habrá 80 testigos

Todos los detalles del juicio por el doble crimen de Montañita

El debate contra los dos principales acusados se iniciará el lunes 8 de agosto.

Por Sección Policiales

El juicio a los dos hombres acusados por el doble crimen de las jóvenes turistas mendocinas María José Coni y Marina Menegazzo, asesinadas en febrero último en la localidad de Montañita, Ecuador, comenzará el lunes 8 de agosto, informaron fuentes judiciales.

La audiencia empezará a las 9 (hora local) en la Sala Única de la Corte Provincial de Justicia de Santa Elena ubicada en las calles 5ta. y avenida 14 de la ciudadela Santa Paula de la ciudad de Salinas.

Fuentes judiciales informaron que los jueces serán Rosario Franco Jaramillo, Daniel Rodríguez y Kleber Franco, mientras que la misma fiscal que instruyó la causa, María Coloma Pazmiño, estará a cargo de la acusación.

Los dos principales acusados por la muerte de las turistas. 

El abogado de las familias de las víctimas será Hernán Ulloa Ordoñez, en tanto que Héctor Vanegas y Cortazar representará a Alberto Segundo Mina Ponce (33) y Joselito Argüello hará lo propio con Aurelio Eduardo Rodríguez (39), ambos acusados como autor y coautor, respectivamente, de "doble homicidio agravado".

Según las fuentes, está previsto que primero se presenten los lineamientos de cada una de las partes, luego la declaración de unos 80 testigos, el aporte de la prueba documental y la realización de los alegatos finales.

El debate oral se prolongará como mínimo una semana y posiblemente haya audiencias durante todos los días hasta que el tribunal pase a deliberar su decisión. 

"Nosotros viajaremos el seis de agosto y nos dijeron que el veredicto podría ser el veintitrés de ese mes, ya que en el medio hay un feriado nacional y otro provincial que va a retrasar un poco el juicio", dijo Renato Menegazzo, padre de Marina. 

El hombre contó que como a Ecuador irán 11 familiares están hablando con organismos de derechos humanos para que puedan solventar algunos pasajes aéreos. 

"Los dos acusados participaron en los crímenes y esperamos que declaren para saber el resto de las personas que estuvieron involucradas", aseguró Renato. 

Al respecto, la semana anterior los familiares de María José (22) y Marina (21) presentaron una medida cautelar ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para exigir al Estado de ese país "una investigación seria".

La presentación se hizo de la mano de la Organización Xumek, promotora de los derechos humanos, desde donde se acudió a la CIDH, órgano principal y autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA) encargado de la promoción y protección de los derechos humanos en el continente americano.

"Una de las hipótesis que no fue investigada es la que vincula a agentes de la Policía de Ecuador con una red de trata de personas y una red de narcotráfico. Tenían la posibilidad de extender treinta días más la instrucción, sin embargo decidieron fijar la fecha del juicio para agosto, dejando de lado mucha evidencia nueva", denunciaron en un comunicado.

Gladys Steffani, madre de María José Coni. 

Sin embargo, el fiscal general de Ecuador, Galo Chiriboga, publicó en su cuenta de Twitter que se "inició una segunda investigación en el caso de las ciudadanas argentinas ante los indicios de una posible participación de otras personas".

Para los investigadores, el móvil del doble crimen fue "sexual" y "El Rojo" está imputado como coautor porque fue el que las engañó para llevarlas a la casa de Mina Ponce, quien finalmente las mató.

Los cuerpos de Marina y María José fueron encontrados envueltos en plástico y con cinta de embalar en una zona de vegetación próxima a las playas de Montañita, a unos 200 kilómetros de Guayaquil, en Ecuador, el jueves 25 y el sábado 27 de febrero, respectivamente.

Las chicas habían tenido su último contacto telefónico con sus familiares el lunes 22 de febrero y planeaban regresar a Argentina cuatro días después.

Luego de diferentes peritajes científicos con muestras de ADN y el cotejo de huellas dactilares, la Fiscalía ecuatoriana confirmó que los cuerpos pertenecían a las dos turistas mendocinas.

En esos estudios también brindaron su asistencia peritos policiales argentinos que viajaron especialmente a Guayaquil.

Según la autopsia, Menegazzo tenía un puntazo en el cuello que le rompió la médula y le causó la muerte casi en el acto, aunque también recibió varios golpes en el cráneo.

Coni, por su parte, presentaba muchos golpes en la cabeza provocados con un elemento contundente, un hematoma en una pierna, un dedo en el pie quebrado y marcas en las manos como signos de defensa.

Fuente: Télam


Te Puede Interesar