De exportación

Autorizan a Bagó a comercializar la vacuna antiaftosa en EE.UU.

La empresa recibió la aprobación en los distintos controles por parte del gobierno de aquel país.

Por Sección Economía

La empresa Biogénesis Bagó recibió la aprobación en los controles de pureza, seguridad, potencia y eficacia que realiza habitualmente Estados Unidos por lo que, en caso de brotes de fiebre aftosa, la vacuna Bioaftogen -producida en la Argentina podrá ser administrada en ese país.

La administración de este producto profiláctico en EE.UU. se realizará bajo la supervisión del Servicio Veterinario del Departamento de Agricultura, como parte de sus programas de control de enfermedades animales.

"Es un paso muy importante porque significa un ejemplo de evolución tecnológica en nuestro país, que no sólo es la evolución de Biogénesis Bagó, sino de instituciones científicas como el INTA, el CONICET y el SENASA", afirmó el director de operaciones del laboratorio, Rodolfo Bellinzoni.

En igual sentido, señaló que "para la tecnología de vacuna antiaftosa desarrollada en Argentina, es un paso muy importante, porque es la primera vez en el mundo que una empresa licencia este producto en Estados Unidos".

Desde 2001, Biogénesis Bagó es el único Banco de Antígenos y Vacuna para fiebre aftosa de la Argentina; y desde 2006 es proveedor del Banco Norteamericano de Antígenos de Fiebre Aftosa, que protege a Canadá, Estados Unidos y México.

Con la licencia, el mecanismo de comercialización en caso de un brote en Estados Unidos sería mucho más rápido porque "hay disponibilidad y stock" para exportar la vacuna cuando ese país lo requiera, indicó Bellinzoni.

En tanto, el registro de la vacuna en Estados Unidos se llevó a cabo a través del Transboundary Animal Biologics Inc (TABI) y fue aprobado en julio último.

"La planta de Biogénesis Bagó ha sido inspeccionada por el USDA- APHIS Center for Veterinary Biologics y cumple con todos los requerimientos de producción exigidos para las vacunas de alta calidad. (Biogénesis Bagó) produce con los mismos estándares que lo hacen todos los elaboradores de vacunas en Estados Unidos", afirmó James Roth, presidente del TABI durante un encuentro con la prensa.

Bellinzoni señaló que este reconocimiento, "eventualmente, abriría las puertas a Biogénesis Bagó para futuras provisiones a otros bancos de emergencias sanitarias como el de Australia y la Unión Europea".

Por su parte, Alejandro Gil, director de la empresa, indicó que "esta aprobación significa un salto hacia la globalización, ya que los estándares estadounidenses de exigencia son los más altos del mundo; al ser aprobados allí, se abrirán otros mercados de países centrales".

La empresa tuvo en 2010 una facturación anual de unos 100 millones de dólares y es actualmente el mayor productor mundial de la vacuna antiaftosa, con una capacidad de producción anual de 200 millones de dosis multivalentes, que cumplen con los requerimientos de la Organización Mundial de Salud Animal (OIE)

Fuente: Télam.

Te Puede Interesar