Salarios

Capitanich y el Gobierno aclaran: "las paritarias 2014 no tendrán techo"

El Jefe de Gabinete buscó negar así que el Gobierno nacional tenga previsto establecer un tope para las negociaciones salariales.

Por Sección Economía

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, rechazó ayer que las próximas paritarias vayan a tener un techo y afirmó que serán una "negociación libre" entre la parte empresaria y los trabajadores.

Capitanich buscó negar así que el gobierno nacional tenga previsto establecer un tope para las negociaciones salariales, al señalar que, en la Argentina, ese mecanismo es de "negociación  libre entre las partes".

En su habitual conferencia de prensa en la Casa Rosada, el jefe de ministros aclaró que no es la intención del Gobierno sea fijar un techo del 20 por ciento para las futuras paritarias, como lo vienen advirtiendo en la oposición.

Capitanich se expresó en estos términos en momentos en los que, además, existe una diferencia de alrededor de 10 puntos porcentuales entre lo que pretenden los gremios más fuertes del país y el porcentaje de aumento salarial al que pretenden llegar los empresarios en las próximas paritarias.

Si bien el nuevo acuerdo de precios que el Gobierno espera cerrar en estos días con grandes cadenas de supermercados y demás comercios tiene por objetivo evitar subas justo antes de fines de año, y de que comiencen las negociaciones salariales de 2014, referentes sindicales ya dejaron en claro su postura con respecto al aumento de haberes que reclamarán.

"No hay margen para congelar salarios", subrayó el dirigente del gremio de la Sanidad Héctor Daer, aliado al Frente Renovador que encabeza Sergio Massa.

"Ninguna organización sindical va a ir a una negociación sin recomponer el poder adquisitivo del salario. Se va a negociar en base a la inflación de este año", aseguró Daer en las últimas horas, coincidiendo con colegas gremiales que pretenden lograr mejoras de haberes del 25% para 2014.

Los sindicalistas advirtieron que "nadie va a firmar aumentos del 15 por ciento con una inflación de 25 por ciento" porque "eso es directamente suicida".

Es más, los gremios docentes agrupados a la CGT oficial, que lidera el metalúrgico Antonio Caló, adelantaron que reclamarán un piso de incremento salarial del 28% para el próximo año.



"No vamos a aceptar un tope salarial por debajo de la inflación, del 25 al 26 por ciento", enfatizó por su parte Jorge Lobais, jefe de la Asociación Obrera Textil (AOT).

En la misma línea, el líder de la CGT opositora, Hugo Moyano, subrayó que solamente aceptará un acuerdo salarial que incluya "un beneficio real" para los trabajadores.

Los empresarios, por su parte, advirtieron que los sueldos se duplicaron medidos en dólares a la cotización oficial en los últimos años, por lo que verían con buenos ojos poder reducir el peso de las próximas paritarias a 15% de aumento, es decir, 10 puntos porcentuales menos que el piso pretendido por los líderes sindicales para 2014. Fuente: NA

Te Puede Interesar