadora de bodega Arizu con su vino Crespi, la de la vieja Gargantini y el depósito de Escorihuela.

Marcelo Guouman, de UCR-Evolución y presidente de la comisión de Desarrollo Económico de la Legislatura, destacó que la iniciativa fue "construida de manera participativa con empresarios y comerciantes" de ese barrio y La Paternal. Y precisó 3 objetivos: "reducir la carga fiscal para facilitar nuevos emprendimientos, otorgar incentivos crediticios para actividades vinculadas a la vitivinicultura en un zona específica de la ciudad y renovar un sector de esos barrios con infraestructura ociosa".  

Te Puede Interesar