sábado 24 sep 2022
Impactados por la aceleración en el nivel de precios

Los depósitos en pesos cayeron casi 3% en agosto

Los depósitos en pesos a la vista fueron los impulsores de la caída, ya que visualizaron una contracción del 5,1% intermensual real.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
6 de septiembre de 2022 - 17:25

Luego de tres meses con una dinámica positiva, en agosto los depósitos en pesos se contrajeron un 2,8% real en la comparación con julio. En términos anuales se contrajeron por primera vez en el año, aunque lo hicieron marginalmente (-0,6% interanual real), impactados por la aceleración en el nivel de precios, según informó la consultora LCG.

Al interior, los depósitos a la vista fueron los impulsores de la caída, ya que visualizaron una contracción del 5,1% intermensual real, principalmente por una caída del 7,6% intermensual real en las Cajas de Ahorro, destacó el informe.

Y añadió que en términos anuales se contrajeron a una tasa del 4,2% real, lideradas por las Cuentas Corrientes (-7,6% interanual real). En tanto, en contraposición, los plazos fijos mostraron un crecimiento del 1,7% intermensual real (+4,1% interanual real).

“Ante la expectativa de una mayor devaluación acompañado de un incremento adicional en la tasa de interés, podría suponerse que parte de los desarmes de cuentas a la vista se destinaron a la conformación de plazos fijos o a la compra de dólar ahorro”, analizó la consultora.

Asimismo, destacó que, al interior de los plazos fijos, “se observó un cambio de dinámica que se deriva de lo expuesto en el punto anterior, al haberse observado una contracción del 5,1% intermensual real en los ajustables UVA, siendo la primera caída en lo que va del año”.

Mientras que, en el crecimiento promedio de los plazos fijos totales durante agosto, los ajustables UVA aportaron menos de un 0,5%.

Préstamos

En este punto, LCG destacó que la leve recuperación durante el mes de junio (+1,2intermensual real) no logró consolidar una tendencia y los préstamos en pesos se volvieron a contraer en agosto: 1% intermensual real.

Añadió que en términos anuales continúan posicionándose en terreno positivo debido a las bajas bases de comparación (+1,2% real).

En otro orden, señaló que los préstamos a las empresas volvieron a caer por segundo mes consecutivo (-0,3% intermensual real; +10,4% interanual real), principalmente por una caída en los Adelantos (-1,2% m/m real).

La consultora señaló que los Créditos al Consumo cayeron nuevamente, aunque moderando su contracción respecto a julio (-1,6% intermensual real, contra -3% intermensual real en julio).

“Al interior se observaron dinámicas negativas tanto en los Préstamos Personales como en los financiamientos a las tarjetas de crédito (-1,7% intermensual real y -1,6% intermensual real, respectivamente)”, detalló.

Asimismo, afirmó que los Préstamos con Garantía Real se contrajeron un 1,2% intermensual real. “En este caso, la dinámica volvió a estar impulsada por los créditos hipotecarios, los cuales cayeron un 3,4% real, mientras que los prendarios visualizaron un crecimiento marginal del 0,9% real”, amplió.

“Luego de la elevada contracción de los depósitos en dólares durante el mes de julio (u$s-901 M), se volvió a observar una caída en agosto, aunque en menor medida (u$s-114 M), representando una variación del -0,8% respecto a finales de julio”, consideró la consultora.

Respecto al futuro, el informe de LCG destacó: “La convalidación de expectativas de nuevos aumentos de tasa de interés seguirán motivando mayores dinámicas demandantes de las colocaciones a plazo tradicionales, implicando esto una mayor contracción de las cuentas a la vista. Sin embargo, en caso de recuperarse la demanda de títulos públicos por parte del sector privado, producto de una mejor perspectiva fiscal, podría verse una contracción de la demanda de depósitos a plazo. Por su parte, la salida de los depósitos en dólares dependerá de la estabilidad política que pueda llegar a lograrse con las políticas del nuevo gabinete”.

En relación a los préstamos, afirmó que un escenario de caída de la actividad, como la que esperan para la segunda mitad del año tendrá un correlato directo sobre la dinámica de créditos, sumado esto al nuevo escenario de aumento de tasas de interés que terminará por deprimir el lado de la demanda.

“Esperamos una retracción del stock y aumento de la morosidad”, concluyó la consultora.

Te Puede Interesar