oficial
Las razones que da el Gobierno para volver a la presencialidad en la provincia
Viernes, 30 de julio de 2021
Por: Cecilia Zabala

El Gobierno de Mendoza oficializó este viernes la decisión que tomó de que en toda la provincia se vuelva a las clases 100% presenciales en el nivel inicial y el primer ciclo a partir del lunes 2 de agosto. Así, Mendoza toma la posta y se convierte en la primera provincia en adoptar esta medida, mientras que otras jurisdicciones están con una presencialidad acotada o, en el caso de Buenos Aires, recién volverán el lunes a las aulas, tras el receso invernal. Lo cierto es que desde el Gobierno argumentan esta decisión en base a algunos números y situaciones sanitarias: "Resulta razonable, prudente y ajustado a las consideraciones sanitarias actuales", sostienen.

A través de la Resolución 2540, con fecha del 29 de julio y que lleva la firma del director general de Escuelas, José Thomas, quedan especificadas las razones que sostienen desde el Ejecutivo para esta decisión. Cabe aclarar que la voluntad de Mendoza de que los chicos estén en las aulas fue tenida desde el inicio del ciclo lectivo y que, incluso, generó una tensión entre el gobernador Rodolfo Suarez y el presidente Alberto Fernández quien sostuvo la suspensión de la presencialidad gran parte del año, según criterios epidemiológicos definidos a nivel nacional.

"La escuela educa, crea y refuerza lazos sociales, alimenta, da refugio, democratiza conocimientos y contiene, constituyendo así una herramienta de equidad social indispensable, particularmente para los grupos más vulnerables y para los/as niños/as en su conjunto", sostiene la norma publicada hoy en el Boletín Oficial. "No es sólo un derecho humano más, indispensable para el desarrollo de las personas y las sociedades, sino que es una herramienta del cambio y movilidad social fundamental que no puede ser soslayado", agrega.

Además, sostiene que la presencia en las aulas es "un componente fundamental para el proceso pedagógico, social y emocional de niños niñas y adolescentes, a las claras irreemplazable mediante herramientas virtuales". "Resulta necesario buscar un razonable equilibrio entre las diversas actividades económicas, socio-culturales, la situación epidemiológica, la capacidad de respuesta del sistema de salud y el irrenunciable Derecho de niños niñas y adolescentes a recibir educación", señala.

"El cierre de las escuelas en el contexto de la pandemia debe reconocerse como un factor que marcó claramente disparidades sociales, relegando del servicio educativo a los sectores más vulnerables", resalta y agrega que frente a esto "resulta indispensable atender prioritariamente las trayectorias educativas de estudiantes que ingresan a la escolaridad obligatoria a fin de cuidar, sostener y acompañar sus aprendizajes. Para esto sin dudas es conveniente otorgar a estos niveles la mayor presencialidad que los indicadores epidemiológicos nos permitan".

Así, argumenta con datos concretos la vuelta a las aulas al 100% para este grupo en que "la incidencia del COVID-19 en la matrícula escolar ha resultado ser sumamente baja entre los niños y niñas". "De acuerdo con los datos estadísticos del Ministerio de Desarrollo Social y Salud de la Provincia de Mendoza, se advierte que en el rango de personas de entre 3 y 9 años los casos siempre fueron menos que el proporcional de la población en esa edad. La tasa de contagios en niños es muy baja comparada con la de adultos" y destaca que menos del 1% de los contagios detectados semanalmente corresponden a niños de ese rango etario. 

Mientras que en el rango comprendido por personas de entre 10 y 13 años "los casos siempre fueron menos que el proporcional de la población en esa edad. Los contagios en esta edad representaron 1,93 % del total de contagiados de la semana, siendo este valor el máximo alcanzado en toda la serie desde el comienzo de clases".

Además, destaca el nivel de vacunación y sostiene que "la cantidad de estudiantes contagiados acumulados (hasta el 22 de julio) incluyendo los principales niveles del Sistema Educativo (Inicial, Primaria y Secundaria) en cada departamento nunca superó el 2,5%". Y en cuanto a los trabajadores de la educación pertenecientes a Nivel Inicial y Primario, sobre una población de 8798, entre Docentes y no docentes, 7.752 (88%) han sido vacunados con la primera dosis y con la segunda dosis un total de 2.992 trabajadores de la educación (34%)".

Al respecto, el texto firmado por Thomas resalta que los docentes "fueron vacunados en forma prioritaria al resto de la población, y que dentro del personal docente se dio prioridad a quienes prestan sus servicios en el Nivel Inicial y Primer Ciclo de Educación Primaria, motivo por el cual todos los docentes de estos niveles que han tenido la voluntad de vacunarse, lo han podido hacer con éxito".

"En virtud de los datos, en el sistema educativo provincial -respecto del Nivel Inicial y Primer Ciclo de Educación Primaria- atento a la bajos contagios detectados en los niños de esas edades y encontrándose el personal docente con el esquema de vacunación completo (primer y segunda dosis) se presenta como razonable avanzar hacia una presencialidad total. En el resto de los ciclos y niveles se podrá avanzar en la medida que los datos epidemiológicos lo permitan y siempre que se hubieran completado los esquemas de vacunación al personal docente de esos niveles", resalta.

"Este retorno a las actividades presenciales se justifica, precisamente, en la importancia que ha demostrado la vacunación para prevenir los contagios en un primer momento y las consecuencias de la enfermedad en caso de que los contagios ocurran", señala. 

En cuanto al uso del transporte público sostienen que es muy bajo, y a partir del cruzamiento de los datos brindados por la Secretaría de Servicios Públicos con los datos del GEM se infiere que menos del 5% de los estudiantes de Primaria utilizan el servicio de transporte público. Este dato es aún menor en el Nivel Inicial, en dónde menos del 3% hace uso del transporte público.  

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario