Las centrales obreras no definieron medidas contra Macri

Los líderes de las 5 centrales obreras se reunieron en el marco de la Semana Social de la Iglesia. Pasaron la toma de decisiones para la semana próxima.

Por Sección Política

Los líderes de las centrales obreras coincidieron hoy en Mar del Plata para la Semana Social que organiza la Iglesia. En principio parecía el momento propicio para que definan si harán alguna medida de fuerza por el veto de Mauricio Macri a la ley de cepo laboral, como adelantaron. Pero no ocurrió.

El debate sobre una eventual protesta se dará recién la próxima semana. Así lo hizo saber el jefe de la CGT Azopardo, Hugo Moyano. "Nos vamos a reunir la semana que viene. Primero vamos a escuchar a todos los dirigentes y a partir de ahí decidiremos", dijo en declaraciones a la prensa al ingresar al hotel sindical 13 de Julio en la ciudad balnearia para participar de un panel sobre "Unidad Sindical" del evento.

Pablo Moyano, hijo del camionero, calificó temprano la decisión de Macri como un "error histórico". Y advirtió: "Algo hay que hacer, si no es paro, una movilización".

También al llegar al hotel marplatense, Antonio Caló, titular de la CGT Alsina, señaló: "Creo que si tenemos que hacer un paro es por los despidos, no porque vetó una ley. Eso es una facultad del Presidente".

En ese sentido, el metalúrgico pidió a Macri que "haga un esfuerzo y hable con los empresarios para que no hay más despidos".

Las únicas centrales que se han pronunciado con claridad a favor de un paro hasta el momento fueron las CTA de Hugo Yasky y la de Pablo Micheli. Y la conducción del Partido Justicialista adelantó que respaldará cualquier medida de fuerza.

La reunión de hoy de las centrales obreras en Mar del Plata se dio en el marco de la Semana Social, de la Iglesia: "Nosotros prestamos la cancha y el partido lo juegan otros", dijeron a Télam fuentes de la Pastoral Social en relación al rol que juega la Iglesia en el diálogo y el intento de unificación de las centrales obreras.

Con el aval del papa Francisco, la Iglesia viene acompañando desde hace tiempo espacios de encuentro entre las distintas vertientes del sindicalismo y oficiando como garante de la unidad de los gremios.

"La relación entre la Iglesia y el mundo del trabajo es histórica. De este modo nos unimos al papa Francisco en la construcción real de la cultura del encuentro", sostuvo Casaretto tras el encuentro que mantuvieron el mes pasado los integrantes de la Pastoral Social con los sindicalistas en la sede de la CGT Azopardo, para invitarlos a la cumbre de Mar del Plata.

Fuente: MinutoUno.com

Te Puede Interesar