sábado 26 nov 2022
El Grupo C, un grupo con dos favoritos

España - Alemania: choque de candidatos en la primera fase

España y Alemania, selecciones que se consagraron en 2010 y 2014 respectivamente, se presentan como las grandes candidatas para avanzar a los octavos de final.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
4 de noviembre de 2022 - 14:55

Si bien el Mundial de Qatar 2022 no tiene ningún "grupo de la muerte", se podría asegurar que el E es uno en el que a nadie le hubiese gustado caer. España y Alemania, selecciones que se consagraron en 2010 y 2014 respectivamente, se presentan como los grandes candidatos para avanzar a los octavos de final, pero no la van a tener nada fácil.

Otro de los integrantes del grupo es Costa Rica, que en Brasil 2014 dio una de las mayores sorpresas al avanzar como primera en el grupo que integraba con Italia, Uruguay e Inglaterra, e incluso llegó hasta los cuartos de final.

El otro obstáculo será Japón que, pese a no haber tenido actuaciones destacadas, ya es normal verlo en los mundiales y hasta estuvo muy cerca de dar uno de los grandes golpes y eliminar a Bélgica en los octavos de final de Rusia 2018.

Los candidatos del Grupo E

Alemania: Die Mannschaft es la segunda potencia del fútbol mundial después de Brasil y las estadísticas la avalan. Ganó cuatro Copas del Mundo y se ubica segunda en la tabla de puntos acumulados entre todas las ediciones mundialistas. Además, solo se ausentó en Uruguay 1930 (que casi no contó con la presencia de europeos) y Brasil 1950 (excluida por su papel en la Segunda Guerra Mundial).

Su primera estrella llegó en Suiza 1954, cuando dio uno de los mayores batacazos en la historia de los mundiales. En aquella edición había sido goleada por 8 a 3 en la fase de grupos por la Hungría de Ferenc Puskás y Sándor Kocsis. Pero en la final se dio el resultado más inesperado: los húngaros se habían puesto 2 a 0 arriba en solo ocho minutos de partido, pero los teutones dieron vuelta la historia con goles de Maximilian Morlock (10´) y Helmut Rahn (18´ y 84´).

Su segunda consagración fue en 1974 y frente a su gente. En la primera fase se dio un partido histórico, en el que se enfrentaron Alemania Federal frente a Alemania Democrática (triunfo para estos últimos por 1 a 0). Ya en la segunda fase consiguió meterse en la final gracias a los triunfos frente a Yugoslavia (2 a 0), Suecia (4 a 2) y Polonia (1 a 0).

En el partido que definió al campeón de la 10° Copa del mundo, Alemania volvió a dar el batacazo, al igual que en 1954, al superar por 2 a 1 a Países Bajos, un equipo que revolucionó para siempre la forma de jugar al fútbol y fue de los primeros en implementar lo que ahora se conoce como tiki tiki.

Los neerlandeses, comandados por un impresionante Johan Kruyff, se habían puesto en ventaja a los dos minutos con un gol desde el punto del penal, pero los locales dieron vuelta la historia en el Estadio Olímpico de Múnich gracias a las anotaciones de Paul Breitner y Gerd Müller, quien fue el máximo goleador de la historia de los mundiales con 14 hasta la llegada de Ronaldo.

En sus últimas dos consagraciones, Alemania debió vencer en las finales a la Argentina y, en ambas ocasiones, hubo jugadas que generaron muchísima polémica. La primera, que fue en Italia 1990, en un partido que terminó 1 a 0 gracias al discutido penal cobrado por el árbitro mexicano Edgardo Codesal que Andreas Brehme convirtió en gol a los 40 minutos del segundo tiempo. .

La segunda final que el elenco europeo le ganó a la Argentina fue en Brasil 2014, en un encuentro donde el equipo dirigido por Alejandro Sabella tuvo las mejores oportunidades e incluso no le cobraro un claro penal de Manuel Neuer sobre Gonzalo Higuaín.

Finalmente, los alemanes se impusieron por 1 a 0 por el gol de Mario Götze a los 113 minutos.

