Tendencias

Empresas de Argentina gastaron entre $1.000 y $1.500 por empleado en fiestas de fin de año

Las Fiestas de Fin de Año son una herramienta de motivación para el personal de todas las empresas, por eso su contratación es una constante.

Por Sección Economía
El gasto promedio de las empresas para las fiestas de fin de año ronda entre 1.000 y 1.500 pesos por persona en 2013, según un informe privado.

"Para festejos de más de 500 personas los salones se reservaron entre marzo y agosto pasados, mientras que las pymes esperaron hasta mediados de año para contratarlos", indicó Diego Feldberg, presidente de la Asociación de Eventos de la República Argentina (AOFREP).

Feldberg sostuvo que las fiestas de fin de año ya son parte de las empresas que quieren celebrar junto a sus empleados y clientes.

"La inversión promedio es de aproximadamente, entre 1.000 y  1.500 pesos por persona, según el contenido del evento. Se trata de mantener un standard de calidad, pero con un presupuesto más acotado" que en períodos anteriores, dijo el especialista.

"Las Fiestas de Fin de Año son una herramienta de motivación muy esperada por el personal de todas las empresas, por este motivo es que la contratación de estas fiestas es una constante año tras año", indicó Feldberg, para quien este año se mantuvo el porcentaje de celebraciones pero con la característica de cuidar más la austeridad.

"El contexto económico llevó a las empresas a no ostentar durante las fiestas. Esto no implica que se haya invertido menos, dado que siempre se prioriza el catering y el lugar, pero probablemente algunos eventos no incluyan champagne libre toda la noche o espectáculos muy llamativos", explicó.

Por su parte, Pablo Ruda, director de BDG Buenos Aires, empresa de marketing e imagen, dijo que si bien el mes por excelencia para realizar las Fiestas de Fin de Año es diciembre, muchas compañías optan por realizarlas en noviembre.

“Los eventos dentro de una empresa son principalmente un canal de comunicación. A través de ellos, las compañías transmiten un mensaje que puede ir desde un clima súper festivo y de gran crecimiento, hasta una sensación de austeridad, tranquilidad y mesura. Los detalles reflejan muchísimo esto de la sencillez o suntuosidad”, señaló Ruda. Fuente: Télam

Te Puede Interesar