Iniciativa

Qué regalar en Navidad, con poca plata

Si tenés que hacer muchos obsequios pero no tenés el dinero suficiente, no desesperes. Te damos opciones para quedar bien con los tuyos sin sacrificar tus vacaciones.

Por Sección Economía

Llegan las fiestas y el clima navideño se hace sentir: primero por la alegría de armar el árbol de Navidad, por el placer de pasear por la ciudad decorada e iluminada para la celebración y finalmente por la desesperación de estar a una semana de Noche Buena y no tener los regalos comprados.

Para quienes tienen pocos familiares la ardua tarea de elegir qué regalar se simplifica. Sin embargo, para quienes tienen  hermanos, primos, sobrinos, tíos, amigos y hasta vecinos en la lista de agasajados, la elección de obsequios se convierte en una misión casi imposible.

Si no tenés el dinero suficiente para hacer regalos que te convenzan y no querés dejar de agasajar a tu familia, a continuación te damos algunas ideas:

Mensajes

Una opción, que nunca está de más, es escribirle un mensaje particular a cada una de las personas que querés. Siempre son apreciadas las palabras de cariño que son sinceras y es una buena forma de expresar lo que sentís sin que te de vergüenza.

Si la redacción no es tu fuerte, podés buscar aquellas frases que tenés agendadas casi como lecciones de vida y compartirlas junto a alguna golosina.

Juegos

Hacer un "amigo invisible" para Navidad es una manera de animar la Noche Buena intercambiando pistas y regalar solo un obsequio, lo que permite invertir más. A cada familiar le toca por sorteo el nombre de otro a quien le hará un buen regalo.

Demostrá tus aptitudes artísticas

Si durante el año tomaste cursos de pintura, música, danza u otra actividad, podéspreparar un show especial para disfrutar el 24 de diciembre a la noche.  En este caso tené en cuenta que debés calcular el espacio, vestuario y elementos que necesitarás para desplegar tu arte.

Un banquete

La cena de Noche Buena es la oportunidad para hacer esa receta especial que te lleva tiempo y a menudo te gustaría preparar, pero terminas descartando por falta de tiempo. Hacer una comida o un postre elaborado es un regalo que todos disfrutarán. Además, si éste será el único regalo que hagas podés aprovechar para usar ingredientes exóticos, reservados para ocasiones especiales.

Fuente: Diario Veloz

Te Puede Interesar