opinión

Los combustibles ya le ganan a la inflación y al dólar oficial, y van por más

Este fenómeno se dio en especial en los dos últimos años: entre 2010 y 2011, la nafta súper subió por encima de la inflación relevada por el sector privado, que ronda el 25% anual, según datos de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos (CECHA).

Los precios de los combustibles se aceleran y ya le ganan la carrera a la inflación, porque aumentaron por encima de las mediciones que realizan consultoras privadas, y al dólar oficial, a pesar de que se acentuó la devaluación en las últimas semanas.

Este fenómeno se dio en especial en los dos últimos años: entre 2010 y 2011, la nafta súper subió por encima de la inflación relevada por el sector privado, que ronda el 25% anual, según datos de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos (CECHA).

En 2012 este comportamiento se acentuó y la súper subió de $ 4,83 a $6,25, casi un 30%.

Pero en lo que va del año el ajuste de precios llega al 33% y si se toman los últimos doce meses a 39,5%, unos 12 puntos por encima de la inflación promedio.

Un año atrás, el precio de la nafta súper en Capital era de $5,98 mientras que ahora de $ 8,35.

En el caso de la Premium, los precios asombran: aumentó de $ 6,54 en noviembre de 2012 a $ 9,29 en la actualidad, un 42,5%.

En tanto, el gas oil subió de $ 5,49 a $ 7,62, un 39%, lo cual genera problemas en el sector logístico, al encarecer el transporte.

El incremento del 40% en los últimos 12 meses cuadruplica el índice de inflación del INDEC y es 90% superior al 26% del alza promedio de los precios al consumidor medido por las consultoras privadas.

Pero también supera el incremento de 26,3% en el valor del dólar oficial, que el gobierno comenzó a acelerar sin pausa.

El estudio sectorial señala que con este aumento por encima del resto de los indicadores, los valores de los combustibles contribuyeron a potenciar la inflación, por la incidencia en los costos de logística de las empresas.

El problema es que el precio de los combustibles tiende a subir, porque las petroleras presionan en ese sentido para hacer más atractivo el negocio hidrocarburífero.

Un círculo vicioso que intentará administrar el equipo económico con las herramientas a su alcance, aunque la realidad demuestra que el mercado se termina imponiendo a la lógica de los funcionarios.

Te Puede Interesar