Uno de los datos que más impresiona sobre la Selección alemana es que nunca estuvo más de dos participaciones mundialistas sin llegar a la final. Además de sus consagraciones en 1954, 1974, 1990 y 2014, Alemania alcanzó el partido decisivo en 1966 (4 a 2 frente a Inglaterra), 1982 (3 a 1 ante a Italia), 1986 (3 a 2 frente a la Argentina de Diego Maradona) y 2002 (2 a 0 ante Brasil).

Y la cuenta no termina ahí: también se subió al podio alcanzando el tercer puesto en Italia 1934, México 1970, Alemania 2006 y Sudáfrica 2010.

España: la Selección española no había podido redondear buenas participaciones en los Mundiales hasta el comienzo de su época dorada, cuando ganó de manera consecutiva la Eurocopa 2008, el Mundial 2010 y la Eurocopa 2012. .

Previamente, solo había alcanzado un cuarto puesto en Brasil 1950 y los cuartos de final/segunda fase en Italia 1934, España 1982, Estados Unidos 1994 y Corea-Japón 2002.

En aquel recordado título en Sudáfrica 2010, España comenzó con el pie izquierdo tras caer por 1 a 0 frente a Suiza, pero se recuperó con triunfos por 2 a 0 frente a Honduras y 2 a 1 ante Chile para finalizar en la primera colocación.

En los octavos de final superó a la Portugal de Cristiano Ronaldo, en cuartos a la sorprendente Paraguay dirigida por el Gerardo "Tata" Martino y en semifinales a Alemania, por 1 a 0 a las tres selecciones.

En la final, este resultado no fue la excepción. En un partido para el infarto, en el que el arquero Iker Casillas pasó a la historia tras atajarle un mano a mano impresionante a Arjen Robben, España se impuso por 1 a 0 a Países Bajos por el gol de Andrés Iniesta a los 116 minutos en el Estadio Soccer City de Johannesburgo. .

Pese a arribar como candidata en Brasil 2014 y Rusia 2018, España no pudo tener buenas actuaciones en los últimos dos Mundiales. En el primero de ellos se fue en la primera ronda (goleada 5 a 1 frente a Países Bajos incluida), mientras que en la última Copa del Mundo cayó frente a los locales, en penales, en los octavos de final.

Los que van en busca del batacazo

Costa Rica: tuvo su primera participación en Italia 1990, dando la sorpresa y llegando a los octavos de final, donde perdió por 4 a 1 frente a Checoslovaquia.

En su primera participación mundialista alcanzaron los octavos de final.Volvió para la edición de Corea-Japón 2002 y la de Alemania 2006, aunque en ambas se fue en primera ronda.

Su retorno a un Mundial fue en Brasil 2014 y le tocó el grupo de la muerte de aquella edición. Sus rivales eran nada más y nada menos que Uruguay, Italia e Inglaterra, pero contra todo pronóstico, Costa Rica debutó con una goleada por 3 a 1 a Uruguay, se aseguró la clasificación al vencer por 1a 0 a Italia y además igualó en la última fecha frente a Inglaterra para avanzar primera y dar una de las mayores sorpresas en la historia de los mundiales.

Ya en los octavos de final, superó a Grecia por penales tras empatar 1 a 1 en los 120 minutos. La ilusión de los centroamericanos llegó a su fin en los cuartos de final, cuando perdieron por 4 a 3 en los penales ante Países Bajos.

Pese a su destacado papel en Brasil 2014, Costa Rica se despidió de Rusia 2018 con una floja actuación en la que solo consiguió un empate frente a Suiza en el último partido.

Japón: su primera participación mundialista fue en Francia 1998, aunque fue una de las peores selecciones de aquella edición y se despidió del certamen sin sumar puntos.

A partir de allí, los asiáticos participaron de manera ininterrumpida en la Copa del Mundo e incluso alcanzaron los octavos de final en Corea-Japón 2002, Sudáfrica 2010 y Rusia 2018, y en todas ellas estuvieron muy cerca de conseguir el triunfo.

Te Puede Interesar