cinturones ajustados

Santa Cruz, sin fondos, pone límites al pago de salarios

Las potenciadas urgencias de cuentas en las finanzas del interior complican ya el pago de salarios en algunas provincias e intendencias. El gobernador Daniel Peralta soló pagará haberes a los estatales que cobren hasta $9 mil en bruto.

Por Sección Nacionales

Las potenciadas urgencias de cuentas en las finanzas del interior complican ya el pago de salarios en algunas provincias e intendencias y levantan nuevas señales de alerta entre los mandatarios.

En esa línea, en Santa Cruz, por la falta de recursos el Gobierno del justicialista Daniel Peralta decidió limitar el pago de haberes a los estatales que cobren hasta 9 mil pesos en bruto.

De esta manera, mañana estarán disponibles en los cajeros automáticos del Banco Santa Cruz los sueldos correspondientes al 61% de los agentes de la administración pública.

En cambio, el resto de la plantilla -nutrida sobre todo por funcionarios y legisladores- no recibirá ni un centavo y deberá esperar a que se defina un cronograma oficial cuando el lento flujo de fondos que ingresa a las arcas locales lo permita.

Según el ministro de Economía, Ariel Ivovich, «se están haciendo todos los esfuerzos». «Estamos haciendo frente a los compromisos del Estado con sus empleados en el 61% de los agentes de la administración pública», enfatizó, además de afirmar que «para el resto, en función de los ingresos que tengamos estaríamos anunciándolo en el transcurso de la próxima semana».

Se trata de la primera vez en la historia reciente que Peralta fracciona el pago de salarios. A fin del año pasado, debió poner topes en el pago de los aguinaldos y jubilaciones más abultados, escenario que llegó a la Justicia. Días atrás, el Ejecutivo patagónico logró el aval de la Legislatura para pedir un préstamo de $ 100 millones, virtualmente gestionado por los intendentes, que atraviesan también graves problemas para abonar salarios.

Por su parte, desde Córdoba, el ministro de Finanzas, Angel Elettore, debió salir a garantizar ayer el pago del medio aguinaldo en medio de la dura presión que sobre las cuentas locales ejerce una deuda de Nación de más de $ 1.900 millones, producto de la tensa relación política con la Casa Rosada. «No está comprometido para nada el medio aguinaldo», enfatizó.

Días atrás, el gobernador entrerriano, el justicialista Sergio Urribarri, rechazó versiones en torno a una potencial emisión de bonos federales para abonar sueldos. En medio de un cronograma partido por los feriados, los de marzo fueron abonados en dos tramos.

Fuente: Ámbito Financiero

Te Puede Interesar