martes 9 ago 2022
se desploman los mercados

Prevén que el país enfrentará la crisis con una estrategia similar a la del 2008

Argentina intentará “administrar el tipo de cambio, avanzar en una diversificación de sus ventas externas y evitar endeudarse”, indicó la Fundación para el Desarrollo.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Sección Economía 9 de agosto de 2011 - 07:25

La Fundación de Investigaciones para el Desarrollo (FIDE) destacó que la Argentina “atravesó con daños menores los impactos de la primera fase de la crisis financiera 2007/8", y en frente al nuevo escenario de volatilidad intentará "repetir la estrategia" consistente en potenciar el mercado interno, estimulando el gasto público y privado.

El país, además, intentará “administrar el tipo de cambio, avanzar en una diversificación de sus ventas externas y evitar endeudarse para cumplir con los pagos de la deuda que heredó”, indicó FIDE en su informe mensual.

Este rumbo, añadió, supone “perfeccionar la política económica, con el propósito de aumentar la tasa de inversión de modo compatible con imponer una solución estructural de largo plazo al secular problema inflacionario”.

El informe recuerda que en la anterior fase crítica atravesada por las finanzas mundiales “la Argentina consiguió mantenerse bastante preservada, aún pese al notorio derrumbe en los mercados de materias primas agropecuarias, combinado con una caída de nuestra producción agropecuaria”.

Ese “buen desempeño” se debió “a las políticas dirigidas a sostener la demanda interna”, indicó FIDE.

La entidad sostiene que “esta vía de la política económica se ha convertido en un objetivo central para la estrategia de largo plazo, como el Gobierno ha explicitado reiteradamente”.

El informe destaca que la inversión en obras públicas sirvió tanto para mejorar la oferta de servicios como para estimular el gasto privado en bienes de capital, con un claro efecto de sobre el resto de la economía.

A la vez, el consumo interno registró incrementos respectivos de 50% en el sector privado y de 8% en el público.

“El papel que está jugando el Estado en la economía se refleja en el comportamiento de las cuentas públicas, donde los egresos avanzan a una tasa del 35% anual, mientras los ingresos lo hacen al 30%”, agrega FIDE.

El equilibrio del sistema, explica, se garantizó, hasta el presente, con los aportes de utilidades generadas por el Banco Central y parte de los rendimientos que arrojan los activos en poder de la ANSES.

Esta última fuente se respalda en un stock valuado en más de 192 mil millones de pesos, monto que virtualmente duplica al que tenían cuando el sistema fue estatizado a mediados de 2008, según precisa el informe.

En las últimas semanas el gasto de las familias, por su parte, registró "un nuevo empujón", originado en los incrementos salariales acordados en las Paritarias más el pago del medio aguinaldo, lo que supondría para la variable "consumo privado" un incremento no inferior a 8% para el segundo trimestre.

FIDE subraya que el impacto sobre los precios de este shock en la demanda está siendo menor al esperado, por lo que “no cabe descartar que en agosto o septiembre se produzcan inyecciones adicionales de dinero, como por ejemplo las derivadas del aumento en jubilaciones, la segunda cuota de los aumentos pactados con los sindicatos y el probable incremento en las asignaciones por hijo”.

En cuanto a las consecuencias de esas medidas en la evolución de los precios “no son neutras, pero tampoco explosivas”, concluyó el informe.

Fuente: 26 Noticias

Te Puede Interesar