Mercado laboral

Estudio privado advierte de la pérdida de 100.000 puestos de trabajo en Argentina

El estudio del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas, encabezado por el diputado Claudio Lozano, sostuvo que 7 de cada 10 ocupados "cobran menos de $5.000".

Por Sección Economía
Un tercio de los ocupados en la Argentina, más de 5,4 millones de trabajadores, perciben ingresos laborales inferiores al salario mínimo por hora mientras que en el primer semestre del año se perdieron 100 mil empleos, según un informe privado.

El estudio, elaborado por el Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas (IPyPP) encabezado por el diputado Claudio Lozano, sostuvo que siete de cada 10 ocupados en el país "perciben ingresos inferiores a los 5.000 pesos y dos de cada cinco menos de $3.000".

Esta situación "se agrava al confrontar ese nivel de ingresos con una canasta necesaria para una familia tipo, que se ubica en torno a los $8.000", advirtió el relevamiento sobre "El empleo y  los salarios durante los primeros seis meses de 2013".

"El primer semestre de este año nos devuelve un cuadro social que se hace más complejo en tanto el futuro de la economía argentina parece signado por la perspectiva del estancamiento",  sostuvo el diputado de Unidad Popular.

Al presentar el informe, elaborado en forma conjunta con el economista Tomás Raffo, Lozano enfatizó que "hace rato que el denominado modelo de inclusión dejó de incluir" y resaltó que entre enero y junio de 2013 se produjo "una destrucción de 103.000 puestos de trabajo" en el país.

El relevamiento indicó que la desocupación ascendió al 7,2 por ciento, mientras la disponibilidad de mano de obra llega al 28,1%, y la presión sobre el mercado laboral se incrementó del  21,2% al 22% en el primer semestre del año.

Se verificó, además, "una caída en el empleo privado formal, un estancamiento del empleo industrial y el descenso en el empleo público provincial".

El informe advirtió que "las necesidades de inserción de la fuerza laboral superan la capacidad de generación de empleo de la economía", al tiempo que "los ingresos de la fuerza laboral ocupada encuentran serios límites para su recomposición" en un  contexto inflacionario en la Argentina.

Señaló, a su vez, que "la ausencia de un efectivo piso salarial lleva a que más de un tercio de los ocupados, 5.441.010 trabajadores", tengan "ingresos laborales inferiores al salario  mínimo por hora".

Detalló el relevamiento que "los más afectados son los  asalariados no registrados y cuentapropistas, entre los cuales alrededor de la mitad se encuentra por debajo" del Salario Mínimo, Vital y Móvil, que debería llegar a los 3.600 pesos en enero de 2014.

"Sin embargo -aclaró el informe-, también un segmento de los asalariados formales y los patrones tienen ingresos que no  alcanzan el mínimo".

Al primer semestre se registró "un aumento importante del cuentapropismo", indicaron Lozano y Raffo.

"Si bien ya había sido de significancia el incremento de esta categoría de la fuerza laboral en 2012, durante los primeros seis meses del presente año, se superó en un 40 por ciento. Es decir, en la mitad de tiempo se aceleró la proliferación de esta  forma de empleo de la fuerza laboral", destacaron.

"Particularmente, durante el año pasado la cantidad puestos de trabajo por cuenta propia había aumentado en 134 mil mientras  en el primero semestre el aumento fue de 184 mil", detalló el relevamiento. Fuente: NA

Te Puede Interesar